Geografía Política Factores Que Generan Conflictos entre Paises



Geografía Política Factores
Que Generan Conflictos entre Países

Geografía política y Geopolítica

Todos estos temas tienen una ubicación precisa dentro de la ciencia geográfica, ya que ésta contiene una disciplina específica: la Geografía política, cuyo cometido fundamenta! consiste en el estudio de la Tierra como habitación de las sociedades humanas, las divisiones convencionales de su superficie, la distribución de la sociedad humana en sociedades y naciones y el modo de vida y condiciones de existencia de cada agrupación étnica, social, religiosa, política, cultural, etcétera.

Al mismo tiempo, la Geopolítica constituye otra rama de la ciencia genera! y tiene como objeto principal de estudio la evaluación y análisis sistemáticos de los factores económicos, geográficos o raciales intervinientes en la formulación de las políticas nacionales e internacional. Como materia de estudio, la geopolítica ha sobrepasado los límites naturales de pertenencia al abanico de temas que abarca la ciencia geográfica, para caer dentro del radio de acción de la política contemporánea.

Las primeras y más serias formulaciones al respecto se deben al escritor y naturalista alemán Friedrich Ratzel (1844-1904), con una vasta y variada bibliografía de su procedencia, en la que se destacan obras como Anfropo-geografía, Las artes de los pueblos y Geografía política.

Precisamente de este último libró se deducen los postulados principales que erigen a la geopolítica en una teoría política por la cual la configuración y situación geográfica de los distintos Estados determinan su desarrollo histórico. Este libro, que data de 1897, sirvió de inicio para una corriente de pensamiento que retomaron, pocas décadas después, otros geógrafos alemanes.

Los más conspicuos representantes fueron Kjellen, quien la definió «ciencia del Estado como organismo geográfico y, de modo significativo, como soberanía«, diferenciándola de la Geografía política, y Mauli y Haushofer, quienes la convirtieron en un instrumento ideológico favorable a los planes expansionistas y de conquista del Tercer Reich. De esta manera, la contaminación con la materia política viva alcanzó tal magnitud que la disciplina perdió lo específico de ella como método científico valioso para el análisis de las cuestiones atinentes a las políticas de los Estados.

Posteriormente, en otros países y sobre todo a la finalización de la segunda guerra mundial, se desarrollaron diversas escuelas de geopolítica acordes con las proyecciones que por ese entonces adquiría el accionar de las principales naciones. De todos modos, ésta continúa conformando un vasto campo de interpretación y polémica, siempre abierto a cambios y modificaciones, en razón de propugnar logros particulares de cada uno de los Estados que intervienen en la confección de los lineamientos de la política internacional.

Por otra parte, es obvio señalar que una de las motivaciones principales que operan en la base de cualquier formulación geopolítica son las riquezas naturales y económicas de los países, puesto que según sea la situación económica de un país existirá un determinado proyecto en lo que atañe a su concepción y práctica geopolítica.

Factores de y convictos entre las naciones

otanPor lo general, las necesidades de abastecimiento interno de un país, en lo referente a materias primas, o bien de conquista de nuevos mercados para sus productos elaborados, han originado múltiples situaciones históricas de penetración financiera, cultura!, y hasta militar en pos de la obtención de los bienes requeridos.

La historia es pródiga en ejemplos que demuestran cómo, en circunstancias de crecimiento nacional impetuoso o de expansión incontrolada, ciertas naciones no han vacilado en la búsqueda de sus propósitos incluso fuera de las propias fronteras, llegando en muchas ocasiones a trasladarse hasta lejanas tierras para satisfacer sus necesidades.



En tal sentido, una de las limitaciones de primer orden en el desenvolvimiento económico-social de un país es su carencia de una sal ida marítima, o, como se denomina tal fenómeno, su mediterraneidad. En virtud de ella, la comunicación fluida con los demás países se torna sumamente dificultosa y en ocasiones prácticamente imposible, lo que entorpece las posibilidades de intercambio comercial y desarrollo nacional.

Un claro ejemplo ilustrativo lo conforma la ubicación geográfica de Solivia, que en el pasado cercano perdiera su posibilidad de salida directa al mar en un enfrentamiento bélico con países vecinos.

La presencia de bases militares en territorios extranjeros representa otro de los temas candentes del mundo contemporáneo. Aunque no es una situación exclusiva del siglo XX, ya que en todas las épocas y lugares se produjeron antecedentes al respecto, la evolución del equilibrio de fuerzas mundial en las tres últimas décadas ha determinado la apertura de procesos antes inéditos, como el fin de la dependencia colonial de numerosos países y su consiguiente surgimiento como nuevos Estados activos y presentes para la elaboración de la marcha de la humanidad en todos los órdenes.

Sin embargo, aún subsisten formas larvadas, como remanentes del pasado, de algunos importantes enclaves militares extranjeros en países ajenos. Esto es así, además, por razones de índole estratégica y de seguridad nacional, pues configuran un sistema defensivo-ofensivo perteneciente a cada uno de los dos grandes bloques de poder que influyen decisoriamente en el trazado y mantenimiento de las grandes pautas que hacen a la política y la paz internacionales.

Esta distribución de fuerzas militares a lo largo de casi todos los países corresponde a un cinturón de alianzas, continentales y extracontinentales, en el que juegan su prestigio y poderío, bélico y nacional, las naciones más poderosas de la Tierra.

Y que, a su vez, cuentan con un avanzado grado de sofisticación y desarrollo tecnológico en su equipamiento bélico, así como un impresionante número de efectivos en sus fuerzas armadas. EE.UU., la U.R.S.S., China continental, Francia, Alemania e Inglaterra integran el conjunto de las principales potencias del orbe que, en materia bélica, poseen la mayor concentración militar en lo que respecta a potencial humano y de pertrechos, aunque las verdaderas cifras son un total secreto de Estado de cada país.

Además, por medio de organismos creados especialmente para este fin (en la década del 50) tanto el mundo occidental como el bloque oriental nuclean sus fuerzas armadas en esquemas estratégicos globales, en organismos como la OTAN. (Organización del Tratado del Atlántico Norte) para el hemisferio occidental y el Pacto de Varsovia para los países integrantes del grupo socialista europeo. Estos sistemas basaron su razón de ser en el mantenimiento de la correlación de fuerzas a escala planetaria, siempre más o menos pareja, como manera de impedir una confrontación directa, y, en consecuencia, necesitan la actual distribución de bases militares diseminadas por todos los continentes.

El intrincado ajedrez que significa el desarrollo de la política mundial, y sus distintos pianos, impone un enfoque desapasionado y objetivo, en busca de las causas múltiples que intervienen en el origen y proceso de las grandes sacudidas históricas por las que, en cada etapa, va atravesando el desenvolvimiento de la humanidad, ya que siempre el protagonista principal de los hechos es el individuo, medida de todas las cosas, en directa y estrecha relación con su propio mundo.

De ahí entonces el porqué de una Geografía humana que, sin perder nunca su esencia objetiva y esclarecedora, cumpla su misión didáctica y formativa mostrando lo multifacético y vivo del panorama y del universo en que el hombre hace su morada y forja su vida.

Ver: Geografía del Mundo



juegos siete diferencias

noparece

fotos

creencias

anticonceptivos

mujeres

actitudes



------------- 000 -----------

imagen-index

------------- 000 -----------