Historia de Corea Hasta La Guerra Fría Particion en el Paralelo 38



Historia de Corea y la Guerra Fría
Partición en el Paralelo 38

Los orígenes de Corea son legendarios. Al principio de su período histórico sufrió fuerte influencia china. Luego, la dinastía Li presidió los destinos del país hasta su anexión por el Japón en 1910. La segunda guerra mundial señaló el fin de la dominación japonesa, y Corea quedó dividida en dos zonas: al norte, soviética; al sur, norteamericana. La guerra de Corea, que duró de 1950 a 1953, no modificó esta situación.

Según la leyenda, la historia de Corea empezó el año 2333 antes de Jesucristo con el nacimiento de un personaje mítico llamado Tnagún, primer rey de Corea.

Los descubrimientos arqueológicos confirman la antigüedad del pasado prehistórico de Corea, pero los primeros antecedentes precisos datan del 108 antes de nuestra era en que los chinos fundaron cuatro colonias en el noroeste de Corea. Lolang, con su capital Pieng-Yang, era la más importante. Corea, en donde vivían los pueblos de los Han, escapaba al dominio político de China, pero experimentaba su influencia en el plano cultural.

El primer período de la auténtica historia de Corea se inicia en el 57 antes de Jesucristo, y recibe el nombre de período de los tres reinos: Kokuryo, Paikche y Silla. A pesar de reconocer la soberanía china, el reino de Silla extendió su influencia unificando los pueblos de la península coreana. La influencia china se manifestaba principalmente en los criterios religiosos y artísticos.

Más tarde, la dinastía Li ocupó el trono hasta 1910, fecha de la anexión por Japón. Durante esta dinastía, Corea disfrutó de gran prosperidad cultural y artística.

En 1627, China se adueñó del país que, aunque siguió conservando su independencia, fue a partir de entonces un Estado vasallo.

Corea practicó durante largo tiempo una política de aislamiento, manteniéndose voluntariamente apartada. En 1653, al naufragar cerca de la isla de Saishu (Cheju en coreano) una nave holandesa, cuyos 36 supervivientes llevaron a Seúl, se produjo el primer contacto con Occidente. Pero no se establecieron verdaderos contactos hasta 1865, en que naves de distintas nacionalidades fueron a atracar en Corea.

Las flotas francesa, norteamericana y japonesa tuvieron que vérselas con los coreanos en varias ocasiones. En 1876, los japoneses impusieron a los coreanos relaciones diplomáticas con el Micado. Seis años más tarde, Estados Unidos era el primer país occidental que firmaba un acuerdo con Corea.

A partir de este momento, Corea dependió cada vez más de Japón, que se había convertido en Estado moderno. Como ya hemos explicado, esta situación iba a ser la causa de la guerra chino-japonesa de 1894-1895. El Tratado de Shimonoseki impuso a China la condición de otorgar a Corea una completa autonomía. Cuando, en febrero de 1904, estalló la guerra ruso-japonesa, los nipones enviaron tropas a Corea.

Dos semanas más tarde, el emperador de Corea se veía obligado a firmar un tratado de alianza en el que Japón garantizaba la independencia e integridad territorial de Corea, que, en contrapartida, permitía a Japón utilizar el territorio coreano como base en sus operaciones militares contra Rusia.



Japón se reservó también el control de las comunicaciones postales, telefónicas y telegráficas. Por la paz de Portsmouth, firmada en 1905, Rusia reconocía que Corea caía bajo el control de Japón. Estados Unidos y Gran Bretaña se inclinaron igualmente ante esta situación.
En 1910, Japón pasó a la anexión pura y simple de Corea.

El emperador de Corea fue proclamado príncipe del palacio y recibió el título de «alteza imperial». Al frente del nuevo régimen pusieron a un gobernador general que dependía directamente del emperador de Japón. Todos los puestos clave fueron ocupados por japoneses, que impusieron en Corea un régimen de terror policíaco.

Y, sin embargo, el trabajo de las autoridades japonesas no fue nada fácil, pues tenían que hacer frente a un nacionalismo que se hacía cada vez más fuerte. Estallaron varias revueltas, y numerosos cabecillas coreanos hubieron de buscar refugio en Estados Unidos, en China, en Manchuria o en Siberia.

La segunda guerra mundial puso fin a la dominación japonesa. El 8 de agosto de 1945, Corea declaró la guerra a Japón, y el 12 de agosto tropas soviéticas entraban por el norte del país. Semanas más tarde, los soldados norteamericanos desembarcaron en el sur. Corea fue entonces dividida en una zona soviética al norte y una zona norteamericana al sur, separadas por el paralelo 38.

Desde febrero de 1946, los norteamericanos establecieron un consejo consultivo presidido por Syng-man Rhee. En el norte, la persona colocada a la cabeza del Gobierno fue el comunista Kim II Sung. Se hicieron tentativas en varias ocasiones para unir el norte con el sur, pero todas fracasaron.

También, en 1947, Estados Unidos planteó ante la asamblea general de las Naciones Unidas la cuestión de la reunificación de Corea, y aquélla decidió organizar unas elecciones libres en todo el país bajo el control de la ONU.

//historiaybiografias.com/archivos_varios5/corea.jpg

Los coreanos se mostraron contrarios a esta iniciativa. En julio de 1948, Syngman Rhee fue nombrado presidente de Corea del Sur, mientras, más allá del paralelo 38, Kim II Sung fundaba una «república popular».

Después de haber violado la frontera en varias ocasiones, los norcoreanos invadieron Corea del Sur el 25 de junio de 1950. Era el principio de la guerra de Corea. Las Naciones Unidas acudieron en ayuda de Corea del Sur, pero no pudieron impedir que la guerra durara más de tres años; es decir, hasta el 27 de julio de 1953.

Esa guerra costó la vida a más de un millón de personas y amenazó la paz internacional.



En 1960, y como consecuencia de la irregularidad de las elecciones, Syngman Rhee se vio obligado a abandonar el país. Después, los presidentes y los Gobiernos, en Corea del Sur, se sucedieron unos a otros. En Corea del Norte las dificultades por las que atravesó el Gobierno fueron debidas a la rivalidad entre comunistas pro chinos y comunistas pro soviéticos.

Ver: La Guerra de Corea

Cincuenta años más tarde, los dos presidentes de las dos Coreas, el norcoreano Kim Yong Il y el surcoreano Kim Dae Jung, celebraron desde el 13 hasta el 15 de junio de 2000 en Pyongyang la primera cumbre entre ambos países desde la separación. En aquella histórica reunión, ambos países adoptaron un principio de acuerdo para establecer relaciones diplomáticas. El proceso hacia una futura reconciliación vivió dos importantes y simbólicos episodios ese mismo año.

//historiaybiografias.com/archivos_varios5/corea1.jpg

Kim Dae Jung:
Tras convertirse en presidente de Corea del Sur en 1998, Kim Dae Jung comenzó a aplicar una política tendente a conseguir la reconciliación con Corea del Norte. En 2000 fue galardonado con el Premio Nobel de la Paz en reconocimiento a tales esfuerzos

 

 

juegos siete diferencias

noparece

fotos

creencias

anticonceptivos

mujeres

actitudes



------------- 000 -----------

imagen-index

------------- 000 -----------