El Partido de las Panteras Negras Luchas Por los Derechos de los Negros



El Partido de las Panteras Negras
Ideologia:Luchar Por los Derechos de los Negros

El Partido de Los Panteras Negras: El Partido de los Panteras Negras fue fundado en octubre de 1966 por Huey P. Newton y Bobby Seale en North Oakland, California. Desde entonces el Partido se transformó en una organización nacional con centros desparramados en todas las ciudades grandes del país que cuentan con una población negra numerosa.

En 1969,Edgar Hoover, director del FBI, lo señaló como «la mayor amenaza que enfrenta la Nación». La información acerca del partido que brinda la prensa norteamericana «oficial» es confusa y en el exterior su imagen está totalmente distorsionada. Dentro de los límites de espacio se presentarán algunos datos sobre la ideología, organización y práctica del Partido de los Panteras Negras.

partido panteras negras

El punto de partida de los Panteras fue el Programa redactado por Seale y Newton en octubre de 1966. Ellos provienen, como Malcolm X, de los estratos más bajos y como él se propusieron organizar al «negro de la calle» (nigger óff the block) para la defensa de sus derechos; para la defensa contra la opresión del sistema que se los ha negado, pero para los Panteras Negras, esta opresión sólo terminará con la construcción de un sistema socialista.

«El programa del partido intenta reflejar las necesidades y aspiraciones del negro del ghetto, la realidad de su vida cotidiana y su experiencia histórica, interpretadas según principios de aplicación universal.» Esto permite que el negro del ghetto pueda identificarse con sus postulados, educarse políticamente acerca de su derecho a que estas necesidades sean satisfechas y organizarse para implementarlas. El partido ha sintetizado nuevos modos de lucha qué tienden a la creación de una conciencia revolucionaria y la organización política del lumpen proletariado negro.

Derecho a defenderse: La primera actividad de Huey P. Newton, Bobby Seale y sus partidarios, fue «patrullar» a los patrulleros policiales en el ghetto. Cuando ocurría cualquier incidente entre la policía y negros, se limitaban a observar y si un negro era tratado injustamente, lo instruían acerca de sus derechos constitucionales. Para ello habían estudiado cuidadosamente la legislación pertinente a arrestos, etc. Su objetivo era crear en el negro del ghetto la conciencia de sus derechos a defenderse de la brutalidad policial.

En mayo del 67 se presentaron en la Legislatura del Estado de California cuando se debatía la modificación de la ley que autorizaba a los ciudadanos a portar armas de fuego cargadas siempre que lo hicieran públicamente (sólo era exigido permiso para la portación de armas de gran calibre). Unos 30 negros armados y uniformados ingresaron al Congreso cumpliendo con todas las disposiciones legales correspondientes y leyeron un mensaje sobre la necesidad de que los negros se defiendan de la violencia represiva.

Fueron arrestados y la ley fue modificada. Pero la prensa dio una amplia publicidad al suceso haciendo conocer a la organización en el nivel nacional. El partido se extendió notablemente.

Newton decía que «poder es la habilidad para definir un fenómeno y hacerlo actuar de la manera deseada»; en este sentido él ha exhibido una excepcional capacidad para definir cualquier situación en términos relevantes para la educación política de! negro, partiendo de las experiencias más comunes de su vida cotidiana.

Esto se basa en su análisis de la sociedad americana y de su evaluación de la situación de los negros dentro de ese sistema. «Las perspectivas para el negro y la negra del ghetto, para los Mumpen, son la cárcel, la muerte, el servicio militar o una vida generalmente corta, pero siempre dura y amarga. Todas las alternativas que nos ofrece el sistema tienen en común que nos destruyen de una manera antinatural. La situación del negro en los centros urbanos es tal que no le queda otra elección más que la acción revolucionaria.»



Violencia: Los Panteras se oponen a la violencia injustificada. «No usamos armas para disparar contra la gente blanca, sólo queremos defendernos de cualquiera, no importa su color, que injustamente trate de matarnos para impedir el cumplimiento de nuestros programas.» le Se oponen a la violencia espontánea.

El relato de Bobby Seale de su reacción frente al asesinato de «Pequeño» Bobby Hutton (primer miembro del partido, fue asesinado a los 17 años por la policía), refleja su proceso de educación política y la manera de convertirlo en un hecho colectivo. Pese a su rabia y dolor, exhortó a la multitud reunida en un mitin a rechazar la violencia espontánea: «en los levantamientos pasados la gente expresó su asco por las injusticias de la sociedad, pero ahora debemos organizamos y aprender a defendernos con armas cuando se nos ataca, pues de otro modo lo único que se logra es que los negros sean muertos, heridos y encarcelados.

Debemos pensar en la seguridad de nuestra gente, aun cuando nuestros propios hermanos sean asesinados, no debemos sacrificar ‘soldados de la libertad’ inútilmente». Es interesante señalar que esto ocurrió al día siguiente del asesinato del Dr. King que provocó levantamientos violentos en 21 ciudades excepto en las áreas bajo la influencia política de los Panteras Negras. Esto fue reconocido por la Comisión Nacional sobre las causas y prevención de la violencia (citado en el Boston Globe, 16-XII-69).

Enfrentan a la violencia represiva con una organización política y, cuando es necesario, con una violencia revolucionaria.

Racismo: El Partido de los Panteras Negras ha expresado desde sus comienzos su oposición a toda forma de racismo y ha llamado a una coalición y alianza de todas las personas y organizaciones que quieren luchar contra la estructura de poder.

«Nos consideramos como una nación dentro de la nación, pero no por razones racistas, sino como una necesidad para  nuestro progreso como seres humanos. No combatimos al racismo con racismo, lo combatimos con internacionalismo proletario. Los que quieren confundir nuestra lucha con problemas étnicos son los mismos que apoyan y mantienen la explotación de las masas del pueblo, la explotación de los blancos, negros, latinos, indios, chinos y japoneses pobres y de los trabajadores en general. Todos nosotros somos trabajadores —empleados o sin empleo— y nuestra unidad debe basarse en el derecho a la vida, la libertad y a la búsqueda de la felicidad.

Debe basarse en cosas prácticas como la supervivencia y el derecho del pueblo a la autodeterminación, para que sea posible forjar la solución de los problemas que todos enfrentamos. Creemos que nuestra lucha es una lucha de clases, no una lucha racial.» Para los Panteras, el sistema opresor, que es racista, y el sistema capitalista explotador, que perpetúa el racismo, son una misma cosa.

Servir al Pueblo: El Partido de los Panteras Negras ha organizado varios programas comunitarios que son conducidos en forma cooperativa: desayuno gratis para los chicos, clínicas para la atención médica gratuita de la comunidad, asesoramiento legal (para casos civiles y criminales y para la recolección de fondos para fianzas y gastos de defensa de los miembros del partido presos), empadronamiento de negros del ghetto (para que sean elegibles para constituir jurados), escuelas de liberación, préstamos de emergencia, transporte gratuito para los familiares de los presos políticos, etc.

«Estos programas exponen la contradicción que existe entre el sistema y las necesidades de la gente. Son una reafirmación viva del hecho que los cerdos de la estructura de poder no cumplen con sus obligaciones y de que el pueblo se moviliza para reivindicar sus derechos satisfaciendo sus necesidades por sí mismo de una manera cooperativa. Sacan a la gente del sistema y la organizan hacia una nueva alternativa. Los chicos negros que van hambrientos a la escuela todas las mañanas han sido organizados en su pobreza, el Programa los libera de un aspecto de esa pobreza. Esto es liberación en acción.»

 En las escuelas de liberación se enseña a los niños la historia negra en términos de lucha de clases, «para que conozcan la naturaleza de la sociedad capitalista que los oprime». También se los ayuda en las tareas escolares para compensar la deficiente educación que reciben en las escuelas de los ghettos.
Estos programas además de cumplir una función de ayuda social necesaria, sirven para organizar y educar políticamente a los negros de las comunidades. Los Panteras han enfatizado la importancia de integrar la educación política con la acción. Los miembros de! partido tienen la obligación de asistir a clases de educación política y de leer textos básicos. Cuentan con un periódico propio, «Pantera Negra», que en 1970 tenía una circulación semanal de 125.000 ejemplares. Está escrito, diagramado y distribuido por los «negros de la calle». El partido sostiene el principio de que sólo deben ser admitidos como miembros los merecedores, los realmente dedicados a servir al pueblo, los que son capaces de entender el significado de las reglas y filosofía del partido. El Partido de los Panteras Negras ha creado el negro nuevo, el negro revolucionario.



Cuatrocientos años de lucha contra la opresión se han sintetizado en estos negros que abren un futuro distinto para negros y blancos en su país. Pese a que el destino de esta organización en particular parece bastante incierto, las nuevas agrupaciones que están multiplicándose en los Estados Unidos aseguran la esperanza de un mundo mejor.

La represión contra los Panteras Negras
Sus actividades fueron investigadas por un Subcomité del Senado presidido por el senador McClellan (Arkansas). En 1968, el Secretario dé Defensa Clark Clifford anunció la creación de un comando contra disturbios raciales que tendría a su cargo el control de tropas federales destinadas a reprimir levantamientos y vigilar las actividades políticas de civiles.

La «Oficina de Servicios Especiales» de la Policía hizo del Partido el objetivo principal de sus operaciones y entrenó agentes negros que se infiltraron en la organización con particular intensidad desde 1968. Esto se hizo público durante el juicio a los 21 panteras de Nueva York donde varios de estos agentes actuaron como testigos del fiscal. Sus líderes fueron encarcelados: Newton, en 1967 y 1970, está actualmente en libertad bajo fianza; Bobby Seale, en 1969 y 1971.

En 1969, en Chicago fue acusado de conspiración por incitar tumultos durante la Convención Demócrata del 68. Durante el juicio se le negó el derecho constitucional a defenderse a sí mismo en ausencia de su abogado y fue amordazado y engrillado a su silla, hecho que conmovió a las asociaciones de abogados de ese país. Fue sobreseído pero el juez Hoffman lo condenó a cuatro años de prisión por lo que él consideró 16 manifestaciones de falta de respeto de la, corte.

De allí fue conducido a New Haven (Connecticut) para ser juzgado por imputación de asesinato, rapto y conspiración junto a Erika Huggins y otros panteras conocidos como los «14 de New Haven». El 25 de mayo del 71 fueron sobreseídos.

También en el 69 fueron detenidos los «21 de New York» acusados de conspiración y declarados inocentes el 13 de mayo del 71 después de sufrir dos años de cárcel. E1 5 de diciembre del 69, Mark Clark y Fred Hampton, líderes de Chicago, fueron asesinados mientras dormían y otros 5 panteras fueron heridos como resultado de un asalto policial a su hogar. «Desde el l-III al 25.VII del 68, 5 panteras fueron asesinados; del 6-X-68 al 20-XII-69, 15 panteras fueron asesinados.

Del 2-III-68 al 28-IX-69, 130 panteras fueron detenidos para interrogación; del 29-IX al 9-XII del 69 lo fueron 738. En un año la represión aumentó en una proporción de 1 a 7 (según Bamparts, junio 1970). Los ataques a los hogares de los panteras y a las sedes locales del Partido son constantes. E1 encarcelamiento de los líderes y miembros del partido significó además que el trabajo político de los partidarios y simpatizantes libres ha tenido que concentrarse en reunir fondos, organizar y movilizar al pueblo para la defensa de los presos.

Cleaver ingresó al partido en 1967 y ha debido exiliarse desde noviembre del 68. Esta campaña represiva parece haber logrado algunos de sus propósitos pues en marzo de 1971 el partido sufrió una crisis interna muy seria cuyas consecuencias son difíciles de precisar.

Fuente Consultada: Enciclopedia de los Grandes Fenómenos del Siglo XX Tomo 1



https://historiaybiografias.com/archivos_varios5/estrella1_bullet.png

ocio total

juegos siete diferencias

noparece

fotos

creencias

anticonceptivos

mujeres

actitudes

actitudes


puzzles


------------- 000 -----------

imagen-index

------------- 000 -----------