Guerra Estados Unidos- Mexico:Estado de Nuevo Mexico y Texas



Guerra Estados Unidos-México
Nacen Nuevos Estados: Nuevo Mexico y Texas

Mientras que Iberoamérica no había conseguido unificarse en una federación, Estados Unidos no sólo logró consolidar su régimen político constitucional, sino aumentar su territorio mediante una política de expansión de Tonteras culminada en 1850.

Medio siglo después de su independencia (4 de julio de 1776), la joven nación estadounidense hacia una afirmación de fuerza ante el viejo continente europeo, agitado por a crisis.

Convencido de ser un país destinado a guiar al mundo, se convirtió en la tierra prometida de los europeos, cuya emigración masiva comenzó en 1830.

Esta promesa de pan y libertad tendría un precio: el exterminio de los indígenas.

En el espíritu de libertad de los fundadores no figuraba la liberación de los esclavos negros: un problema sin resolver que casi un siglo después de la independencia generó una guerra civil (1861-1865).

Guerra Estados Unidos-México Los Nuevos Estados: Nuevo Mexico y Texas

Fue un conflicto bélico que enfrentó a México con los Estados Unidos entre los años 1846 y 1848. Se inició a consecuencia de las pretensiones expansionistas de los Estados Unidos, cuyo primer paso fue la creación de la República de Texas.

• Historia política

En el período 1808-1830 los aspectos más destacados de la evolución política fueron dos: la expansión territorial y la consolidación del nuevo régimen político nacido de la revolución.

La expansión territorial, a pesar de no seguir un plan preconcebido, se inició en 1815 y se cerró en 1853, después de alcanzar las fronteras actuales.

Este proceso fue desarrollado en tres etapas:

1) 1803-1819. Adquisición a Francia y a España de Louisiana y Florida.

2) 1823-1850. Expansión hacia el sureste en busca de mejores tierras del cultivo. Texas, colonizada en 1823, se declaró independiente de México en 1836 y provocó la guerra entre México y Estados Unidos.

El triunfo estadounidense culminó con un tratado de paz (1848) muy ventajoso: cesión de Texas, el sureste de las Rocosas (Nuevo México, Arizona, Nevada y Utah) y California, rápidamente colonizada a raíz del descubrimiento de las minas de oro (1848-1850).

3) 1850. Fijación de la frontera canadiense (1846) e incorporación de Oregón (1859).

La colonización de nuevas tierras la marcha hacia el oeste– completó la formación del territorio estadounidense.

La marcha hacia el sur y el oeste tuvo un gran perdedor: el indio.

La población indígena se vio desplazada hacia el oeste y el norte conforme avanzaba la marcha colonizadora, arrancada de sus tierras y confinada en reservas con apoyo del ejército.

Paralelamente a la formación territorial, se asentaron las bases de la futura política exterior.

Su línea de acción tuvo dos fuentes programáticas: la doctrina del presidente Monroe (1823) y el Destino Manifiesto (1845).

La «doctrina Monroe» fue la primera formulación de la diplomacia estadounidense; a cierre del continente americano la colonización europea y la oposición a cualquier tipo de intervención: «América para los americanos».

• ►EL CONFLICTO:

A pesar que la independencias de México fue en 1821, aun en 1846 seguía siendo un país débil e inestable, pero con una extensión enorme y con grandes recursos y riquezas, por lo que fue  una especie de botín para los países imperialistas.

Así podríamos decir que el enfrentamiento armado entre estas dos naciones fue producto de dos factores: por un lado el expansionismo y la ambición estadounidense; y, por otra parte, las luchas entre los distintos grupos políticos en México, que no lograban agruparse en torno a un proyecto de país.

Después de la Invasión estadounidense de 1846-1848 (*) y el Tratado de Guadalupe Hidalgo en 1848, México fue obligado a vender su territorio al norte del Río Grande y California, hoy conocido como el sudoeste estadounidense a los Estados Unidos de América por medio de tratados con Antonio López de Santa Anna, a cambio de la evacuación de la Ciudad de México y muchas otras áreas ocupadas por el ejército estadounidense.

A cambio de la mitad de su territorio, México recibió la cantidad de quince millones de dólares, más la condonación de tres millones de dólares de deudas que los estadounidenses reclamaban.

Con la derrota de México, Santa Anna se convertiría en uno de los hombres menos populares en la historia de México.

(*): Guerra EE.UU. – México: Esta invasión entre 1846-1848 fue debido a los intereses expansionistas de EE.UU., cuyo primer paso fue la creación de la República de Texas, estado mexicano se había separado de México, y este gobierno pensaba que aun podía reconquistarlo.

Al internarse las tropas estadounidenses (por orden de presidente Polk) en el territorio en disputa entre México y Texas, fueron atacadas y así dio inicio la guerra.

Dando término a las acciones bélicas se firmó el Tratado de Guadalupe Hidalgo donde México reconoció la independencia de la República de Texas, fijaba la frontera de ese Estado en el río Bravo y aceptaba la venta de los territorios de Alta California y Nuevo México a Estados Unidos a cambio de quince millones de pesos.

Fuente Consultada:
Atlas de Historia del Mundo Edición de Kate Santon
Enciclopedia de Historia Universal Espasa Siglo XXI
Civilizaciones de Occidente Tomo B. J. Spielvogel

El Siglo XIX en el Mundo

Crecimiento Economico de Argentina en el Siglo XIX

Los cientificos del siglo XIX:

Nuevas Fuentes de Energia en el siglo XIX

El Capitalismo Financiero Siglo XIX

Rusia en el Siglo XIX:Los Zares Alejandro

Enlace Externo:

La intervención estadounidense en México

La Historia del Mundo en Imágenes


Entradas Relacionadas Al Tema


------------- 000 -----------

imagen-index

------------- 000 -----------