Politica Colonial de Europa Antecedentes de las Invasiones



Política Colonial de Europa
Antecedentes de las Invasiones

Al promediar la primera década del siglo XIX los conflictos europeos tuvieron un episodio militar en tierras sudamericanas. Fruto de la lucha sostenida desde años atrás por Francia e Inglaterra a la que se vio arrastrada España fueron los ataques británicos contra la capital del virreinato rioplatense, en 1806 y 1807. Pero para los pobladores de este sector de América estos sucesos tuvieron una importancia mayor: constituyeron uno de los factores desencadenantes de los trascendentales acontecimientos del año 1810.

invasiones inglesas

ANTECEDENTES: LA POLÍTICA COLONIAL EUROPEA:

Los conflictos de España con Inglaterra y su repercusión en el Río de la Plata:
Como España ayudó a las colonias inglesas a lograr su independencia, Inglaterra inició una política hostil a la metrópoli.

No pocos americanos partidarios de la independencia, vieron en el posible apoyo anglosajón, obtenido a cambio de la promesa de futuras ventajas comerciales un medio para separarse de España. Estas concesiones económicas, concretamente la apertura de los puertos al comercio inglés, por otra parte, lejos de perjudicar favorecían a la reciente burguesía criolla.

La corona inglesa apoyó así a las posesiones españolas en sus proyectos emancipadores y secundó los planes del general venezolano Francisco Miranda, con lo que trataba de lograr nuevos mercados.

Desde Londres  organizó una sociedad que trabajaba por la independencia de Sudamérica llamada Gran Reunión Americana o Logia Lautaro, a la que ingresaronSimón Bolívar, Bernando O’Higgins, José de San Martín, Carlos María de Alvear, etc.

Así es como en 1790, 1798, 1801 y 1804 el patriota venezolano Francisco de Miranda presentó sucesivos proyectos al gabinete londinense pLA PRIMERA INVASIÓN INGLESA: ara concretar esas ideas.

Tras varios años de espera y de planear proyectos que no se concretaron, logró que el ministro inglés Pitt lo comisionase junto con sir Home Popham (imagen) para trazar un plan de ataque a América (1804). Aunque éste fracasó, Popham lo llevó a cabo en 1806, cuando se efectuó la primera invasión inglesa. Más tarde, obtuvo el apoyo inglés y norteamericano (1806) y pudo realizar una tentativa de desembarco en la costa norte de América del Sur, que resultó infructuosa.

También las naves inglesas apresaron algunas embarcaciones españolas; los españoles siguieron la misma táctica, sembrándose así la alarma en todo el Virreinato. Esta situación perjudicó enormemente a los habitantes de estas comarcas, pues además de hallarse incomunicadas con la metrópoli no podían comerciar.

Desde el siglo XVI los europeos, amparados por su técnica superior, e impulsados por sus necesidades comerciales y territoriales, se lanzaron a la conquista de mares y continentes, y  las rivalidades entre las potencias del Viejo Mundo en el terreno colonial fueron uno de los factores fundamentales de la política exterior europea.



Así, los conflictos anglo-franceses en América del Norte y la India, y las luchas de los españoles y lusitanos en torno al Río de la Plata tuvieron influencia primordial en las guerras europeas de 1701-1714, 1740-1748, 1756-1763. Tras el último de los choques citados, la llamada Guerra de los Siete Años, Inglaterra logró arrebatar a Francia el Canadá y la mayor parte de los territorios de la India.

En 1776 la revolución que daría origen a los Estados Unidos de América asestó, con el apoyo y complacencia de Francia y España un fuerte golpe al imperio colonial inglés.

Las colonias proporcionaban materias primas y constituían importantes mercados para las producciones de sus respectivas metrópolis. Éstas se cuidaban muy bien de conservar la exclusividad de tales beneficios aun en perjuicio de los pobladores de dichas colonias (tal el caso de la política económica española).

En Inglaterra fruto del capitalismo y del uso de máquinas movidas por medio de vapor, la industria británica se colocó muy por delante de la del resto de Europa, y comenzó una agresiva política imperialista que se convirtió en el rasgo característico de su desarrollo económico.

Su Majestad Británica tenía sobrados motivos para suponer que su acción en Hispanoamérica no seria mal recibida por los criollos. La posterior relación entre Inglaterra y las repúblicas americanas después de la emancipación de éstas, prueba que efectivamente, los intereses de aquella nación y de los grupos mercantiles americanos eran comunes.

NAPOLEÓN, ESPAÑA Y EL BLOQUEO CONTINENTAL. Francia, donde Bonaparte gobernaba como emperador desde 1804, era la principal enemiga de la Corona británica. España, conducida débilmente por Carlos IV y, principalmente por su favorito, Manuel Godoy, entró en la órbita de influencia de Napoleón y esta situación la condujo a la guerra con Gran Bretaña.

El 21 de octubre de 1805 el combate naval de Trafalgar marcó un hito decisivo en el conflicto. La escuadra franco-española, mal conducida por el almirante Villeneuve, fue despedazada por la armada enemiga. Fuerte, casi imbatible en el continente, donde obtendría poco después el resonante triunfo de Austerlitz, el estadista corso vio así desplomarse toda posibilidad de invadir las islas británicas.

Como había ocurrido en siglos pasados y como volvería a suceder una centuria más tarde. la flota inglesa. comandada en esta oportunidad por el almirante Nelson, ganó. con el dominio del mar la seguridad para el imperio mundial inglés. Fue ese uno de los hechos desencadenantes de los sucesos que ocurrirían meses después en el Plata.

Napoleón se lanzó a la guerra económica y reforzó sus medidas para cerrar os puertos franceses y aliados —prácticamente toda Europa— al comercio inglés. Y pese a las frecuentes violaciones del contrabando, la economía británica se vio seriamente perjudicada.

LOS VIEJOS PROYECTOS DE INGLATERRA:  Durante el siglo XVIII sucesivos gobiernos ingleses estudiaron varios proyectos, de diverso origen, destinados a lograr la irrupción comercial en Hispanoamérica.  Estos proyectos contemplaron múltiples posibilidades: desde la simple conquista militar hasta “la idea de fomentar insurrecciones locales que dieran origen a estados independientes, vinculados, claro está, con la política inglesa”.



En la segunda mitad del siglo XVIII los británicos se instalaron en las islas Malvinas que luego debieron abandonar. En 1762 naves de ese origen actuaron junto a los portugueses en las luchas por la Colonia del Sacramento.

El próximo paso seria el desembarco de sus flotas en las costa argentinas, así comenzaron las Invasiones Inglesas

Fuente Consultada: Historia 3 La Nación Argentina (kapelusz) – Wikipedia – Historia Argentina de Etchart – Douzon

https://historiaybiografias.com/archivos_varios5/estrella1_bullet.png

ocio total

juegos siete diferencias

noparece

fotos

creencias

anticonceptivos

mujeres

actitudes

actitudes


puzzles


------------- 000 -----------

imagen-index

------------- 000 -----------