Geografia de las Islas Malvinas Relieve Clima Ubicacion Lluvias



Geografía de las Islas Malvinas
Relieve ,Clima, Ubicación y Lluvias

GEOGRAFÍA DE LA REGIÓN: La reconquista de los archipiélagos australes tiene un significado geográfico y, por ende, estratégico, mucho más vasto que lo que en primera instancia podría parecer.

Esta enorme región se extiende desde los 35°30′ latitud S hasta el Polo Sur, y desde el meridiano de 20° 10′ de longitud O. (200 millas al este de la isla Jorge, perteneciente al archipiélago de las islas Sandwich del Sur) hasta los 74° de longitud O. Comprende una superficie de aproximadamente 5.800.000 km², de los cuales alrededor de 982.000 km² corresponden a tierras y el resto a aguas atlánticas y antárticas.

Considerando la amplitud y la diversidad de este espacio de soberanía argentina, es conveniente subdividirlo en estos grandes sectores: Tierras insulares, Antártida Argentina y océanos, mares, fondo y subsuelo marino.

TIERRAS INSULARES
Comprende el archipiélago de las Malvinas, las islas Picton, Nueva, Lennox e islas próximas, isla de los Estados, y los archipiélagos de las Georgias del Sur, Sandwich del Sur y Oreadas del Sur.

Archipiélago de las Malvinas
Emerge de la plataforma epicontinental argentina entre los 51° y 52°30′ de latitud S. y los 57°45′ y 61° 15′ de longitud O, a una distancia de aproximadamente 500 km.. de la costa patagónica. Su superficie es de 11.718 km² y cuenta con alrededor de 2.000 habitantes.

Geológicamente guarda relación con la Patagonia argentina, ya que pertenece a la misma formación que ésta. La separación actual está originada en el hundimiento de tierras antiguamente emergentes provocado por los hielos del cuaternario.

El archipiélago está constituido por más de un centenar de islas e islotes. Cuenta con dos grandes islas: la Gran Malvina u occidental y la Soledad, separada por el estrecho de San Carlos, además de éstas , las de mayor tamaño son las de Sebaldes, Borbón, Trnidad , San Rafael, Goicochea y San José, ubicadas al oeste de la Gran Malvina y las islas de Aquila, Jorge y Bouganiville, que rodean al sur y sudeste a la isla Soledad.

El relieve de las islas es monótono, de planicies onduladas fuertemente erosionadas. La isla Soledad presenta, al norte, numerosas lomadas y cerros aislados donde se destacan los montes Alberdi (684 m), Rivadavia y Vernet; en esta zona, sobre la Bahía de la Anunciación, está la localidad de Puerto Argentino. La parte sur de la isla es un área de llanuras.

En el norte de la isla Gran Malvina se encuentra el cerro más alto del archipiélago: el monte Independencia, de 689 m.

En los terrenos bajos y anegadizos de casi todas las islas existen turberas, que proporcionan combustible para consumo doméstico de los habitantes. Son característicos de estas islas los llamados «ríos de piedra» consistentes en un cauce fluvial ancho cubierto por peñascos y rocas, con poca agua, que han tenido su origen en procesos glaciarios.



Las costas presentan un amplísimo desarrollo y en ellas se destacan las rías, que son valles angostos, de hundimiento muy apto para fondeaderos y puertos naturales. La extensión total de estas costas alcanza a más de 4.000 km., superando en longitud a las patagónicas.

El clima malvinense es frío oceánico, con alta frecuencia de días nublados, lluviosos y ventosos. Los promedios térmicos mensuales oscilan entre 9°C, en el verano y 2° C en invierno. En Puerto Argentino el promedio de lluvias es de 670 mm anuales, sin estación seca. La vegetación es de tipo esteparia sub arbustiva, de pastos bajos, duros y matas acojinadas, con gran desarrollo de gramíneas, musgos y líquenes, sin árboles originarios. Sobre las costas existe una extraordinaria variedad de algas. La fisiografía malvinense está notablemente asociada con la Patagonia y con el mar Argentino.

Islas Picton, Nueva, Lennox e islas próximas
Las tres primeras están ubicadas sobre el océano Atlántico, al oriente del Canal de Bea-gle y de la isla chilena Navarino, y al sur del Canal Moat. Los pasos Picton, Oglander y Goree separan a las Picton y Lennox del territorio chileno.

Son islas de relieve montañoso, de costas elevadas y acantiladas con pocos desplayados; tienen clima frío-húmedo y vegetación esteparia, siendo aptas para la cría de ganado ovino.
Por su posición geográfica tienen especial valor estratégico como proyección hacia los mares australes y hacia la Antártida.

Además de las mencionadas, se encuentran en jurisdicción argentina la isla Gable, en el canal de Beagle, y en la parte austral del archipiélago fueguino, un conjunto de islas rocosas de escarpadas costas: son ellas el archipiélago de las Wollaston, las islas Sesambre, Evout, Freycinet, Barnevalt y Deceit y en el límite austral la isla de Hornos con el cabo que marca el hito geográfico de separación de los océanos Pacífico y Atlántico.

Isla de los Estados e encuentra entre los 54°35′ y 55° de latitud Sur, y entre los meridianos de 63° 50′ y 64°45′ de longitud Oeste. Está separada de la Isla Grande de Tierra del Fuego por el estrecho de Le Maire.

Su relieve montañoso, prolongación de los Andes fueguinos, representa el comienzo del llamado Arco de las Antillas Australes. Su máxima altura es el monte Buckland, de 654 m, siendo su altura promedio de 300 a 500 metros.

Tiene costas muy escarpadas, la vegetación es esteparia patagónica y el clima frío húmedo, con alta frecuencia de días con cielo cubierto. Al norte de la isla, de casi 70 km. de longitud, se encuentran las pequeñas islas de Año Nuevo, la mayor de las cuales es la Observatorio.

Archipiélago de las Georgias del Sur
Entre la isla de los Estados y las Goergias, formando parte del arco Antillano Austral, se encuentra el banco Namuncurá o Burwood, que es una elevación del lecho oceánico que cuenta con menos de 100 m de profundidad y donde, por sus estructuras sedimentarias, sería posible encontrar reservas petrolíferas.

El archipiélago de las Georgias, de 4.154 km² de superficie, se encuentra entre los 35° 54′ y 38° 10′ de longitud Oeste y entre los paralelos de 53°50′ y 54°50′ de latitud Sur. La principal isla es la de San Pedro que, en forma de arco, se extiende de noroeste a sudeste a lo largo de 180 km.. Otras islas menores del archipiélago son: Bird, Annenkov, Cooper y diversos islotes. El relieve, muy montañoso, alcanza en el monte Paget los 2.804 m; las nieves cubren las montañas en casi toda la isla, dado que el límite de las nieves persistentes se halla a los 500 m de altura.



El clima es frío húmedo, nival en invierno, con vegetación sin árboles, de matas estepa-rias, musgos y liqúenes. Sus costas son de paredes abruptas y tachonadas de arrecifes, donde en una pequeña bahía del norte se encuentra el asiento pesquero de Gritviken. La soberanía argentina sobre las mismas tiene antecedentes que se remontan a su descubrimiento por España en 1756.

Archipiélago de las Sandwich del Sur
Se extiende en el Atlántico, bañadas por el mar de Scotia, entre los 56° y 60° de latitud Sur, y los 26° y 28° de longitud Oeste, determinando un suave arco de 330 km.. con una superficie de 300 km². Sus principales islas son: Savodovsky Leskov, Visokoi, Saunders, Jorge, Blanco y el grupo Thule del Sur, en una de cuyas islas, la República Argentina ha instalado un destacamento naval.

Las islas son de forma cónica, respondiendo a su origen volcánico, del que todavía se manifiestan emisiones de vapor y pequeños sismos. Tienen poca altura sobre el nivel del mar y sólo poseen una vegetación de musgos y liqúenes, configurando por la escoria volcánica y las nieves un paisaje desolador. Al oriente de las mismas, el lecho oceánico tiene una de las más profundas fosas marinas, pues alcanza los 8.273 metros.

Archipiélago de las Orcadas del Sur
Este importante archipiélago se localiza, entre los 60°30′ y 60°50′ de latitud Sur y 44° -30′ y 46°50′ de longitud Oeste, siendo su superficie de 1.064 km². Sus principales islas son: la Coronación, muy escarpada y donde en el cerro Noble se alcanzan los 1.642 m de altura; la Laurie, que posee el observatorio científico más antiguo instalado por la Argentina en el Antártico (1904); las islas Powell, Signy y las Inaccesibles completan, con islotes menores, el archipiélago. Están prácticamente cubiertas de nieves permanentes y glaciares, con musgos y líquenes cubriendo las rocas. Las temperaturas, salvo durante enero y febrero, son inferiores a 0°C, con medias de casi—11°C, en julio.

Las precipitaciones, muy frecuentes, son cercanas a 450 mm anuales y los vientos del sur originados por el anticiclón del Antártico, son violentos. El mar permanece cubierto de una banquiza o park de hielo gran parle del año. Por su latitud están comprendidas en la porción antartica argentina.

ANTÁRTIDA ARGENTINA
La Antártida Argentina, por la especificidad del tema, merece un tratamiento aparte, por lo que se dejará para otra ocasión, en la que se pueda singularizar su trascendencia para los intereses nacionales.

OCÉANOS, MARES, FONDO Y SUBSUELO MARINO
Tomando en cuenta el mar epicontinental, el talud continental submarino, el Mar Antártico Argentino y el mar adyacente a las Georgias (San Pedro) y Sandwich del Sur, la Argentina ejerce jurisdicción sobre unos 4.900.000 km² de los mares australes. Dentro de esta vastedad oceánica pueden diferenciarse claramente tres regiones marítimas: el Mar Epicontinental Argentino, el Mar Antártico y el Mar de las Antillas Australes, desde cabo de Hornos a las Shetlands, pasando por el Banco Namuncurá, San Pedro, Sandwich, Oreadas y la Antártida.

En el Mar Epicontinental la República mantiene jurisdicción sobre un mar de 200 millas náuticas y, además, sobre el mar que cubre a la plataforma hasta los 200 ni de profundidad, aunque ya debemos hacer reserva de derechos sobre el talud continental y la llanura abisal submarina del Atlántico Sur hasta la dorsal submarina de este océano.

Actualmente la extensión oceánica hasta las 200 millas y los 200 m de profundidad re-presentan poco más de un millón de kilómetros cuadrados. Este Mar Argentino puede dividirse en tres secciones: el sector bonaerense, entre los paralelos de 35° S y 41° S, cuya superficie es de unos 260.000 km²; el sector patagónico, entre los 41° S y 52° 30′ S, que incluye a las Malvinas, con casi 600.000 km², y el Mar de Tierra del Fuego, entre los 52° 30′ y los 56° S, que comprende desde el estrecho de Magallanes al cabo de Hornos, con una superficie de 200.000 km².

La plataforma submarina abarca una superficie de 975.000 km² y se extiende desde la prolongación sobre el Atlántico de la bisectriz que marca el límite del río de la Plata, hasta la Isla de los Estados y el área adyacente a las Picton, Nueva, Lennox, Deceit, Barnevelt, y el cabo de Hornos. Su ancho varía desde 240 km. frente a Mar del Plata, 475 km. frente a la península Valdés, 880 km. en Comodoro Rivadavia y 850 km. a la latitud de las Malvinas. Su declive es suave y escalonado hacia el este, siendo una de las plataformas más extensas del mundo.



Durante la era cuaternaria formaba parte de las tierras emergidas, pero la invasión de glaciares sobre el extremo sur del continente determinó por su peso el hundimiento del sector oriental de la Patagonia originando la plataforma, la cual posee un relieve similar al territorio patagónico emergido.

Su límite alcanza profundidades que oscilan entre 145 m y 175 m, para luego descender bruscamente hasta profundidades de 5.000 m en la llanura abisal argentina del Atlántico Sur. Nuestras costas se extienden por unos 5.330 km. pero, incluyendo las costas malvinenses y de los demás archipiélagos, se superan los 10.000 km. de cosías argentinas.

RECURSOS NATURALES

Uno de los aspectos centrales de la cuestión Malvinas se relaciona con el uso y aprovechamiento de los recursos naturales. Es una discusión estratégica en la que está en juego no solo el presente de la flora, fauna y minerales disponibles sino su preservación a futuro.

elogios importantes para la mujer

El Mar Argentino y las aguas del Atlántico Sur contienen numerosas especies con alto valor alimenticio y comercial. La superficie marítima ocupada por Inglaterra es veintitrés veces la superficie territorial de las Islas Malvinas. Los principales recursos que se explotan son:

* Krill, también llamado camarón antártico con un tamaño de 3 a 5 cm. y un alto valor proteico es el alimento fundamental de peces, aves, focas y ballenas. Su potencial de reservas en el Mar Argentino y Antártico es similar al total de la pesca marina que se captura actualmente en los mares de todo el mundo.

* Plancton vegetal y algas: las aguas argentinas contienen verdaderos «bosques»‘ submarinos que se destinan al alimento humano y del ganado. También sirve para la producción de elementos industriales.

* Crustáceos y moluscos; langostinos y almejas, mejillones y camarones, centollas y pulpos, y diversos tipos de calamares. Todos ellos de alto valor alimenticio.

* Peces: abundan la anchoa, atún, bacalao, caballa, corvina, sardina fueguina, pejerreyes de mar y principalmente merluzas.

Otros recursos
* Actividades ganaderas: la explotación de ganado ovino es también importante en las islas.

* Minerales: existen concentraciones de gran valor metálico llamadas nódulos polímetálicos, importantes para la industria de los aceros. Sí bien por ahora la producción no resulta rentable, empresas de países centrales (entre ellas, Estados Unidos y Gran Bretaña) invirtieron millones de dólares en investigar esto con vista a futuras extracciones.

La PESCA representa la principal fuente de ingresos de los isleños: el 82% del total corresponde al calamar. Una de las actividades más rentables de las islas es la venta de licencias de pesca en zonas de «protección pesquera» a compañías transnacionales. El área vedada a la pesca de los buques argentinos fue determinada unilateralmente por el gobierno imperial en el año 1986. Y aunque en 1990 nuestro país firmó acuerdos de conservación conjunta de los recursos pesqueros; Gran Bretaña no los cumple. Entre las consecuencias desfavorables para el ecosistema se encuentra la sobre pesca, sufrida especialmente por la merluza.

En las islas existen importantes reservas de PETRÓLEO y GAS. Desde 2010 una plataforma exploratoria de última tecnología, la Ocean Guardian, realizó las primeras excavaciones y descubrió yacimientos potencialmente explotables. Con este hecho, Gran Bretaña violó lo establecido por las resoluciones que sostienen que donde haya disputas por soberanía, las partes deben «abstenerse de llevar adelante acciones unilaterales». Por esa misma razón, todas las exploraciones británicas en Malvinas son ilegales y, por ende, nuestro país no las reconoce.

En el futuro la ocupación ilegítima de los ingleses podría generar otras disputas: una está relacionada con el dominio estratégico del AGUA CONTINENTAL, la otra con la soberanía de la ANTÁRTIDA.