REFORMAS LIBERALES DE LOS BORBONES EN EL VIRREINATO CARLOS III ESPAÑA



REFORMAS LIBERALES DE LOS BORBONES EN EL VIRREINATO:

INTRODUCCIÓN: Carlos III gobernó en España entre 1757 y 1788. Fue un hábil reformador y administrador, que tomó una serie de medidas para enfrentar la crisis, tanto en la península como en América. A través de esas medidas —conocidas como las reformas Borbónicas— reorganizó las relaciones de las colonias con la metrópoli, liberalizó el comercio y fomentó la economía, con el objetivo de aumentar los ingresos económicos de la corona y centralizar el poder.

Carlos III de España

Las principales reformas fueron económicas

Una de las primeras medidas fue la aprobación del Reglamento del Libre Comercio en 1778, para flexibilizar el comercio y evitar el contrabando. Este reglamento eliminó el puerto único, permitiendo el comercio de muchos puertos españoles con las Indias. La prohibición de comerciar con otras potencias se mantuvo, por lo que el monopolio continuó, aunque se amplió en gran medida el abastecimiento colonial.

Carlos III también promovió la agricultura y la ganadería pues era importante la producción de materia prima para favorecer la incipiente industria española.

Con el objetivo de incrementar los ingresos de la Corona, se aumentaron los impuestos. Esta medida provocó el desagrado de los criollos, que se resistieron, y originaron algunos conflictos.

Advenimiento de los Borbones: sus reformas — El cambio de dinastía en España produjo una serie de reformas de toda índole que no sólo tuvieron honda repercusión en España sino también y aun con mayor intensidad en América. Ellas derivaron de la acción conjunta de los hombres de gobierno y de la prédica de los economistas, que tendían a encontrar un alivio para la situación afligente por la que atravesaba la metrópoli.

Durante el gobierno de Carlos III, José Gálvez dió una serie de medidas liberales, que llegaron a su máxima expresión con la de 1765. Fueron realizadas las siguientes reformas:

  1. a) 1713 El Tratado del Asiento: Se firmó entre España e Inglaterra, precedido por otros dos del mismo año, por los que se inició el comercio de Inglaterra con las colonias hispano-americanas. Por él se autorizaba a la South Sea Company a introducir en las Indias Occidentales en los puertos de su elección, cuatro mil ochocientos negros por año, durante treinta años, lo que daba un total de ciento cuarenta y cuatro mil negros.

En caso de guerra, la concesión caducaba, entregando la compañía una indemnización a España. Los negros introducidos debían gozar de buena salud, en caso de enfermedad permanecerían quince días en observación.

Los ingleses no se conformaron, sin embargo, con la sola introducción de negros, obteniendo que se les permitiese enviar anualmente un barco con quinientas toneladas de productos, mientras durara e] Asiento, con la condición de que no practicaran comercio ilícito. Empero, el rey España tuvo buen cuidado de que esto no se verificara, tomando 1 medidas respectivas.

Para realizar el tráfico negrero, el Cabildo de Buenos Aires autoridades que se levantase un establecimiento en el sur de la ciudad (cerca del Parque Lezama). En cuanto al intercambio, los ingleses lo realizaban en el Plata, haciendo trueque de negros por cueros, cebo, oro y plata. A cada negro se asignaba un valor aproximado de cien cueros (cada cuero valía dos pesos); pero como los barcos negreros eran pequeños y no podían cargar con cueros el valor de los negros que transportaban, cubrían ese desnivel co plata y oro que los ingleses querían llevar en monedas, ya que las española Contenían más oro que las de otros países. Esto fue objeto de limitación por parte del rey de España, ya que temía que se llevaran todo el numerario. El tratado del Asiento sufrió interrupciones como consecuencia; de la política inamistosa que tuvieron Inglaterra y España durante períodos del  siglo XVIII



  1. b) 1740 — Supresión de las dos flotas: Se organizó para reemplazar. as el sistema de barcos de registros sueltos, que con la condición de inscríbirse en la Casa de Contratación podían dirigirse a cualquier puerto, pero debían salir por el único habilitado de la península: Cádiz, que había reemplazado a Sevilla desde 1718.
  2. c) Las Compañías de Comercio: En esta época se establecieron Compañías de Comercio.
  3. d) 1764— Reglamento de correos marítimos: El rey Carlos III dictó en 1764 el Reglamento que establecía la salida mensual de un correo marítimo, ya que hasta entonces las comunicaciones entre la metrópolis y las colonias estaban tan restringidas que las noticias llegaban por medio de los Se fijaba que la salida se verificaría una vez al mes del puerto de La Coruña hacia América septentrional; otro correo saldría cada dos meses con destino a América meridional. Este servicio recién se hizo extensivo a Buenos Aires en 1767.
  4. e) 1765 Supresión del puerto único: Carlos III abrió nueve puertos en la metrópoli (Cádiz, Sevilla, Alicante, Cartagena, Málaga, Barcelona, Santander,  La Coruña y Gijón), poniendo así fin a la política del puerto único.
  5. f) 1768 — Autorización para el comercio intercolonial: En ese año se permitió el comercio intercolonial de productos de Castilla entre Perú Nueva España, Nueva Granada y Guatemala. Más tarde se expidió una Real Cédula, que también les permitía comerciar con frutos del país a excepción de vinos, aguardiente, aceite, aceitunas, pasas y almendras para que no compitiesen con los españoles.
  6. g) 1776—Apertura del puerto de Buenos Aires: En este año Buenos Aires quedó abierto para practicar el comercio intercolonial.
  7. h) 1778—Reglamento del Comercio Libre: En 1777 el virrey Ceballos dictó el Auto Provisional del Comercio Libre, declarando ser lícita la internación de artículos a Perú y Chile, ya que recuperada la Colonia del Sacramento, había cesado la causa del cierre del puerto de Buenos Aires. El 12 de octubre de 1778 se dictó el Reglamento y Aranceles Reales para el Comercio Libre de España e Indias. Por él se habilitaban trece puertos de la península, Mallorca y Canarias y veinticuatro para América. Se concedieron franquicias comerciales a las manufacturas textiles españolas, liberándolas del pago de derechos; los navíos y embarcaciones de construcción española que se cargasen con frutos y manufacturas de España, gozarían de grandes privilegios para su transporte a América, y se liberaban de contribuciones los frutos de América que entrasen a la metrópoli.
  8. i) 1791 — Se permitió la libre introducción de negros en el Río de la Plata: El negro o “pieza de Indias”, era aquel robusto y sin taras. Los barcos que los importaban podían exportar frutos del país. Esta medida duró hasta la Asamblea de 1813, que declaró abolida la esclavitud.
  9. j) 1797— Permiso para traficar con los barcos neutrales: Como Inglaterra y España estaban en guerra, se autorizó el comercio con buques neutrales.
  10. k) 1806 — Reglamento del Comercio Libre dado por los ingleses: Durante las invasiones inglesas, Beresford dió un reglamento para la Aduana de Buenos Aires por el que declaró el comercio libre, exento de trabas y derechos, que duró hasta la reconquista de Buenos Aires.
  11. cuadro de las reformas borbonicas

Fuente Consultada: Historia Argentina de Etchart – Douzon – Wikipedia –  La Argentina, Historia del País y Su Gente de María Sánchez Quesada.

juegos siete diferencias

noparece

fotos

creencias

anticonceptivos

mujeres

actitudes



------------- 000 -----------

imagen-index

------------- 000 -----------