Biografia de Palma Ricardo Caracteristicas de su Obra Literaria



Biografia de Palma Ricardo Caracteristicas de su Obra Literaria

Ricardo Palma (1833-1918), fue un escritor peruano que fue la mayor figura del tardío romanticismo hispanoamericano y que entroncó con el naciente realismo, el viejo costumbrismo español y la sátira criolla, para producir la exitosa fórmula de sus Tradiciones peruanas.

Es el escritor más difundido del Perú y la más grande personalidad literaria del romanticismo en su segunda etapa.

A través de numerosas series, que se extienden hasta el siglo XX, se convirtió en uno de los prosistas clásicos más amenos de América.

Biografia de Palma Ricardo
A lo largo de su larga y fecunda vida, Palma publicó una variedad de obras (libros de recuerdos y de viaje, estudios lexicográficos y literarios), pero nada supera el significado de sus Tradiciones, cuya primera serie aparece en 1872, iniciando así un ciclo que sólo se cierra en 1910; nuevas tradiciones siguieron apareciendo hasta pocos años antes de su muerte.

El hombre. De origen modesto, nació en Lima (1833), donde pasó la mayor parte de su vida, salvo una corta expatriación en su juventud, por motivos políticos, y breves viajes circunstanciales.

Estudió leyes en la Universidad Mayor de San Marcos, y ya en estos tiempos comenzó a entregarse a su vocación de infatigable lector.

Trabajó un tiempo en la Armada de su país, hasta que se exilió en Chile por razones políticas (1861).

Dos años más tarde publicó los Anales de la Inquisición en Lima (1863), y desde entonces comenzaron a circular sus tradiciones.

Realizó un viaje por Europa y Norteamérica, y a su regreso fue designado cónsul en Para (Brasil), cargo que ocupó por poco tiempo, para desempeñar otros cargos burocráticos.

Participó por esos años en la vida política de su país, e intervino en el combate de El Callao, contra el ataque español (1866).

Llegó a ser secretario del presidente del Perú, el coronel Balta (1868-1872), pero luego del derrocamiento de éste por un golpe de estado, se retiró desilusionado de la vida política y se consagró definitivamente a las letras.



Publicó entonces en volumen sus primeras Tradiciones (1872), hasta entonces dispersas en periódicos y revistas.

Fue designado luego director de la Biblioteca Nacional de Lima (1884), a raíz de la guerra con Chile, para dirigir la reconstrucción, pues había sido saqueada por los atacantes extranjeros.

En esta tarea, desarrolló una acción continental, escribiendo a todo el mundo en busca de ejemplares en donación, al punto de obtener el mote de «bibliotecario mendigo».

Desde ese año permaneció siempre en dicha institución hasta su retiro (1912).

Pasó el resto de su vida en Miraflores, donde falleció (1919).

El literato. Palma compuso cuando joven algunos tomos de poesía y algunos estudios históricos, que fueron precisamente los que lo pusieron en la pista de las fuentes que le habrían de proporcionar el material para sus «tradiciones».

Hizo también por momentos crítica, escribió artículos, y dejó un epistolario interesante.

Pero su fama y su gran contribución a las letras fue la creación del género en prosa denominado tradición.

Las «Tradiciones peruanas». La tradición no es, en sentido estricto, un género sin antecedentes, pues se trata de relatos o anécdotas históricas, que de alguna manera fueron practicadas anteriormente.

El propio creador ha dado una explicación de este género: «En el fondo —dice— la Tradición no es más que una de las formas que puede revestir la Historia, pero sin los escollos de ésta.



Cumple a la Historia narrar los sucesos secamente, sin recurrir a las galas de la fantasía, y apreciarlos, desde el punto de vista filosófico-social, con la imparcialidad de juicio y elevación de propósitos que tanto realza a los historiadores modernos Macaulay, Thierry y Modesto Lafuente.

La historia que desfigura, que omite o que aprecia sólo los hechos que convi’rran o como convienen; la historia que se ajusta al espíritu de escuela o bandería, no merece el nombre de tal. Menos estrechos y peligrosos son los límites de la Tradición.

A ella, sobre una pequeña base de verdad, le es lícito edificar un castillo. El tradicionista tiene que ser poeta y soñador. El historiador es el hombre del raciocinio y de las prosaicas realidades.»

En esencia, la tradición es un relato corto y ágil, de fondo histórico y legendario, escrito con humor e ironía, sobre el Perú de varias épocas, especialmente la colonial.

Arturo Torres-Rioseco retoma de páginas autobiográficas la receta que Palma dio para escribir una tradición: » …género que es romance y que no es romance, que es historia y que no es historia … La forma ha de ser ligera y regocijada como unas castañuelas…

Bien haya, repito, la hora en que me vino en mientes el platear pildoras, y dárselas a tragar al pueblo, sin andarme en chupaderitos ni con escrúpulos de monja boba.

Algo, y aun algos, de mentira, y tal cual dosis de verdad, por infinitesimal u homeopática que ella sea, muchísimo de esmero y pulimento en el lenguaje, y cata la receta para escribir Tradiciones«.

De acuerdo con la época el tema desarrollado, las tradiciones han sido agrupadas en: 1) tradiciones del Perú incaico; 2) tradiciones del Perú de los virreyes (Austrias y Borbones); 3) tradiciones del Perú Independiente; 4) tradiciones del Perú constitucional; 5) otras tradiciones sueltas, no clasificables dentro de este esquema, como ser bíblicas, castellanas, etc.

Las más abundantes son las del período virreinal.

Valoración de este género. Por de pronto, la crítica es unánimemente elogiosa ante este espécimen literario, de magnífica factura.



El tono es normalmente humorístico, y a veces irónico o burlón. Palma, de alguna manera festejó o se burló de ciertas costumbres, usos de la historia menuda de su país, y puso indirectamente de relieve algunos aspectos ridículos de personas, ideas, sentimiento o hechos.

Por eso algunos peruanos lo han considerado, quizás injustamente, un anticolonialista disfrazado de sonrisa.

Otros, en cambio, lo han considerado un «perricholista» por excelencia, según declara Luis Alberto Sánchez.

La Perricholi, según se recordará, fue una actriz del siglo xvm, residente en Lima, que gozó de gran favor y publicidad, y llevó una vida íntima muy criticada.

elogios importantes para la mujer

Según este origen, el «perricholismo» consistiría en una «adoración incondicional del Virreinato, de la anécdota, de lo trivial y gracioso, dejando a un lado lo profundo e intenso» (Luis Alberto Sánchez).

No ha faltado tampoco, quien haya sostenido que por esta preferencia del Perú virreinal, cuya expresión más típica se dio en Lima, estas tradiciones deberían denominarse «tradiciones limeñas».

Una observación muy aguda de Valera, ha hecho notar que más de una de las tradiciones, admite la posibilidad de desenvolverse más extensamente en novelas.

En efecto, la brevedad y concisión es uno de los caracteres típicos de este género, escrito con gran economía de palabras.

La tradición en cuanto género literario, tiene una distinción tan peculiar, y un sabor y gracejo tan personal, que no ha podido ser imitada.

OBRAS Y EDICIONES: Tradiciones peruanas complatas. Madrid. Aguilar. 1952. Tradiciones peruanas. México-Bueno» Aires, Espasa-Calpe.

LECTURAS COMPLEMENTARIAS Y ESTUDIOS: Angélica Palma. Ricardo Palma. Buenos Aires, Tor. 1933.

Fuente Consultada:Literatura Española, Hispanoamericana y Argentina de Carlos Alberto Loprete Editorial Plus Ultra Entrada: Autor Ricard Palma

https://historiaybiografias.com/archivos_varios5/estrella1_bullet.png

ocio total

juegos siete diferencias

noparece

fotos

creencias

anticonceptivos

mujeres

actitudes

actitudes


puzzles


------------- 000 -----------

imagen-index

------------- 000 -----------