Biografia de Galtieri Leopoldo General Presidente de Facto Argentino



Biografía de Galtieri Leopoldo General
Presidente de Facto Argentino

ANTECEDENTES DE LA ÉPOCA: LA «GUERRA SUCIA» La historia argentina contemporánea está jalonada de regímenes militares. Después del golpe que en 1976 derrocó a Isabel Perón (nacida 1931), el gobierno militar dio vía libre a la «guerra sucia», campaña de exterminio de los opositores al régimen. Los «escuadrones de la muerte» secuestraron a miles de personas a quienes muy a menudo torturaban hasta la muerte.

El gobierno reconocía a esas víctimas como «desaparecidos». La presión de las madres y abuelas de los «desaparecidos», que se manifestaban en la plaza de Mayo (Buenos Aires) con pañuelos blancos y las fotografías de sus hijos y nietos, ha permitido averiguar el triste destino de muchas de estas víctimas. Un proceso de represión similar se desarrolló en las vecinas repúblicas de Uruguay y Brasil, ya que los dictadores de las tres naciones actuaban en estrecha colaboración.

LA GUERRA DE LAS MALVINAS En plena dictadura militar argentina, en diciembre de 1981, el general Leopoldo Galtieri (nacido en 1926) ocupó la presidencia de la República. Galtieri reivindicó para su país las islas Malvinas (o islas Falkland), situadas en el Atlántico Sur y ocupadas por los británicos. El 2 de abril de 1982, el ejército argentino invadió las islas. La primera ministra británica Margaret Thatcher (nacida en 1925) envió tropas que vencieron a los militares argentinos, que se rindieron el 14 de junio. Esto supuso la dimisión de Galtieri y la convocatoria de elecciones democráticas.

Leopoldo Galtieri: “Las urnas están bien guardadas”

Fue uno de los personajes nefastos de la Argentina, y como tal aunque su desaparición física se produjo hace ya algunos años, su nombre y su imagen no pueden ser borradas del inconsciente colectivo de toda la sociedad, esa sociedad que en vio arrebatar a sus hijos en algunos casos, y en otros a sus padres, de la mano de aquel general Biografia de Galtieri Leopoldo General Presidente de Facto Argentinollamado Leopoldo Galtieri.

Es que fue ese hombre, que se desenvolvió como Presidente de la Nación a través del régimen de facto durante un año, que provocó que el año 1982 quedara para siempre en la memoria de los argentinos.

Fue precisamente en el mes de abril que Galtieri decidió recurrir al proyecto de recuperación de las Islas Malvinas, con el fin de restablecer la firmeza que el régimen estaba perdiendo en un país cada vez más pobre y más endeudado.

En aquella época, las Islas eran territorio administrado por Gran Bretaña, y así fue que comenzó la guerra contra Inglaterra, un 2 de abril, cuando las Fuerzas Armadas desembarcaron en Malvinas.

Aquello generó en un primero momento la explosión de la euforia de los argentinos, quienes no dudaron en reunirse en la Plaza de Mayo para corear a viva voz el apellido de aquel General que había dado lugar a la batalla, y que sólo unos meses después se convertiría para esos mismos argentinos en un verdadero genocida, luego de que miles de jóvenes reclutas mal preparados perdieran la vida en aquel austral territorio.

La Guerra de Malvinas llegó a su culminación rápidamente, el 14 de junio de 1982 con la rendición de las fuerzas argentinas, mientras que en la otra orilla, dentro del continente, un país se derrumbaba y lloraba a sus desaparecidos.



Tres días después de aquella rendición, Galtieri tuvo que renunciar ante el repudio de toda la opinión pública. Aquel hombre denominado monstruo para la mayoría de la sociedad argentina, había nacido el 15 de julio de 1926 en la localidad bonaerense de Caseros, bajo el nombre de Leopoldo Fortunato Galtieri.

Fue a los 17 años que decidió ingresar en el ejército para realizar una carrera militar en el Colegio Militar de la Nación, desde el que egresó como oficial del arma de ingenieros. Allí, dentro del ejército, Galtieri comenzó a dar sus primeros pasos, que luego de 25 años consecutivos de servicio le permitió acceder al nombramiento, y convertirse en comandante del cuerpo de Ingenieros del ejército en el año 1975.

Casualmente, en aquella misma promoción, otro personaje nefasto de la historia argentina, Jorge Rafael Videla, llegó a ocupar la comandancia en jefe de las Fuerzas Armadas. El golpe de estado ocurrido en el país en el año 1976 lo encontró a Galtieri en plena carrera militar en ascenso, por lo que no dudo jamás en ser uno de los activos promotores de aquel golpe. Aquella actitud, sumada a los importantes contactos que había logrado dentro del ejército hasta el momento, hicieron que una año después fuera nombrado General de división, y luego en 1979 Teniente General.

Los años continuaban transcurriendo y el gobierno de facto se había instalado en el país, sin dejar vislumbrar siquiera una pequeña luz de esperanza que permitiera recuperar la democracia.

Mientras tanto, en 1981 Leopoldo Galtieri fue admitido como integrante de la junta militar, lo que le permitió comenzar a desarrollar una ascensión política, que incluso lo llevó a visitar los Estados Unidos en representación de la Argentina.

El 22 de diciembre de 1981, Leopoldo Galtieri fue nombrado Presidente de la Nación, sucediendo a Carlos Alberto Lacoste en el cargo. Pero como venía sucediendo desde que se instauró el gobierno de facto en el país, la situación social y económica de la Argentina se hundía cada vez en mayores profundidades, generando una crisis que aún en la actualidad ha dejado vestigios y secuelas que parecen incurables.

Fue durante su gobierno que el país experimentó una de las más profundas recesiones económicas que llevaron al cierre innumerable de industrias.

La gente no tenía trabajo, y por ende estaba hambrienta, no sólo de alimento sino también de dignidad. Fue en ese momento que Galtieri tuvo su “brillante idea”: comenzar una guerra con Inglaterra para recuperar las Islas Malvinas. Cuando los años pasaron y el pueblo argentino volvió a recuperar su democracia, aquel general que ostentó el cargo de Presidente de la Nación, fue enjuiciado junto con los demás líderes militares, por los crímenes cometidos durante el proceso, lo que lo llevó a ser sentenciado a prisión en 1986.

Pero aquello poco duraría, ya que cinco años más tarde, el entonces Presidente Carlos Menem indultó a aquel hombre sin remordimientos, ante el estupor de la sociedad argentina. En 2002 fue sentenciado nuevamente, y sujeto a arresto domiciliario, el cual culminaría el 12 de enero de 2003 cuando lo alcanzó la implacable muerte.

Un gobierno de facto es aquel que, si bien en la práctica ejerce como tal,
no está reconocido oficialmente por ninguna norma jurídica.



https://historiaybiografias.com/archivos_varios5/estrella1_bullet.png

ocio total

juegos siete diferencias

noparece

fotos

creencias

anticonceptivos

mujeres

actitudes

actitudes


puzzles


------------- 000 -----------

imagen-index

------------- 000 -----------