Diferencia Entre Animales de Sangre Fría y Caliente






EXPLICACIÓN DE LA DIFERENCIA ENTRE SANGRE FRÍA Y CALIENTE

Los animales están sujetos a una serie de reglas en lo que se refiere a su temperatura interna. Ella depende, en cualquier instante en que la consideremos, del calor que el cuerpo ha producido, el que ha conservado y él que pierde por distintas circunstancias.

El fenómeno de aumento y disminución del calor interno tiene influencias directas con la temperatura del medio ambiente y, a su vez, con la regulación que efectúa el organismo. La mayor parte de los animales posee una temperatura interna que no difiere mucho de la ambiental. Se dice que estos animales tienen sangre fría, lo que no significa, en absoluto, que sus valores térmicos estén siempre bajos, sino que reflejan permanentemente las fluctuaciones que se registran en el exterior.

También se conoce a estos animales -que son en realidad los menos evolucionados- con el nombre de heterotermos La hidra, por ejemplo, tiene la misma temperatura del charco donde prospera; el escarabajo varía sus condiciones internas de acuerdo con el estado del tiempo. Otros   animales,  específicamente las aves y los mamíferos, son homeotermos, lo que significa que su temperatura es constante.

Estas especies de “sangre caliente” están regidas por un sistema aún más complicado. En general, puede decirse que el cuerpo animal es una gran máquina térmica capaz de mantener una temperatura constante, o una fluctuante con las variaciones climáticas. Para regular este proceso, la máquina actúa como una balanza automática. De esta manera cuando hay una disminución fuera de lo normal, se recarga el platillo opuesto, y el fiel vuelve a ubicarse en el centro. En otros casos ocurre a la inversa, pero siempre la relación busca el equilibrio.

Los animales de sangre caliente deben conservar su temperatura constante aumentando o disminuyendo su producción de energía, así haga mucho frío o mucho calor, respectivamente. A pesar de que en las regiones polares baja mucho el termómetro, la temperatura del cuerpo de los osos no varía.

diferencia entre sangre fria y caliente

Esquema de la termogénesis (cuando la temperatura disminuye): Los estímulos llegan al centro termoregulador del cerebro desde los nervios periféricos (A) o por la tempera tura de la sangre (B). De allí parten impulsos que provocan vasoconstric ción (C)y contracción de los músculos erectores del vello (D) con el objeto de lograr la termodispersión (E). Por otra parte, se produce un incremento de la termogénesis: contracción muscular (escalofríos), incremento hormonal ce las glándulas tiroides (F) y suprarrenales (G), con activación del metabolismo.

En realidad, el ente regulador por excelencia no es otro que el encéfalo el que, con sus órdenes y contraórdenes destinadas a mantener un nivel aceptable, se asemeja a los termostatos, mecanismos automáticos que poseen las estufas eléctricas. En la boca del hombre, que es un animal de sangre caliente, hay habitualmente 37 grados centígrados.

Cuando se produce un aumento -también puede ocurrir lo contrario, o sea una disminución- significa que algo no marcha correctamente. Una infección, por ejemplo, hace aumentar la temperatura corporal.

Durante el tiempo frío, el metabolismo animal aumenta con la actividad muscular. Se explican así fenómenos como el temblor involuntario y el castañeteo de los dientes. La energía que en ese momento liberamos para mover las mandíbulas o para temblar, se transforma en calor, que es precisamente lo que el organismo necesitaba.

Cuando hace calor, los horneo-termos tienen el siguiente sistema para regularse: los vasos sanguíneos que están a flor de Íiiel se dilatan; la sangre afluye a a superficie; esto activa la secreción de las glándulas sudoríparas; el cuerpo pierde calor por evaporación de agua en la superficie.

Además el cuerpo pierde calor por radiación. Por esta causa es que en los días húmedos, al frustrarse la evaporación, y habiendo poca radiación, los mamíferos en general sufren el calor.

La función del abrigo en las personas, no es la de aumentar las calorías del cuerpo, sino proteger las que se generan desde adentro, evitando -por medio de una cámara de aire caliente y húmedo que corre entre la ropa y la piel- la evaporación y la radiación.

Los perros, animales que no sudan, producen la evaporación por otro método. Aumentan la frecuencia entre inspiración y espiración produciendo el jadeo. De esta manera regulan su temperatura interna. Algunos animales de sangre fría deben esconderse para evitar congelarse en épocas muy frías.

En esos casos el metabolismo desciende a un nivel muy bajo y se produce un sueño invernal. Entre los animales de sangre caliente suele ocurrir lo mismo. Todas las reacciones fisiológicas se aletargan y las funciones de los órganos desaparecen o se reducen a la mínima expresión. El animal cae en un sueño profundo y disminuye notablemente el ritmo cardíaco y respiratorio.


Anuncio Publicitario


Este proceso es característico en los meses del invierno y puede ser total, como en el caso de las zarigüeyas, por ejemplo, o parcial, como ocurre con los osos, que, aunque se encierran en cavernas, pueden despertar a mitad del sueño para luego volver a reanudarlo.

EL METABOLISMO: Cuando los alimentos entran en el cuerpo de un animal se produce una descomposición y varias reacciones que son conocidas con el nombre global de metabolismo. ¿Qué tiene que ver esto con el calor del organismo? Muy sencillo. Todo este proceso genera energía mediante un mecanismo similar al de la combustión. El valor de esta combustión se expresa en calorías. Caloría es una unidad que representa el calor necesario para elevar en un grado centígracc un gramo de agua. Como este valor es muy pequeño, se tomó, para calcular los valores del metabolismo, la kilocaloría que resulta de multiplicar la unidad por mil.

animales de sangre fria y caliente

El calor corporal puede perderse por irradiación (42 %), evaporación (32 %) y conducción (26 %). Los organismos unicelulares huyen de los excesos térmicos, tanto positivos como negativos. Puestos en aguas de temperaturas diversas, tienden a dirigirse hacia la zona de los 26° porser la más apropiada para sus procesos orgánicos.

LA IMPORTANCIA DE LA PIEL

corte de la piel humana - sangre caliente

La piel desempeña una importantísima función termorreguladora. Los capilares (1) se dilatan o contraen al calor o al frio respectivamente; las glándulas sudoríparas (2) segregan sudor (3) que, al evaporarse, produce frío: los Bulbos de Krause (4) son sensibles al frío y las terminaciones de Ruffini (5) al calor; finalmente, la capa de grasa (6) protege contra el frío. La actividad física genera calor; el niño en movimiento (1) no siente frío; el que está inactivo (2), en cambio, castañetea los dientes y tiene escalofríos. Ambos fenómenos constituyen el intento involuntario del organismo humano de producir contracciones musculares para generar calor. La indumentaria influye en la producción de calor. Una sola prenda pesada y adherente no protege tanto como dos más livianas, pues no forma una capa de aire protectora y aislante entre el cuerpo y el exterior.

DIFERENCIA ENTRE SANGRE FRIA Y CALIENTE

Fuente Consultada:
Enciclopedia Ciencia Joven El Calor Animal Fasc. N°41 Edit. Cuántica





OTROS TEMAS EN ESTE SITIO



Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *