El Complot de la Polvora Atentado contra Parlamento Ingles Jacobo I



El Complot de la Pólvora

Atentado Contra El Parlamento Inglés

A principios de noviembre de 1605, en Londres y más tarde en el resto de Inglaterra, se iba a escuchar una noticia de lo más espeluznante. Como el relato procedía de fuentes oficiales, no había motivo para desconfiar de lo que decían, a pesar de que era fabulosamente inverosímil.

Parece ser que alrededor de la medianoche del 4 al 5 de noviembre, un grupo que examinaba el almacén situado debajo de la Cámara de los Lores descubrió a un bribón que dijo llamarse John Johnson (y que más tarde se identificaría como Guy o Guido Fawkes) y que estaba colocando mechas para una cantidad inmensa de pólvora.

complot de la polvoraObjetivo: El 5 de noviembre estaba prevista la sesión de apertura del Parlamento. Si Johnson no hubiera sido descubierto, si hubiera logrado encender las numerosas mechas, las Cámara de los Lores habría desaparecido en una potente explosión unas horas más tarde.

A la inauguración de las sesiones del Parlamento no sólo acudían los lores, sino también los comunes: habrían estado todos reunidos en la misma sala para escuchar el discurso del rey.

Además, en las galerías estarían las esposas de los nobles, así como los hijos del rey y de la nobleza lo suficientemente mayores como para presenciar el acto. La clase gobernante al completo habría sido aniquilada de un soplido.

Esperando al acecho se encontraban los conspiradores, católicos romanos que pretendían instaurar una monarquía regida por una marioneta que respondiera a sus intereses.

Para ocupar el trono pensaban en uno de los infantes que hubiera sobrevivido o, incluso, en la prima del rey Jacobo I, Arabella Estuardo. Según la opinión general, una vez que los católicos hubieran tomado del poder, el Terror Católico, sería mucho peor que cualquiera de los recordados desde los tiempos de María Tudor.

La Iglesia anglicana sería proscrita y la Inquisición extendería sus tentáculos mortales por todo el territorio. Inglaterra correría, una vez más, el grave peligro de convertirse en una provincia española.

No sorprende, por tanto, que el mismo día en que se descubrió el complot, el Gobierno animara a la población de Londres a celebrar la afortunada liberación encendiendo hogueras. De no haber sido por la intervención, a última hora, de la divina providencia, se habría perdido absolutamente todo. El asunto se presentó como una crisis altamente dramática y profundamente siniestra que amenazaba el futuro de la propia nación. Ahora bien, ¿era cierta esta versión del Complot de la Pólvora?

Algunos historiadores católicos romanos del siglo XIX mantienen que no hubo conspiración alguna, y que todo fue una falsa propaganda ideada por el Gobierno. Según ellos, los conspiradores eran inocentes de los crímenes que se les imputaron y por los que sufrieron una muerte terrible.



No obstante, sí hubo, efectivamente, un complot. El 20 de mayo de 1604, Robert (Robin) Catesby y otros cuatro hombres más —Thomas Wintour, Robert Wintour, Thomas Percy y Guy Fawkes— se reunieron en la posada Duck and Drake, cerca del Strand. Allí, Catesby propuso destruir con pólvora al rey y el Parlamento con el fin de favorecer a la causa católica. Catesby era un extremista y Fawkes un mercenario, pero tanto ellos como otros católicos más moderados tenían bastantes razones para estar resentidos con el rey y el Parlamento.

Los conspiradores (fueron 13 en total) alquilaron una dependencia en los sótanos del Parlamento donde poco a poco fueron almacenando 36 barriles de pólvora, aguardando a que el rey abriese oficialmente las puertas del Parlamento a principios de octubre para hacerlos estallar. Pero una epidemia de peste obligó a aplazar la ceremonia hasta el 5 de noviembre.

El 4 de noviembre, Salisbury dio orden al jefe de seguridad para que registrase el edificio del Parlamento. Allí encontraron a Guy Fawkes ultimando los preparativos para la voladura. Sometido a tormento, Fawkes reveló los nombres del resto de los conspiradores, y todos fueron capturados.

https://historiaybiografias.com/linea_divisoria5.jpg

miselaneas de la historia

Miscelánea: según la definición del diccionario de la lengua española, «es una mezcla de cosas de distinto origen o tipo», y justamente este concepto es el que se aplica hoy esta página, en donde podrá encontrar explicaciones de los mas variados e inconexos temas ,pero interesantes como para ampliar nuestra cultura general.

Fuente Consultadas:
Secretos y Misterios de la Historia – Rearder’s Digest
Enciclopedia del Estudiantes – Tomos 12 y 20 Santillana
Los Santos Que Nos Protegen Ángel Bornos-Eva Prim
COSMOS – Carl Sagan
El Espacio Asombroso – Ann Jeanette Campbell
20 Grandes Conspiraciones de la Historia – Santiago Camacho
Revista Muy Interesante La Vida en la Edad Media (Edición Especial Nº 5)
Historia del Mundo -Serie Para Dummies
Actual Historia del Mundo Contemporáneo- Vicens Vives
Almanaque Mundial 2008 -Televisa
El Prójimo – Pacho O’Donnell
La Revolución de las Ideas de – Roberto Cook

Abuelo…es verdad? de Luis Melnik
El Jardín de Newton – José M. Sánchez Ron
Lo Que Oculta La Historia – Ed Rayner y Ron Stapley

https://historiaybiografias.com/archivos_varios5/estrella1_bullet.png

ocio total

juegos siete diferencias

noparece

fotos

creencias

anticonceptivos

mujeres

actitudes

actitudes


puzzles


------------- 000 -----------

imagen-index

------------- 000 -----------