El Neoimperialismo Occidental Dominación a Países Pobres



El Neoimperialismo Occidental
La Dominación a los Países Pobres

El sistema internacional que surgió de la Segunda Guerra Mundial fue diseñado y dominado por las naciones desarrolladas. Salvo los países íinoamericanos, la mayoría de los países del Tercer Mundo seguían bajo dominio colonial. Aunque entre los gobiernos europeos predominaba el sentimiento genuino de que la descolonización era justa y correcta, otras razones explican los cambios en este sentido después de 1945.

Económicamente, Francia y el Reino Unido no podían seguir manteniendo compromisos de envergadura en el extranjero. Es más, pensaron que podrían conservar las ventajas del colonialismo a la vez que concedían la independencia a sus colonias. Los nuevos países independientes no tuvieron otra opción que participar en un sistema internacional y en un orden económico ya existentes que reflejaban las necesidades del mundo desarrollado. Así, el Reino Unido y Francia comprobaron que se podía responder a las demandas de independencia sin sacrificar los beneficios de las relaciones comerciales y económicas. Estados Unidos desarrolló relaciones similares con América Latina.

El cambio no fue automático, no obstante, y los movimientos nacionalistas tuvieron que organizar frecuentes protestas masivas e incluso enfrenta-mientos armados contra el poder colonial Con el enorme gasto realizado por el Reino Unido y Francia en la Segunda Guerra Mundial, y la subsiguiente independencia de India en 1947, parecía inevitable el progreso de la descolonización.

Gandhi, líder de India

Gracias a su filosofía de la no violencia, La India consiguió su independencia del Imperio Británico.

El dominio económico actual
La ayuda por sí sola suele constituir únicamente una pequeña parte de las finanzas que necesita un país para funcionar correctamente. En cuestión de transacciones económicas de envergadura, ha sido Occidente y no el Este quien ha dominado al Tercer Mundo. El dominio económico del Tercer Mundo ejercido por las naciones industrializadas desarrolladas suele denominarse neoimperialismo.

Juntos, los 24 estados occidentales más ricos constituyen el 60% de la producción industrial mundial, el 73% del comercio mundial y el 80% de toda la ayuda a los países en desarrollo. Más importante aún es el hecho de que todos los grandes bancos comerciales se encuentran en Occidente, así como las dos mayores instituciones financieras del mundo, el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial. En su origen, el FMI y el Banco Mundial ayudaron a Europa a reemprender el desarrollo después de la II Guerra Mundial, pero a medida que los países del Tercer Mundo adquirían la independencia, también ellos recurrieron a estas organizaciones. Junto a los bancos comerciales, éstas concedieron préstamos de dinero para el desarrollo del Tercer Mundo y (desde 1989-1991) a Europa del Este.

Las difíciles condiciones económicas internacionales de los decenios de 1970 y 1980 estuvieron marcadas por la subida del precio del petróleo y el deterioro de los términos de intercambio de muchas otras materias primas. Los países en desarrollo se veían obligados a pagar más por el petróleo pero recibían menos por sus propias exportaciones. Así, se veían a su vez conminados a endeudarse con los bancos comerciales, que en aquella época tenían mucho que prestar porque manejaban ingresos del petróleo.

No obstante, con la recesión económica en Occidente, subieron los tipos de interés y los países del Tercer Mundo se vieron obligados a pagar más intereses de los que tenían previstos. Entretanto, se reducían los ingresos por exportaciones. Sobre todo después de 1982, los bancos comerciales se mostraron reticentes a conceder más préstamos de envergadura a los países del Tercer Mundo, que recurrieron cada vez más al FMI.

El FMI, aportaba dinero sólo si el país organizaba su planificación y administración económica con la aprobación del Fondo. Así, estos países tuvieron que hacer concesiones a las exigencias de la banca, lo cual hizo empeorar las condiciones de vida para los habitantes del Tercer Mundo.



En efecto, para muchos de estos países, el pago de los intereses sobre el crédito absorbe la mayor parte de los ingresos recibidos por las exportaciones, lo que deja un escaso margen para el desarrollo o incluso para el mantenimiento de instalaciones e infraestructura existentes (escuelas, hospitales, sistemas de transporte, etc.). Hacia finales de los ochenta, el dinero que varios países africanos pagaban por la deuda (préstamos e intereses) superaba a cualquier otro concepto de exportación de capital.

Los países más deudores del mundo se encuentran en América Latina. Las deudas de México, Brasil y Argentina juntas son tan grandes que se cree que cualquier negativa o incapacidad de devolverlas provocaría el caos en el sistema bancario occidental. En este hecho reside la vulnerabilidad de los bancos de crédito frente a sus prestatarios.

La comisión Brandt

brandt willy

McNamara (presidente del Banco Mundial), pidió a Willy Brandt para dirigir la Comisión independiente de cuestiones relativas al desarrollo internacional (Comisión Norte-Sur). Después de casi tres años de investigación, el 12 de febrero de 1980, la Comisión presentó su análisis, designado de Informe Norte-Sur o Informe Brandt

El Informe Brandt fue el plan de mayor alcance para enfrentar los problemas de la deuda y del lento desarrollo, y fue implementado en 1979. Fue redactado por la Comisión Independíente para Temas de Desarrollo Internacional, presidida por Willy Brandt (1913-1992), ex Canciller de Alemania Federal.

El Informe proponía cuatro paquetes básicos de recomendaciones:

1. Un programa mundial de alimentación que estimulara la producción agrícola en el marco de la lucha contra los azotes del hambre 2. Un programa anergético mundial; 3, Mayor participación del  Tercer mundo en instituciones como el FMI o el Banco Mundial; 4. El punto más importante a medio plazo: aumentar la ayuda financiera a los países del Tercer Mundo, tanto en subsidios como en préstamos de bajo interés, y en la reducción o cancelación de parte de la deuda, medida que contribuiría a que estos países salieran del ciclo de la deuda y recomenzaran el proceso de desarrollo. En el Informe también se señalaba que el alto gasto en armas de los países desarrollados de Occidente resta recursos potenciales a los empobrecidos países del Tercer Mundo.

A pesar de que el Informe Brandt sostenía que su contenido reforzaba los intereses de occidente, los gobiernos le prestaron escasa atención. No obstante, contribuyó a que la opinión pública en Occidente tomara conciencia de las medidas que se podían y debían adoptar en aras del beneficio mutuo.

La ayuda en el presente
A pesar de la negativa de los gobiernos occidentales a implantar las propuestas del Informe Brandt (ver recuadro), Occidente ha llevado a cabo acciones para responder a las condiciones de emergencia. El hambre en Etiopía y en Mozambique recabó ayudas urgentes gubernamentales e individuales. En muchos países existen organizaciones voluntarias profundamente comprometidas con la captación de fondos para los que sufren hambre en el Tercer Mundo. El proyecto Band Aid de Bob Geldof fue un ejemplo de trabajo realizado por los ciudadanos para recoger dinero para quienes padecen hambre.



El problema de la ayuda de emergencia es que a menudo no se dirige a los asuntos fundamentales. En Ruanda, por ejemplo, no se ha podido resolver el enfrentamiento básico entre los pueblos tutsi y hutu. En Mozambique, la guerra entre el gobierno y los rebeldes apoyados por Sudáfrica ha vulnerado toda posibilidad de desarrollo nacional hasta la celebración, en noviembre de 1994, de elecciones generales aceptadas de antemano por ambos bandos.

Brandt tenía razón al decir que las relaciones norte-sur son tan importantes como las relaciones este-oeste. La tragedia del siglo XX es que, mientras una parte del mundo se ha desarrollado, la parte más sustancial ha perdido su oportunidad para el desarrollo, precisamente en este siglo. Es una pérdida que a largo plazo podría hacer peligrar el bienestar del mundo desarrollado.

https://historiaybiografias.com/archivos_varios5/estrella1_bullet.png

ocio total

juegos siete diferencias

noparece

fotos

creencias

anticonceptivos

mujeres

actitudes

actitudes


puzzles


------------- 000 -----------

imagen-index

------------- 000 -----------