Tragedias Marítimas Historia de los Barcos Hundidos Barcos Fantasmas


barcos hundidos

CURIOSAS HIPÓTESIS ALTERNATIVAS SOBRE LOS BARCOS FANTASMAS

¿Existen tendencias homicidas?
La literatura estadounidense ha abordado el tema de los barcos diabólicos, metáforas de monstruos marinos enemigos del ser humano. No obstante, las embarcaciones reales también se han hecho merecedoras de esa mala fama, como le ocurrió al Great Eastern, algo así como el Titanic del siglo XIX, que ya entró con mal pie en la historia naval el mismo día en que lo botaron. Corría el 30 de enero de 1858 y de puro milagro no fue a parar directamente al fondo de las aguas portuarias. Finalmente, tras permanecer un año en el dique seco, se hizo a la mar, aunque la misteriosa desaparición del maestro carpintero presagiara lo peor. Su primer viaje empezó fatal: una caldera de agua saltó por los aires, mató a un hombre y quemó a varios pasajeros.

Al cabo de un mes, el constructor del buque murió de un infarto. En 1862, estuvo a punto de hundirse en medio de una tempestad. Por si fuera poco, la tripulación se quejaba siempre de un martilleo continuo, todo un concierto espectral que podía oírse hasta en la cubierta superior. El fantasma-orquesta del Great Eastern, ya en vías de desguace, dejó de serlo cuando se descubrió el esqueleto del desaparecido maestro carpintero entre la doble hélice.

¿Está poblado de espectros el Queen Mary?
En mayo de 1936, el transatlántico inglés R. M. S. Queen Mary realizó su primer viaje de Southampton a Nueva York y a partir de 1941 fue utilizado para el transporte de tropas aliadas en la Segunda Guerra Mundial. En 1967 se vendió a la ciudad californiana de Long Beach, donde pudo iniciar un nuevo servicio como museo, hotel, restaurante y centro de congresos. Más allá de la atracción turística, este buque de sangre real, al menos de nombre, se convirtió rápidamente en un reino de fantasmas sin igual.

Los cazafantasmas encontraron un filón: una joven dama vestida de punta en blanco iba por el Salón de la Reina; un hombre en traje de etiqueta estaba en una suite de primera clase; un grupo de niños, en un cuarto trastero; dos mujeres ahogadas, en la piscina de primera clase, y un miembro de la tripulación llamado John Pedder al que aplastó una puerta en 1966. Tampoco faltaban sonidos de ultratumba, como los lamentos de los 329 marinos muertos del Curacoa, que chocó con el Queen Mary el 2 de octubre de 1942.

¿Hay Litorales Predilectos de los Buques Fantasma?
Existen costas en el mundo, célebres por la acumulación de trágicos naufragios, que han dado pie a numerosas leyendas sobre embarcaciones fantasma. Uno de esos lugares malditos es el litoral de Nueva Escocia, en Canadá, donde proliferan esas embarcaciones espectrales. Así, en New Brunswick creían ver de vez en cuando al Colbum, que desapareció en medio de una tormenta en 1838; las luces del John Craig, hundido en las traicioneras aguas de Shippigan Shoals por la misma época, o al Isabella, perdido con un cargamento de maderas en dirección a Sudamérica en 1868. En Merigomish preferían aferrarse a su propia historia y descubrir la silueta de un galeón pirata, cañoneado por una fragata británica durante la guerra napoleónica. Una aparición que se entremezclaba con la de un navío de tres mástiles, fiel a su cita con el equinoccio de otoño, bien visible gracias a una llamarada que lo consumía todo en un instante.

¿Es la Leyenda del Holandés Errante de Origen Btetón?
No se conoce a ciencia cierta el origen de la leyenda del Holandés Errante, pero está claro que surgió a partir del siglo XVII, cuando holandeses, ingleses y franceses arrebataron a portugueses y españoles el control de las rutas atlánticas. Es posible que la condición de barco maldito se basara en las supersticiones marineras de la Bretaña francesa, donde existía la creencia de que algunos barcos hundidos volvían a emerger una y otra vez junto a sus tripulantes muertos. En cada aparición se mostraban más grandes y aparecían cargados con un mayor número de marinos. Un lobo de mar cuyo primer barco se había ido a pique cerca de la isla de Sein aseguró haberlo divisado de nuevo en aguas lejanas, cada vez más grande, y soñaba con subir un día a bordo, en vez de morir en su cama, para continuar navegando eternamente. Era fama que el Lestr anAnaon navegaba de noche, cerca de Finisterre, con un cargamento de almas. Algo semejante al Bag Nozen Audierne, siempre gobernado por el primer muerto del año. En el puerto de Tréguier tenían su propio barco que llevaba las almas de los difuntos, especialmente las de personas ahogadas, hacia islas ignotas.

¿Surcan los Buques fantasmas benefactores?
Al capitán Hampson, patrón del yate Mary Ann, nunca se le borró de la memoria aquel día de julio de 1934 en que navegando en alta mar cayó la niebla y surgió por estribor, delante de él, un viejo velero a toda velocidad, sin nadie abordo. Para esquivarlo tuvo que hacer una brusca maniobra. Pero desapareció tan rápido que no pudo leer el nombre. Al clarear, divisó un remolcador y vio también una buena partida de madera a flor de agua que se había desprendido del tren de popa de alguna embarcación. Asombrado, comprendió que de no ser por la aparición del viejo velero habría naufragado al chocar contra una barrera de sólidas piezas de madera. Otra versión del misterioso incidente cuenta que Hampson no pudo evitar el impacto con la vieja embarcación, pero que esta no advirtió el choque. Nada crujió ni nada se movió. El velero estaba desierto y sus velas rotas parecían hincharse con el viento pese a que todo estaba sumido en el más completo y espectral silencio.
 

¿Han Existido Casos de Botes Fantasmas?
Allá en las costas canadienses de Vancouver, en una zona peligrosa conocida por los marineros como “El cementerio del Pacífico”, el vapor S. S. Valencia se hundió en 1906. Solo pudieron salvarse 37 personas de las 180 que iban abordo. Cinco meses después de la tragedia, un pescador dijo haber descubierto un bote salvavidas con ocho esqueletos en una cueva. Los guardacostas se acercaron rápidamente al lugar indicado, pero no encontraron nada. Veintisiete años más tarde, fue visto un bote vacío del Valencia en perfecto estado de conservación, flotando sobre las aguas, cerca de Barkley Sound, al norte del punto donde había ocurrido aquel terrible naufragio.

¿Transportó la Deering ron Durante la Ley Seca?
La goleta Corroll A. Deering cuyos restos fueron oficialmente dinamitados por orden de los guardacostas delManning en marzo de 1921, siguió siendo objeto de las hipótesis más descabelladas. Sin duda, una de las más exitosas hacía referencia a un grupo de contrabandistas de los tiempos de la Ley Seca que pirateó la goleta para convertirla en uno de los cargueros clandestinos que transportaba cajas de ron desde su sede en las Bahamas.
 

¿Fue el el Ourang Medan atacado  por seres extraños?
No existen documentos oficiales que registren ni la existencia ni la desgracia del Ourang Medan. Los especialistas creen que se trata de una invención periodística, concretamente de la revista Fute, una publicación estadounidense especializada en fenómenos científicamente indemostrables que contó la historia en 1953. Según esta, el rictus de espanto que mostraban los cadáveres de los marinos hallados sobre la cubierta del carguero era producto del ataque de Ovnis o de algún otro ser de aspecto tan horroroso que fue capaz de matar de miedo a los tripulantes. Dejando de lado los factores paranormales, otras fuentes creen que el barco transportaba clandestinamente una materia prohibida, altamente tóxica, volátil y peligrosa. Por eso no estaba inscrito en ningún registro oficial. Ese material inestable sería también el causante de la súbita explosión que destruyó el navío.

HISTORIA DE LOS BARCOS HUNDIDOS -

S.S.VALENCIA. cubría la ruta San Francismo a Seattle cuando una tempestad lo hundió

Fuente Consultada: Barcos Fantasmas Cuadernillo N° 16 National Geographic

CRONOLOGÍA DE LOS MAS IMPORTANTES BARCOS HUNDIDOS:
Las mayores tragedias marítimas

3 de febrero de 2006: El barco de pasajeros egipcio Al-Salam Boccaccio 98, con aproximadamente 1300 pasajeros a bordo, se hunde en el Mar Rojo.

25 de septiembre de 2002: El ferry senegalés zozobra en Gambia, oeste de Africa, matando a 1000 personas.

3 de mayo de 2002: Unos 470 personas mueren y un centenar desaparecen en el naufragio de un ferry en Bangladesh, en el río Meghna.

19 de octubre de 2001: 350 muertos en el naufragio, cerca de la isla de Sumatra, de una embarcación con exceso de carga que llevaba inmigrantes desde Indonesia hacia Australia.

29 de junio de 2000: unos 470 pasajeros mueren a bordo de un ferry indonesio que naufraga frente a las islas Molucas.

21 de mayo de 1996: Un ferry se hunde en el Lago Victoria, en el este de Africa. Mueren al menos 500 personas.

28 de septiembre de 1994: El ferry Estonia naufraga durante una tormenta en el Báltico, causando la muerte de 852 pasajeros.

16 de febrero de 1993: Un ferry repleto de pasajeros se hunde entre Jeremie y Puerto Príncipe, Haití. Mueren entre 500 y 700 personas.

20 de diciembre de 1987: En el peor accidente de la historia de la navegación en tiempos de paz, el barco Dona Paz choca con el petrolero MT Víctor en Filipinas y causa la muerte de 4340 personas.

31 de agosto de 1986: El barco de pasajeros soviético Admiral Nakhimov choca con un navío mercante en el Mar Negro. Ambos buques se hunden y mueren 448 personas.

25 de mayo de 1986: Alrededor de 600 pasajeros mueren cuando un ferry se hunde en el Río Meghna, Bangladesh.

27 de enero de 1981: El barco de pasajeros de bandera indonesa Tamponas II naufraga luego de incendiarse en el Mar de Java. Mueren 580 personas.

25 de julio de 1956: Dos transatlánticos de pasajeros, Andrea Doria y Estocolmo, chocan en Massachusetts. El Andrea Doria se hunde y mueren 46 de sus 1706 pasajeros y tripulantes.

7 de mayo de 1915: El transatlántico británico Lusitania es torpedeado y hundido por un submarino alemán cruzando el Océano Atlántico. Mueren 1.195 personas.

29 de mayo de 1914: El buque de vapor canadiense (“Emperatriz de Irlanda”), choca con un carguero noruego cerca de Quebec, se hunde en 14 minutos y mueren 1012 personas.

12 de abril de 1912: El Titanic (el buque a vapor de transporte de pasajeros más grande de todos los tiempos) golpea un iceberg en el Atlántico y hunde en su primer viaje, causando la muerte de al menos 1496 personas.

15 de junio de 1904: El barco a vapor General Slocum se prende fuego en el East River de Nueva York. Mueren más de 1000 personas.

27 de abril de 1865: El buque La Sultana se hunde por la explosión de su sistema de impulsión a vapor en el Río Mississippi, matando al menos a 1700 personas.

Historia de las Embarcaciones

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Powered by sweet Captcha