Acorazado Aleman Bismark Armas de Alemania en la Guerra Mundial



Acorazado Alemán Bismark: Armas de Alemania en la Segunda Guerra Mundial

ACORAZADO ALEMÁN
“BISMARCK”

ACORAZADO ALEMÁN “BISMARCK” armas de la segunda guerra mundial

ACORAZADO ALEMÁN “BISMARCK”
En el año 1939 Alemania puso en servicio activo a una de las que llegarían a ser célebres naves de guerra. En este caso, célebre por la épica batalla que sostuvo contra un número elevado de buques enemigos, que tras perseguirla y cercana, la obligaron a presentar batalla en condiciones de evidente inferioridad.

Se trata del acorazado “Bismarck”, poderosa unidad de batalla botada el mismo año en que comenzó la Segunda Guerra Mundial. Gemelo del acorazado “Tirpitz”, el “Bismarck” suscitó los más variados comentarios. Pero algo fue aceptado por todos, inclusive por los técnicos navales británicos: en ese momento, el “Bismarck” era la más moderna nave de batalla.

Oficialmente se declaró, en círculos navales alemanes, que la nave desplazaba 35.000 toneladas. Posteriormente, en cambio, se supo con certeza que el verdadero desplazamiento era mucho mayor y que alcanzaba a 40.000 toneladas.

También con respecto a su equipo y armamento secundario se tejieron hipótesis múltiples y la diversidad de datos se vio complicada aún más por los continuos cambios y modificaciones de que fueron objeto. Sin embargo, pueden aceptarse como seguros los siguientes datos técnicos: el largo total de la nave, o eslora, alcanzaba a 237 metros.

Las turbinas que lo impulsaban le permitían desarrollar una velocidad de 30 nudos. El armamento pesado estaba integrado por 8 cañones de 15 pulgadas, montados de a dos en cuatro torres blindadas de diseño angular denominado “hongo”. Además, 12 cañones de 5,9 pulgadas, montados de a dos en torres similares, se hallaban distribuidos en las dos bandas. (tres torres por banda).

El armamento secundario estaba constituido por 16 cañones de 4,1 pulgadas, montados de a dos en torres blindadas, distribuidas de a cuatro por banda. Entre la chimenea y las torres de popa se encontraba el cobertizo que guardaba cuatro hidroaviones. A ambos lados se hallaban las dos catapultas y las grúas destinadas a elevar a bordo a los hidroaviones. Para la defensa antiaérea poseía 16 cañones y 16 ametralladoras pesadas montadas de a dos.

La formidable estructura del “Bismarck” fue puesta a prueba durante la batalla que sostuvo contra la poderosa flota británica que le dio caza. Indudablemente, las características del acorazado alemán le permitieron resistir a innumerables impactos, de armas de todo tipo y calibre.

Y debe admitirse que, si bien sucumbió, lo hizo ante el mayor número de sus atacantes. Efectivamente, resulta dudoso admitir que en igualdad de condiciones el “Bismarck” hubiera podido ser destruido.



https://historiaybiografias.com/archivos_varios5/estrella1_bullet.png

ocio total

juegos siete diferencias

noparece

fotos

creencias

anticonceptivos

mujeres

actitudes

actitudes


puzzles


------------- 000 -----------

imagen-index

------------- 000 -----------