Lancha de Desembarco Japones Susha Armas usadas en la Guerra Mundial



Lancha de Desembarco Japones Susha: Armas Usadas en la Guerra Mundial

«Susha»
Lancha de Desembarco Japonesa

Lancha de Japonesa Susha

«SUSHA” LANCHA DE DESEMBARCO JAPONESA: Las grandes operaciones de desembarco y de ataque anfibio que se desarrollaron en el curso de la Segunda Guerra Mundial carecían, prácticamente, de antecedentes.

En la Primera Guerra Mundial, los británicos, por inspiración de Winston Churchill, que a la sazón ocupaba el cargo de Primer Lord del Almirantazgo, habían ya llevado a cabo una importante operación de desembarco. Hombres en número de 75.000, junto con 1.600 caballos y mulas y 300 vehículos, fueron conducidos por una flota de 200 embarcaciones hasta las playas de la península de Gallipoli, en la boca del estrecho de los Dardanelos.

El objetivo era adueñarse del estrecho y obligar de esa manera a Turquía, entonces aliada de Alemania, a capitular. Para realizar el desembarco, fueron concentradas en Egipto y las islas del Egeo embarcaciones de todo tipo, desde grandes transatlánticos hasta remolcadores conducidos desde el río Támesis. El desembarco, por lo tanto, se realizó, con medios totalmente improvisados. No existían entonces, como no existieron hasta mucho tiempo después, naves especialmente diseñadas para tales operaciones.

El desembarco en Gallipoli se concretó, efectivamente, pero costó sangrientas pérdidas. Las tropas, luego de nueve meses de lucha encarnizada, tuvieron que ser evacuadas de las cabeceras de puente. Así concluyó la primera gran operación de desembarco de los tiempos modernos.

Tocó a los japoneses, en el transcurso de la guerra con China, iniciar los primeros desplazamientos y desembarcos masivos de tropas.

Sobre la base de las experiencias obtenidas en las operaciones en China, los japoneses perfeccionaron embarcaciones adaptadas específicamente al desembarco de hombres y materiales directamente sobre las playas. Uno de los modelos fue la denominada lancha de desembarco “Susha”, que, a pesar de su aparente construcción rudimentaria, era sumamente eficaz.

La “Susha” tenía excelente condiciones de navegabilidad y se adaptaba a cualquier operación anfibia. Construida totalmente de madera, era propulsada por dos motores diésel marinos y poseía dos hélices montadas en canales, lo que le permitía navegar hasta profundidad de calado, en un mínimo de agua.

Generalmente, la “Susha” no iba armada, aun cuando en determinadas ocasiones, si la carga lo permitía, se la artillaba con dos ametralladoras antiaéreas. Su defensa, por lo tanto, quedaba casi siempre a cargo de las armas de los soldados o vehículos que transportaba.

En operaciones de ataque podía transportar hasta 100 infantes con todo su armamento o el peso equivalente en vehículos. Tenía una eslora de 18 metros y su tripulación estaba constituida por tres hombres.

Las lanchas “Susha” fueron utilizadas con extraordinario rendimiento en las campañas de conquista emprendidas por el Japón en el Pacífico. En esa época los aliados no habían aún desarrollado convenientemente sus defensas costeras, lo que facilitó la acción de las “Susha” y sus semejantes.

La Historia del Mundo en Imágenes



------------- 000 -----------

imagen-index

------------- 000 -----------