Biografia de Asurbanipal Rey Sumerio



Biografía de Asurbanipal Rey Sumerio: Descubrimiento de la Biblioteca Behistun

Grande en la Historia y en la leyenda es la figura de Asurbanipal, nieto de Senaquerib e hijo de Asarhadón, es el último de los grandes Sargónidas.

En él cristaliza todo el poder de los asirios; pero también toda la flaqueza de un imperio que se basaba en un jefe y en un ejército. En el momento en que va a sonar la hora del hundimiento de Asiría, aquel pueblo de guerreros lanza su último y poderoso destello de gloria: Asurbanipal.

Ascendió al trono en 669 por voluntad de su padre. Su hermano mayor, Shamasch-sum-ikín, recibió el título de rey vasallo de Babilonia, mientras en él recaía la totalidad del imperio.

Los historiadores han visto en este acto la imposición del partido militar asirio, encarnado en Asurbanipal, sobre el de los sacerdotes, intelectuales y comerciantes de Babilonia.

De ser cierta esta versión, el triunfo del ejército fue su última victoria, ya que desde aquel momento se rompía la cohesión entre las clases sociales encargadas de dirigir la vida del mundo asirio.

VEAMOS SU HISTORIA….

La región situada entre el Éufrates y el Tigris (actualmente, Iraq) se bautizó con el nombre de Mesopotamia (del griego, meso: “medio”, potomos: “río”, “entre ríos”). Los sumerios, un pueblo agricultor y pescador, estaban afincados en esta región que, con su fértil suelo regado por ambos ríos y sus afluentes, proporcionaba alimento suficiente para sustentar a poblaciones mayores.

El deshielo de los montes de Armenio entre mayo y septiembre y el material de aluvión que arrastraban los grandes ríos permitió un enorme rendimiento agrícola.

Fue aquí donde se inventó el primer sistema de escritura del mundo, denominado escritura «cuneiforme», para registrar el flujo de bienes y productos traído por el florecimiento del comercio.

Mesopotamia se considera el primer ejemplo de una verdadera civilización: no es una gran ciudad, sino una región dominada por ciudades-estado unidas por una cultura e intereses comerciales.

La Mesopotamia asiático, con sus trascendentales ríos Tigris y Eufrates, fue el ámbito donde se desarrollaron culturas urbanas que se encuentran entre las civilizaciones humanas más antiguas.

Allí se modelaron nuevas organizaciones de vida, que dejaron su impronta en las sociedades futuras y nos brindaron, junto con Egipto, los primeros testimonios escritos de la historia.

Austen Layard Gracias a uno de los mas notables descubrimientos arqueológicos de todos los tiempos , llevado a cabo en 1840 por un joven arqueólogo británico aficionado llamado  Austen Layard , sabemos que hace unos 5000 años en la antigua Sumeria un sistema de escritura.

En vez de quedarse en Londres a ejercer su profesión de letrado, Layard decidió trasladarse a vivir a la isla de Ceilán (actualmente Sri Lanka), en el extremo sur de la India, que estaba entonces bajo dominio británico.

Layard nunca llegó a Ceilán. Se detuvo en Oriente Medio, en Irán, donde quedó fascinado por la historia de la región, y en particular por un monte grande y extraño cerca de la ciudad de Mosul, a orillas del Tigris.

Estaba tan intrigado por aquella singular colina hecha por el hombre y cubierta de polvo y arena que convenció al embajador británico en Turquía para que financiase una excavación arqueológica con el fin de ver qué había debajo de todo aquello.

El 9 de noviembre de 1845, Layard, con un equipo de lugareños, inició las excavaciones. Al cabo de unas horas sus cepillos y palas sacaron a la luz las murallas de un antiguo palacio cubierto con losas de piedra, todas ellas repletas de inscripciones de aspecto curioso en una escritura antigua desconocida.

No se trataba sólo de un vistoso palacio real con unos cuantos grafitos antiguos que Layard y su equipo habían encontrado por casualidad. Tras una serie de excavaciones, aparecieron en el yacimiento dos palacios y una enorme biblioteca real, que resultaron ser los restos de la antigua ciudad bíblica de Nínive.

La biblioteca había sido construida por Asurbanipal, el último gran rey de Asiria, que murió en 627 a. C. Fue un monarca erudito y ávido coleccionista. A diferencia de la mayoría de los reyes de su época, Asurbanipal sabía leer y escribir, y era notoria su capacidad para resolver complicados problemas matemáticos.

Layard y su equipo descubrieron la asombrosa cantidad de 20.000 tablillas de barro en la biblioteca de Asurbanipal, entre ellas listas de reyes, textos históricos y religiosos, tratados matemáticos y astronómicos, contratos, documentos legales, decretos y cartas reales. Todo ello proporciona una fascinante percepción de la Antigüedad que ha modificado nuestra comprensión de cuándo y dónde emergieron las primeras civilizaciones, y de cómo eran.tablillas sumerias



Evidentemente, antes de que pudiera obtenerse algún conocimiento útil de estas preciosas tablillas de barro, alguien tenía que averiguar cómo leer los textos inscritos.

Por suerte, aproximadamente al mismo tiempo que Layard y su equipo desenterraban las tablillas de Nínive, un oficial británico que servía en Persia realizó otro descubrimiento extraordinario que desvelaba la clave para poder leer la escritura cuneiforme.

La piedra Rosetta , actualmente en el Museo Británico, es un famoso bloque de piedra hallado en Egipto por las tropas de Napoleón en 1799 que contiene el mismo fragmento de texto en tres lenguas distintas, dos en la antigua escritura jeroglífica del antiguo Egipto y la tercera en griego clásico. En 1822, el erudito francés Jean François Champollion descifró la piedra, que se convirtió en la clave para la traducción de los jeroglíficos.

Lo que Henry Rawlinson descubrió en lo alto de las estribaciones de los montes Zagros, en la frontera entre Irán e Iraq, no fue menos espectacular. A cien metros de altura, en un acantilado de piedra caliza que bordea una antigua carretera que sale de Babilonia en Iraq, encontró una serie de estatuas talladas en la roca, cada una de ellas con un texto escrito debajo.

Estas tallas, llamadas la «inscripción de Behistun», cuentan la historia de las conquistas del rey Darío, un rey persa que gobernó en aquella zona desde 522 hasta 485 a. C. Al igual que en la piedra Rosetta, las historias están narradas en tres lenguas, pero al estar tan elevadas, nadie antes que Rawlinson había intentado leer lo que había inscrito.

En 1835 Rawhinson escaló el acantilado y copió las inscripciones. Descubrió que la primera parte del texto era una lista de reyes persas, que coincidía exactamente con otra hallada en las historias del escritor griego Heródoto.

Esto proporcionó a Rawlinson la clave que necesitaba para poder dilucidar la lectura de las letras de la antigua escritura cuneiforme y, gracias a él, los expertos han podido descifrar gran parte de lo que hay escrito en las preciosas tablillas descubiertas por Layard en la biblioteca de Asurbanipal.

Probablemente, las tablillas más famosas de este tesoro procedente de Nínive son las que narran las aventuras de un rey primitivo de Sumeria llamado Gilgamesh, que gobernó en una de las primeras ciudades sumerias, Uruk, situada a la orilla del Eufrates, hoy en el sur de Irak.

MAS SOBRE SU BIOGRAFIA:

SUS CONQUISTAS: En el campo de las armas, Asurbanipal procuró ensanchar y consolidar el dominio de sus mayores. Prosiguiendo la conquista de Egipto, iniciada por su padre Asarhadón, derrotó a las tropas de Tirhaka, expugnó Tebas y rechazó a los etíopes hasta más allá de la segunda catarata del Nilo (667).



Posteriormente tuvo que hacer frente a una nueva insurrección, alentada por Tamutamón, sucesor de Tirhaka en Nepata, logrando pleno éxito en su empeño (663).

Para regir Egipto, nombró a Psamético, hijo de Neco, rey vasallo en Memfis y Sais, que le fué fiel durante algún tiempo. Pero luego, aprovechando las dificultades de Asurbanipal en Babilonia y las fronteras del Norte, se proclamó soberano independiente (651). Este acto puso término a la expansión de Asiría por el valle del Nilo.

En Babilonia la lucha entre el partido asirio y el nacional no había quedado resuelta con el nombramiento de Shamasch-sum-ikin.

Después de una campaña contra el rey de Elam, que en 655 había invadid’ las fronteras de Mesopotamia, Asurbanipal se había internado hasta Susa y había colocado en el trono elamita a una hechura suya, Ummanigasch.

El poder asirio parecía consolidado cuando se sublevó Shamasch-sum-ikín (651), no sólo para apoderarse de la corona, sino para dar un rumbo distinto a la política del imperio.

Shamasch halló fervorosos partidarios en Elam, Judá, Fenicia y Egipto, es decir, en todas las regiones del imperio asirio que aun conservaban cierta independencia y querían verse libres del terror del ejército de Asurbanipal.

Sin embargo, la sublevación fué sofocada por las armas. Asurbanipal derrotó al ejército babilónico, y su hermano se arrojó’ al fuego que había encendido en su píopio palacio (650).

El Elam fué castigado y quedó con mV yor dependencia que antes respecto a Asiría (647). También fueron reprimidas la rebelión de los árabes del desierto de Damasco, la de Manases de Judá y la de las ciudades fenicias de Tiro y Akko. Sin embargo, aquél fué el primer crujido del edificio imperial asirio.

En las fronteras del Norte, Asurbanipal logró  en 645 derrotar a los invasores cimerios (indogermanos), quienes, después de destruir el reino de Lidia, pretendían penetrar en Siria por las Puertas Cilicias. Los cimerios refluyeron hacia Anatolia, pero desde entonces fueron, juntamente con los escitas, un nuevo elemento de perturbación en los lindes septentrionales del imperio.

Hacia 642 Asurbanipal celebra sus victorias. Después de la crisis de 650 todo parecía restablecido, a excepción de Egipto, país que había recobrado su independencia.

Desde aquella fecha hasta su muerte, el soberano dio rienda suelta a sus aficiones literarias y artísticas. Fué aquélla la época de mayor esplendor del arte asirio, reflejado cabalmente en las representaciones escultóricas.

En su biblioteca de Nínive, Asurbanipal reunió gran cantidad de textos cuneiformes, los cuales recogían la historia y la literatura más antigua del país. Como gran déspota oriental, nuestro personaje fué sanguinario, violento y apasionado.

Gustaba de la caza y de los ejercicios corporales, y en no menor escala de los placeres del harén, como consta textualmente en sus inscripciones.

fuente

 BIOGRAFIAS PARA INFORMARSE:
Biografia de Francisco I Sforza
Biografia de Cosme de Medicis
Biografia de Federico de Montefeltro
Biografia de Fra Angelico
Biografia de Ludovico Sforza
Biografia Andrea del Verrocchio
Biografia della Pico de la Mirandola
Biografia de Filipino Lippi


noparece

fotos

creencias

anticonceptivos

mujeres

actitudes



------------- 000 -----------

imagen-index

------------- 000 -----------