Biografía de Lenin Causas de su Muerte Revolucionario Ruso



Biografía de Lenin Líder Revolución Rusa
Causas de su Muerte

Revolucionario y político ruso (Simbirsk 1870-Gorki 1924). Su nombre verdadero era Vladimir Ilich Uliánov. Teórico del marxismo, era hijo de un director de escuela. Un hermano suyo fue ejecutado por haber atentado contra el zar Alejandro III. Realizó estudios de derecho en la Universidad de Kazan, de la que fue expulsado por su actividades políticas. Siguió estudiando en San Petersburgo, donde entró en contacto con círculos marxistas.

Se afilió a la socialdemocracia, y en 1899 abandonó Rusia, en un autoexilio que dedicó intensamente a la labor ideológica y organizativa. A partir de 1917 participó activamente en los movimientos revolucionarios que condujeron al derrocamiento del zar.

Llegó a Rusia gracias a la ayuda alemana, pues en plena Primera Guerra Munial los alemanes pensaron que les convenía introducir la discordia en Rusia. En octubre de 1917 dio un golpe de mano y logró el poder; acabó con el gobierno provisional de Kerenski e impuso el sistema soviético. Nacionalizó las industrias, firmó la paz con Alemania en Brest-Litovsk (1918) e implantó un férreo sistema de dirección de la economía (la «economía de guerra»).

Posteriormente, la «Nueva Política Económica» suavizó estas medidas. Lenin planificó la economía mediante planes quinquenales. A su muerte hubo una lucha por el poder de la que salió victorioso Stalin, pese a que era sabido que Lenin prefería a Trotski.

biografia lenin vladimir

Nacido en Simbirsk en 1870, fue el tercer hijo de Uva Uliánov, inspector de las escuelas primarias de la provincia de Simbirsk, y de María Blank, hija de un médico militar de origen ucraniano. Pocas noticias se tienen acerca de la infancia del que sería Lenin: revoltoso y dotado de una energía y de un furor vital excepcionales, se trataba de un niño que «tenía respuestas para todo», vigoroso, regordete y extraordinariamente vivo.

El ascenso de su padre a director de enseñanza primaria de la provincia y consejero de Estado en activo, junto con el ingreso en la nobleza como comendador de la orden de San Vladimiro, permite a la familia llevar un tren de vida más que notable, en el barrio aristocrático de Simbirsk, a partir de 1878.

El pequeño Volodia destaca rápidamente entre sus compañeros de clase y se dedica con fervor a los juegos deportivos con un gran afán de competencia, y, en particular, con un gran deseo de emular y de aprender de los mayores, participando de sus conversaciones o de sus excursiones: su modelo era su hermano mayor, Alejandro, pausado y reflexivo, estudiante de ciencias en San Petersburgo.

El cabeza de familia había de morir en 1885, víctima del impacto que le causó una jubilación prematura dictada por los funcionarios de su ministerio; el pequeño Vladímir quedó solo junto a su madre, pues sus dos hermanos seguían en San Petersburgo. Por entonces, Alejandro había entrado en contacto con el marxismo, sin dejar de trabajar por ello en las filas populistas de la Voluntad del Pueblo, organización terrorista, uno de cuyos fines era la eliminación del zar Alejandro III.

Sacha, como se le conocía familiarmente, participó en el complot y, descubierto y juzgado, fue condenado a muerte y ejecutado en marzo de 1887.



Para prevenir a su hijo pequeño del «contagio de la capital», la señora Uliánov le envió a estudiar a Kazan. Con poca fortuna, porque Vladímir se enroló inmediatamente en las filas del movimiento estudiantil, lo que le valió ser detenido y obligado a vivir en residencia vigilada fuera de Kazan.

La evolución que le condujo a la lucha revolucionaria a los diecisiete años no está suficientemente analizada: pueden aducirse la muerte del padre, en el terreno de la crisis religiosa; la ejecución de su hermano y el abandono que sus amigos del medio burgués manifestaron a raíz de la caída del terrorista; en fin, el estímulo a la acción que significaba el medio estudiantil, en aquellos años convertido, a falta de una clase obrera numerosa y consciente, en la vanguardia de la lucha contra la autocracia.

En el invierno de 1888, tras lograr el regreso del destierro, Lenin se inició en el estudio del marxismo, en concreto con la lectura del libro primero de El Capital, y se relacionó con el círculo de marxistas que dirigía en Kazan otro joven, Fedoseev. Imposibilitado por sus antecedentes a proseguir sus estudios en Kazan y habiéndosele negado pasar los exámenes de Estado como externo, Lenin siguió a su madre, deseosa de privarle de relación con los ambientes revolucionarios, a la provincia de Smara, donde entraría en contacto con nuevos círculos, constituidos por desterrados populistas y marxistas. Finalmente autorizado a los exámenes, logró pasar éstos satisfactoriamente y pudo empezar a ejercer como abogado en julio de 1892.

Pasante de un abogado liberal en San Petersburgo, Lenin entró en un círculo marxista de la capital, y allí comenzó sus primeros trabajos económicos.

No avanzaban sus trabajos como abogado, pero sí sus tareas de organización a través de grupos de trabajo, círculos y conferencias entre obreros y estudiantes. En una de sus numerosas reuniones conocería Lenin a su futura mujer, Nadiezhda Konstantinovana Krúpskaia, hija de un modesto funcionario, que le ayudó en sus tareas con los círculos obreros de los barrios de la Nevskaia Zastava.

Al mismo tiempo, Lenin entraba en contacto, como jefe de hecho de los «marxistas ilegales», con Struvé y los «marxistas legales» y con Plejánov y en 1895  nace la idea de conformar un partido de los social-demócratas rusos diseminados por el interior y el exterior de Rusia

Mas tarde en París, Lenin entraría en contacto con otro grupo marxista que no reconocía la autoridad de Plejánov: Unión de los socialdemócratas rusos en el extranjero, dirigido por Steklov, a través del cual Lenin entró en contacto con el marxismo francés en la persona de Paul Lafargue, yerno de Karl Marx.

De nuevo en Rusia, las actividades de agitación y organización no dejaron de incrementarse, en 1895 Lenin en manos de la policía por su participe en la edición de un periódico clandestino y fue fue condenado a tres años de deportación en la Siberia oriental, donde concluiría su trabajo fundamental acerca del capitalismo en Rusia, iniciado a lo largo de los seis meses de reclusión previa en San Petersburgo: El desarrollo del capitalismo en Rusia.

En agosto de 1900, Lenin arribaba a Zurich, y los primeros contactos directos con Plejánov significaron ya un claro enfriamiento debido a distintas ideas en lo referente a la publicación de un diario. De cualquier modo, Lenin cedió a las exigencias de Plejánov y se trasladó a Munich para poner en marcha las ediciones: el 24 de diciembre salía el primer ejemplar de Iskra (Chispa), con el epígrafe: De la chispa brotará la llama, y que se sabe estaba difundiéndose por San Petersburgo a comienzos del año 1901.

El proyecto inicial de Lenin, en base de sus características tesis, fue aprobado en principio sobre las siguientes bases: rechazar todo intento de mezclar la lucha del proletariado con formas economicistas, oportunistas, etc.; llevar a cabo una profunda lucha ideológica contra los adversarios del marxismo revolucionario; derrocamiento del zarismo como primer objetivo de todos los socialdemócratas; dirigir la lucha del proletariado en los campos político, económico y social. Para lograr acuerdo debían crearse congresos y asi debatir las ides y conseguir consenso.



Lenin se traslada a Londres donde entró en contacto con el futuro Trotski (conocido a la sazón como Pluma) para trabajar en la redacción del periódico y convocar a un Congreso, que finalmente fue inaugurado en un hangar vacío de Bruselas, en julio de 1903, se abrió con cuarenta y ocho delegados y terminó sus sesiones en Londres con el triunfo de los partidarios de Lenin. Aquí se produjo una escisión en dos facciones: los mencheviques, que eran minoría, y los bolcheviques, que eran mayoría y eran partidarios de Lenin y de la conversión del partido en un organismo regentado por revolucionarios profesionales.

La función de los intelectuales era dirigir la política y hacerla comprensible para la masa. Lenin propugnaba la necesidad de una acción de fuerza para hacerse con el poder. Entretanto, Plejánov, en un intento conciliador que no satisfizo a Lenin, se acercó a Mártov y obligó con ello al jefe bolchevique a dejar la redacción de Iskra.

En 1905 estalló en Rusia la revolución obrera,  por fin, las grandes masas trabajadoras habían alcanzado con gran rapidez el nivel de sus camaradas socialdemócratas conscientes, las reivindicaciones económicas habían dejado paso a las reivindicaciones políticas y el prestigio del zar estaba destruido para siempre.

En esta situación, los nuevos intentos de llegar a acuerdos unitarios con los mencheviques se fueron al traste, de modo que Lenin y sus partidarios consiguieron la celebración de otro congreso socialdemócrata (treinta y ocho delegados en Londres) que, en abril de 1905, decidió la eliminación del consejo del partido, la elección de un comité central de cinco miembros como única dirección y al Vpered como periódico oficial del partido, cambiando su nombre por el de Proletary (Proletario).

En 1917, agotada por la Primera Guerra Mundial, Rusia estaba madura para el cambio. Buen pase de los alemanes, que esperaban que iba a socavar el esfuerzo de guerra de Rusia, Lenin regresó a su casa y comenzó a trabajar en contra del gobierno provisional que había derrocado al régimen zarista.

Finalmente se llevó a cabo lo que pronto iba a ser conocida como la Revolución de Octubre, pero se trataba realmente de un golpe de Estado. Casi tres años de guerra civil siguió. Los bolcheviques tomaron el control total del país. Durante este período de la revolución, la guerra y el hambre eran la constante en el pueblo ruso, y Lenin demostró un frío desprecio por los sufrimientos de sus compatriotas y sin piedad aplastó toda oposición.

Aunque Lenin fue implacable también fue pragmático. Uso todos sus esfuerzos e ingenio para transformar la economía rusa a un modelo socialista estancado, presentó la nueva política económica, donde se permitió la empresa privada (propia del capitalismo), una política que continuó durante varios años después de su muerte.

En 1918, Lenin sobrevivió por poco a un intento de asesinato, pero fue herido gravemente. Su salud se vio afectada a largo plazo, y en 1922 sufrió un derrame cerebral del que nunca se recuperó por completo.

En sus últimos años, se preocupaba por la burocratización del régimen y también expresó su preocupación por el creciente poder de su eventual sucesor de Joseph Stalin.

Lenin murió el 24 de enero de 1924. Su cadáver fue embalsamado y colocado en un mausoleo en la Plaza Roja de Moscú.



Lenin dejó muchas obras escritas sobre polémica política, teoría política, capitalismo y comunismo, etc. Las más notables son ¿Qué hacer?, Materialismo y empiriocriticismo, El imperialismo, estadio superior del capitalismo, y El izquierdismo, enfermedad infantil del comunismo.

[Ampliar Sobre El Marxismo]

La bolchevización forzada de la sociedad rusa
«Una vez que hayamos tomado el poder, no lo soltaremos», había anunciado Lenin. En un país en guerra, los decretos sobre la paz y la tierra, que constituían las actas fundacionales del nuevo régimen, parecieron en un primer momento utópicos. Fue así como el tratado de paz, firmado en Brest-Litovsk (3 de marzo de 1918, para abandonar la 1° Guerra Mundial), consagró la pérdida, respecto del territorio ruso en 1914, de 800.000 km2, y la tan esperada revolución internacional dio paso al aislamiento diplomático de la Rusia bolchevique, atrapada en una guerra civil y confrontada a la hostilidad de los aliados.

«La propiedad privada de la tierra será abolida sin indemnización. Todas las tierras serán puestas a disposición de los comités locales para su redistribución», anunciaba el «decreto sobre la tierra» (26 de octubre). De hecho, la colectivización forzada de los campos condujo al recrudecimiento repentino y sin precedentes de la violencia y a un empobrecimiento del país, donde más de 5 millones de personas murieron de inanición entre 1918 y 1921.

elogios importantes para la mujer

El despoblamiento de las grandes ciudades, las campañas del terror, las guerras campesinas: los primeros años en el poder de Lenin estuvieron marcados por los fracasos económicos, una brutalización de la vida política y la purga de toda oposición, como lo demostró el sometimiento de la rebelión de los marinos de Kronstadt (febrero-marzo de 1921).

El X congreso del partido (marzo de 1921) representó un vuelco capital en la «institucionalización del bolchevismo»: los quiebres en el seno del partido fueron en adelante prohibidos. Como muestra de las vacilaciones del poder bolchevique, la Nueva Política Económica (NEP), iniciada por Lenin en 1921, constituyó un «repliegue estratégico» en la construcción del socialismo: el congreso decidió abandonarlas requisiciones en el mundo rural y reconstruir el sector privado en las pequeñas y medianas empresas. «No somos lo suficientemente civilizados para pasar en forma directa al socialismo», reconoció Lenin.

En el extranjero, la NEP fue entendida como un regreso al capitalismo liberal de principios de siglo. Error de apreciación que Lenin se abstuvo por supuesto de corregir y que facilitó el reconocimiento internacional de la U.R.S.S., delineado en 1922 con el tratado de Rapallo. Sin embargo, a partir de ese año, el ataque de hemiplejía que afectó a Lenin planteó el problema de su sucesión. ¿Trotski o Stalin? Lenin desconfiaba del primero y expresó en su testamento, mantenido en secreto, claras reservas respecto del segundo. El 21 de enero de 1924, a la muerte de Lenin, la disputa entre los aspirantes sólo comenzaba.

El «Testamento» de Lenin
A partir del 23 de diciembre de 1923, Lenin dictó una carta que más tarde se transformó en un «Testamento». El fundador de la U.R.S.S. hablaba del porvenir del partido y daba su opinión sobre Stalin. Este texto sólo se hizo público en 1956, junto con la desestalinización. «Creo que los elementos esenciales del problema de la estabilidad son los miembros del comité central, tales como Stalin y Trotski. […] Convertido en secretario general, el camara-da Stalin ha concentrado en sus manos un poder inmenso, y no estoy seguro de que siempre sepa utilizarlo con prudencia. […] Stalin es demasiado brutal,y este defecto, tolerable en las relaciones entre comunistas, es inadmisible en el cargo de secretario general. Asimismo, propongo a los camaradas reflexionar sobre cómo apartar a Stalin y nombrar en dicho cargo a un hombre que presentaría, desde ese punto de vista, la ventaja de ser más tolerante, más leal, más educado y más atento respecto de los camaradas; menos caprichoso».

Ampliar: Teoría Política de la Izquierda

ENFERMEDADES Y MUERTE DE LENIN
Vladimir Lenin: ¿Muerte por infarto o sífilis?

El fundador del leninismo dejó la vida terrenal el 21 de enero de 1924, cuando sólo tenía 53 años y una larga vida por delante para continuar con sus proyectos comunistas en Rusia.

Lider de la Revolucion Rusa

Sin embargo, la muerte anunciada llegó a después de sufrir una larga y penosa agonía en su lecho, en el que fue atendido por una gran cantidad de médicos que no pudieron hallar la cura exacta para contrarrestar la enfermedad que padecía.

Para 1922 la salud del líder revolucionario ruso comenzaba a mostrar un fuerte declinamiento, y fue precisamente ese año que sufrió su primer infarto, que no sería el único.

Aquel infarto le produjo serias secuelas, ya que lo dejó parcialmente paralizado, deteriorando cada vez más su rol en el gobierno. Por ello, con el segundo infarto, Lenin decidió que ya era tiempo de retirarse de la vida política del país.

paginas web

El tercer infarto, producido en 1923, lo dejó por completo postrado en la cama, quitándole la posibilidad de hablar.

Un total de 27 médicos lo trataron sin encontrar la solución a su muerte inminente, que finalmente se produjo en la tarde del 21 de enero de 1924, en la ciudad de Moscú.

Si bien el comunicado oficial informaba que la muerte de Lenin se produjo por arterioesclerosis, considerado como el cuarto infarto cerebral sufrido, lo cierto es que sólo ocho de los 27 médicos que lo revisaron aceptaron firmar las conclusiones que señala la autopsia.

Este hecho dio como resultado que comenzaron a circular un sinfín de rumores en torno a la verdadera causa de la muerte del político, y la versión extraoficial indicaba que había muerto de sífilis.

Incluso, de acuerdo a un análisis postmortem que fue realizado por un grupo de especialistas en psiquiatría y neurología, y que posteriormente fue publicado por la Revista Europea de Neurología, sostenía que la causa del deceso de Lenin había sido en realidad el padecimiento de sífilis.

Por otra parte, existen una serie de documentos, que luego de la caída de la Unión Soviética fueron desclasificados, en los que se asegura que Lenin estaba siendo tratado de sífilis desde el año 1896.

Los médicos habían medicado a Lenin con arsénico y con yoduro de potasio, que en aquella época eran las únicas drogas que se utilizaban para contrarrestar los efectos provocados por la sífilis.
Asimismo, cabe destacar que las secuelas padecidas en vida por Lenin, como el daño vascular, la parálisis y otras incapacitaciones, eran típicas de dicha enfermedad venérea.

Sin embargo, oficialmente jamás se confirmó el rumor, por lo que la mayoría de los historiadores optan por creer como cierta la versión que señala que la causa de su fallecimiento fue por un infarto, el cual habría estado producido por una bala que Lenin tenía alojada en el cuello.

PARA SABER MAS…
LA  MUERTE DE  LENIN
En 1922, Lenin sufrió su primer ataque: apenas podía hablar, y, a pesar de una ligera mejoría, tuvo que retirarse al campo. Fue un duro golpe para el partido. Stalin ganaba autoridad e iba situando en los puestos clave a sus amigos de Tsaritsin. Lenin fue advertido de las brutales tendencias de Stalin, y se inquietó ante los desacuerdos en el seno’ del «buró» político.

En su famoso «testamento», dictado en 1923, aludía a la amistad entre Trotsky y Stalin, «los dos dirigentes más capacitados», añadiendo que el «enorme poder» de Stalin podría resultar peligroso. En 1923, dictó un postscriptum: «Stalin es muy brutal… y ese defecto resulta intolerable… Yo propongo a los camaradas que nombren a otro hombre más paciente, más leal, más educado…». Aquellas notas, naturalmente, permanecían secretas, pero Lenin, en sus últimos escritos contra los abusos de la Inspección Obrera y Campesina, se refería claramente a Stalin y a sus métodos.

Se había indignado ante la dureza de un amigo de Stalin, Ordyonikidche, enviado a Georgia. Presintiendo cercana la muerte de Lenin, Stalin necesitaba apoyo contra su gran rival, Trotsky, mucho más prestigioso que él. Formó un triunvirato oculto con Zinoviev y Kamenev. Este último era un teórico, y Zinoviev, un orador bastante demagógico, con mucha fuerza en Petrogrado (muy pronto llamada Leningrado).

Stalin dirigía y controlaba, en la sombra, aquel partido de 400.000 miembros, con sus fichas, sus nombramientos, sus órdenes de traslado, sus expulsiones. Trotsky denuncio el triunvirato, la «inaudita burbcrátización del aparato» y obtuvo la firma de 46 dirigentes contra los métodos de los triunviros. Stalin se mantenía prudente, pero una lucha terrible iba a entablarse, a la muerte de Lenin, ocurrida el 21 de enero de 1924. Lenin había sido el organizador general de la revolución, pero apenas había tenido tiempo que dedicar a la edificación propiamente dicha, durante el caos y la guerra civil.

Duro, poseído de una fe fanática, había conservado, sin embargo, una cierta bondad, una modestia y un respeto al hombre, que habían atenuado excesos y crueldades, (excepto durante la guerra civil). Cientos de millares de rusos desfilaron ante su féretro. A pesar de las protestas de sú viuda y de muchos intelectuales, se decidió embalsamar su cuerpo y colocarlo en un mausoleo. Había que encauzar a favor del régimen los instintos religiosos del pueblo ruso, reprimidos por las campañas ateístas, dándoles un centro de peregrinaje y de adoración.

Fuente Consultada:
HISTORAMA La Gran Aventura del Hombre Tomo XII Editorial CODEX S.A. La Revolución Rusa
Forjadores del Mundo Contemporáneo – Tomo I- Entrada: Lenin  “líder del comunismo ruso” – Editorial Planeta
Enciclopedia Temática Ilustrada – Tomo de Biografías – Editorial GR.U.P.O. S.A.

https://historiaybiografias.com/archivos_varios5/estrella1_bullet.png

ocio total

juegos siete diferencias

noparece

fotos

creencias

anticonceptivos

mujeres

actitudes

actitudes


puzzles


------------- 000 -----------

imagen-index

------------- 000 -----------