El Marxismo:Teoria Marxista y la Dictadura del Proletariado



El Marxismo:Teoria Marxista y la Dictadura del Proletariado

El marxismo: Si el liberalismo había removido las bases del mundo medieval que agonizó durante la «Edad Moderna», el nacimiento del marxismo va a sacudir hasta sus más profundas raíces el pensamiento del siglo XIX.

Como dicen Marx y Engels en sus primeras palabras del Manifiesto Comunista: «Un fantasma recorre Europa, el fantasma del comunismo». Nada mejor que esa frase para comprender lo que significó el marxismo en su época.

Introducción sobre el Marxismo:

Entenderemos por «marxismo» a la teoría científica que expresa los intereses históricos revolucionarios del proletariado como clase social.

El marxismo como teoría científica no es producto del trabajo en un laboratorio, y así como su surgimiento va a estar condicionado por las luchas de clases, su rol de ideología del proletariado revolucionario define su sentido último: su reinscripción en la lucha revolucionaria como «guía de la acción».

El Marxismo:Teoria Marxista y la Dictadura del Proletariado

• El Marxismo como Teoría:

El pensamiento de Marx y Engels comprende tres aspectos fundamentales que no pueden ser singularizados sin incurrir en el peligro de empobrecerlos notablemente.

A pesar de la simplificación que esto conlleva, estudiaremos el marxismo a partir de estos tres aspectos: el análisis del pasado (materialismo histórico), la crítica del presente (estudio económico realizado básicamente en la obra El capital) y el proyecto de futuro (alternativa política marxista).

El Marxismo Dictadura del Proletariado Lenin y Marx

• ►El análisis del pasado:

a) El materialismo histórico.

Para Marx, el motor que hace evolucionar la historia es la lucha de clases. Toda la historia ha sido una lucha permanente entre las clases opresoras y las oprimidas.

De este modo, la historia de la Humanidad ha sido la sucesión de diferentes modos de producción, que se caracterizan por la naturaleza de las relaciones de producción existentes (entre amos y esclavos, señores y siervos, patronos y obreros…)

A lo largo de la historia se han sucedido tres grandes modos de producción: esclavismo, feudalismo y capitalismo.

El paso de un sistema al otro tiene lugar cuando las contradicciones y los antagonismos de clase en el seno de un modo de producción acaban destruyéndolo.

Entonces se configura una nueva clase dominante que controla los medios de producción y el aparato del Estado.

El capitalismo no es para Marx el punto de llegada de la evolución humana, sino una fase más que es preciso superar para llegar a un nuevo modo de producción, el socialismo, en el que no existirán desigualdades sociales ni económicas.

b) La crítica del presente:

El análisis económico del capitalismo.

La necesidad de analizar el presente, es decir, el modo de producción capitalista, movió a Marx a realizar una crítica de la economía política.

Esta labor la llevó a cabo, fundamentalmente, en su obra magna: El capital.

Según él, el elemento clave de la explotación capitalista es la plusvalía, que consiste en la apropiación por parte del capitalista de una parte de las ganancias que producen los obreros.

Así, durante la jornada laboral, el obrero trabaja primero para producir las mercancías que equivalen a su salario.

Pero después continúa trabajando, y este trabajo no pagado, constituye la plusvalía, única fuente de beneficio de los capitalistas.

————-  00000 ————

La colaboración entre Marx y Engels:Ellos revisan unas pruebas de imprenta.

La amistad y la colaboración entre Karl Marx y Friednich Engels se inició en la década de 1840, en la que los dos formaban parte de la Liga de los Comunistas, para la que escribieron conjuntamente el Manifiesto Comunista (1848). Marx (1818-1883) nació en Alemania en el seno de una familia de la pequeña burguesía.

Durante su juventud se movió en los ambientes universitarios alemanes y se doctoró en filosofía.

La procedencia de Engels (1820-1895) era muy diferente: de origen alemán, era hijo de un rico fabricante de tejidos establecido en Manchester.

Fue él quien aportó sus conocimientos sobre la economía política clásica y sobre las condiciones de vida de los obreros en Gran Bretaña.

————-  00000 ————

c) El proyecto de futuro: la sociedad comunista.

Para poner fin a la explotación del hombre por el hombre, Marx proclamó la necesidad de que el proletariado, mediante la revolución, conquistase el poder político y económico y crease un nuevo Estado obrero al servicio de los trabajadores.

Esto daría lugar a un nuevo modo de producción (socialismo), en el que no existiría propiedad privada, ya que la primera misión de la revolución sería la socialización de la propiedad, que pasaría al Estado.

Ahora bien, el socialismo era para Marx tan sólo una etapa intermedia, ya que la desaparición de las diferencias sociales supondría la disolución de las clases sociales.

Y como no habría clases, el Estado sería innecesario, porque el Estado es la expresión de la dominación de una clase sobre otra.

Poco a poco éste se iría autodisolviendo para dar paso a la sociedad comunista, es decir, igualitaria, sin clases y sin Estado.

• Origen del Marxismo:

Explica Ignacio Massum, en su libro «Las Ideologías del Siglo XXI», Si el liberalismo había removido las bases del mundo medieval que agonizó durante la «Edad Moderna», el nacimiento del marxismo va a sacudir hasta sus más profundas raíces el pensamiento del siglo XIX.

Como dicen Marx y Engels en sus primeras palabras del Manifiesto Comunista: «Un fantasma recorre Europa, el fantasma del comunismo».

Nada mejor que esa frase para comprender lo que significó el marxismo en su época.

El liberalismo había cuestionado la legitimidad del poder basado en la voluntad de Dios, había proclamado la libertad de conciencia y había reconocido la libertad económica como «natural».

Todo eso había escandalizado a los conservadores que seguían soñando con un mundo teocéntrico, estático y cerrado.

Pero el mensaje marxista, para la Europa de su tiempo, es mucho más conmocionante aún, porque venía a decir que Dios era un invento de las clases dominantes para «adormecer» a los pobres.

Que era inevitable la inminente supresión de toda forma de propiedad privada y anunciaba el arribo de un paraíso terrenal, sin dios, sin familia ni propiedad, donde todo, incluso las mujeres y los hijos sería propiedad de todos, hasta llegar a suprimir al mismo Estado.

Para colmo, estas ideas no eran fruto de una mente afiebrada sino el enjundioso trabajo de un economista serio, estudioso y extremadamente detallista en sus razonamientos.

En general, la mayoría de las personas creen que el marxismo consiste en suprimir la propiedad privada y entregar el manejo de la economía al Estado.

Esta es una simplificación extrema del pensamiento de Marx, que es sumamente elaborado y complejo.

Lo primero que sorprende al que acomete la ardua tarea de leer las obras de Marx, en especial los tres voluminosos tomos de «El Capital» es que Marx casi no habla ni de socialismo, ni de comunismo, sino que se refiere exclusivamente a la crítica del sistema capitalista.

El pensamiento de Marx, que es sumamente elaborado y complejo.

Gracias a la tecnología hoy podemos hacer con facilidad un recuento de palabras en esta abrumadora obra, y podemos comprobar que en «El Capital» que a lo largo de sus miles de páginas se menciona 6468 veces la palabra «Producción», 7979 veces «trabajo», 2238 «plusvalía», o 6792 veces «valor», mientras que sólo se menciona 3 veces la palabra «socialismo» y 4 veces «comunismo».

Como si esto fuera poco, cuando buscamos la palabra «socialismo» vemos que las tres veces que la menciona lo hace para criticar al socialismo de Proudhon; y cuando rastreamos el vocablo «comunismo» encontramos que tres veces se usa para hablar del «comunismo de las tribus primitivas» y la otra mención es en carácter peyorativo:

En el Capítulo 37 del tomo 3° dice «Sé que si establezco esta comparación me acusarán de comunismo».

Y para nuestra sorpresa, no hay otra mención al comunismo, ni al socialismo en su obra magna.

Este recuento estadístico se hace con una finalidad específica, que intentemos mirar la doctrina de Marx desprendiéndonos de los prejuicios y simplificaciones que suelen hacerse.

Principios del Comunismo: Origen y Características-Resumen

EL MITO DE LA DICTADURA DEL PROLETARIADO

La anarquía de la producción procede del hecho de que los distintos productores, movidos por su afán de la máxima ganancia, invierten sus capitales en los sectores inmediatamente más rentables, sin preocuparse del nivel de la demanda en un futuro más lejano.

Hay una plétora de capitales invertidos en el sector de los bienes de consumo, y una relativa penuria de capitales en el sector de los bienes de equipo.

Este desequilibrio origina crisis económicas cíclicas de superproducción, al no poder absorber el mercado los bienes de consumo producidos.

La sociedad capitalista resulta así fundamentalmente contradictoria: su sistema de producción implica el desarrollo de dos clases sociales irreductiblemente opuestas, la burguesía y el proletariado.

La burguesía, clase dominante, forja y refuerza, constantemente, los instrumentos de su dominación: el Estado burgués, el derecho burgués, la ideología burguesa en todas sus formas.

Para emanciparse, la clase obrera tiene que atacar los fundamentos mismos de la sociedad burguesa: el sistema de producción capitalista.

A este fin, tiene que crear organizaciones propias: el sindicato y el partido obrero revolucionario, la más alta encarnación de la conciencia de clase del proletariado.

Así podrá desarrollar las luchas de masas, que, en período de crisis, podrán, a su vez, desembocar en la conquista del poder y en la destrucción del Estado burgués.

El proletariado victorioso impondrá su propia organización de clase dominante: el estado de la dictadura temporal del proletariado.

A medida que vaya edificándose la sociedad socialista, irán atenuándose los antagonismos de clase.

Después, el Estado obrero iniciará el proceso de su propia disolución. Acabará por desaparecer, con la desaparición de las clases sociales.

«La administración de las cosas» sustituirá entonces al «gobierno de los hombres», en una sociedad rica, reconciliada consigo misma y dueña ya de su destino.

Por que resulta tan atractivo el marxismo?

Si todo el andamiaje de su teoría se sustenta en un principio económico falso (la teoría del valor), si sus predicciones proféticas no se verificaron, si sus seguidorescometieron terribles atrocidades en su nombre, y finalmente fracasaron de manera más o menos confesada en su intento de construir una sociedad más justa.

¿Por qué sigue teniendo tantos seguidores?

¿Cuál es el secreto?.

En primer término, su denuncia de la injusticia.

¿Quién no puede dejar de conmoverse frente a la descripción de las injusticias de su tiempo que contiene el capítulo VIII del tomo de «El Capital»?.

Estas descripciones responden a la verdad , histórica de su tiempo, pero siguen expresando situaciones de injusticia que subsisten en nuestros días.

Su aporte a la mayor comprensión de la historia y la cultura a través de su descubrimiento del concepto de ideología, le hizo ganar adeptos entre los intelectuales, en especial entre quienes por su idealismo rechazaban la imagen estereotipada del «burgués».

Para entender los motivos por los que Sartre adoptó el marxismo probablemente debamos revisar su biografía personal.

Sartre era un rebelde que vivía un estilo de vida que desafiaba las convenciones de su tiempo.

Probablemente lo que genera una simpatía por Marx sea su descripción de la burguesía, o más precisamente, de lo que me atrevo a denominar el «señor burgués».

Éste personaje, existe en el imaginario social, desde el siglo XIX, como una entidad separada de lo que la burguesía que históricamente.

El señor burgués es un personaje que tiene características claramente definidas.

Su principal virtud es la de estar satisfecho.

Cerramos los ojos e imaginamos al burgués barrigón, con una cadena de oro en su chaleco, fumando un cigarro en su mansión llena de sirvientes, «regodeándose en su crapulencia» (como dice el Mr. Burns en la serie televisiva «Los Simpson»).

Es un ser insensible a las necesidades de sus obreros, aunque su esposa realiza colectaas de caridad que, en realidad, tienen como únicas finalidades, llenar el tiempo de su aburrida vida, tranquilizar su oscura conciencia y poder presumir entre sus amistades.

El burgués es un hombre de una moral tan estricta como hipócrita.

Proclama la virtud y es capaz de las peores bajezas.

Es religioso, pero no permite que la religión se inmiscuya en sus negocios.

No es ni un emprendedor audaz (entrepencur) ni unyuppie adicto al trabajo (workalcolic).

No es innovador, ni asume riesgos es más bien un conservador y un parásito social que vive del trabajo, de la inventiva e incluso del riesgo que otros corren.

Le gusta «la buena vida», tiene gustos caros, y ama la ostentación.

No es un intelectual, ni entiende el arte, pero, por supuesto, tiene una enorme biblioteca y asiste regularmente a la ópera, o a las exposiciones plásticas, mas que para ver para que lo vean.

En resumen, un ser despreciable que no merece el lugar que ocupa en la sociedad.

No es mi intención hacer aquí un análisis sociológico para determinar si este personaje corresponde realmente a la realidad del empresario del siglo XIX o XX.

Lo que puedo asegurares que está fuertemente inserto en el imaginario colectivo y obtiene un generalizado repudio.

El Pensamiento Marxista

Basta ver la cantidad de películas de Hollywood que lo han retratado, para comprender que esta denuncia marxista ha trascendido el campo del socialismo para con vertirlo en un villano universal.

No puede negarse que el pensamiento de Marx no sólo impulsó el nacimiento de las experiencias social, islas en el mundo, si no que también tuvo enorme influencia en las modificaciones que se hicieron en los países occidentales, e incluso, es notable el cambio que se opera en el discurso de la Iglesia Católica.

Basta leer las encíclicas anteriores y posteriores a Marx para advertirlo nítidamente.

• ►LA LUCHA DE CLASES SEGUN MARX Y ENGELS:

La historia de todas las sociedades hasta nuestros días es la historia de las luchas de clases.

Hombres libres y esclavos, patricios y plebeyos, señores y siervos, maestros y oficiales, en una palabra: opresores y oprimidos se enfrentaron siempre, mantuvieron una lucha constante, velada unas veces y otras franca y abierta; lucha que terminó siempre con la transformación revolucionaria de toda la sociedad o el hundimiento de las clases en pugna.

En las anteriores épocas históricas encontramos casi por todas partes una completa diferenciación de la sociedad en diversos estamentos, una múltiple escala gradual de condiciones sociales.

En la antigua Roma hallamos patricios, caballeros, plebeyos y esclavos; en la Edad Media, señores feudales, vasallos, maestros, oficiales y siervos, y además, en casi todas estas clases encontramos, a su vez, gradaciones especiales.

La moderna sociedad burguesa, que ha salido de entre las ruinas de la sociedad feudal, no ha abolido las contradicciones de clase.

Únicamente ha sustituido las viejas clases, las viejas condiciones de opresión, las viejas formas de lucha por otras nuevas.

Nuestra época, la época de la burguesía, se distingue, sin embargo, por haber simplificado las contradicciones de clase.

Toda la sociedad va dividiéndose, cada vez más en dos grandes bandos hostiles, en dos grandes clases que se enfrentan directamente: la burguesía y el proletariado.

MARX, K., y ENGELS, F.: El Manifiesto del Partido Comunista. 1848.

Fuente Consultada: Ideologías del Siglo XXI, Ignacio Massun, El Marxismo

Temas Tratados:

El Marxismo Teoria Marxista Dictadura del Proletariado
La Teoria Marxista El Marxismo La Lucha de Clases Los Obreros
Ideologias Politicas de la Historia: El Marxismo de Karl Marx

Temas Relacionados:

El Estado Socialista El Marxismo Teoria de Carlos Marx
La Lucha Politica y Militar Marxista Lucha de Clases
El Materialismo Historico: Teoria Marxista y Comunismo
La Formación de la Clase Obrera en Europa-Historia de la Lucha
El Socialismo de Marx: La Primera Internacional Obrera
Postulados del Materialismo Dialectico, Filosofia y Politica

Enlace Externo:La economía y la política de la dictadura del prpletariado

La Historia del Mundo en Imágenes


Entradas Relacionadas Al Tema


------------- 000 -----------

imagen-index

------------- 000 -----------