Biografia de Gladstone William Vida y Obra Politica en Gran Bretaña



BIOGRAFÍA DE GLADSTONE: LAS REFORMAS POLÍTICAS EN INGLATERRA

Gladstone William, fue primer ministro de Gran Bretaña en cuatro ocasiones (1868-1874, 1880-1885, 1886 y 1892-1894) y una de las personalidades políticas más influyentes de la Inglaterra victoriana. Dirigió el Partido Liberal desde 1867 y se convirtió en un símbolo de la corriente reformista que recorría Europa en esta época.

BREVE BIOGRAFÍA: Gladstone nació en Liverpool el 29 de diciembre de 1809, hijo de John Gladstone, un próspero comerciante de origen escocés, quien había sido miembro del Parlamento y obtenido la distinción de baronet.

Cursó estudios en Eton y Christ Church, En 1833 ingresó en el Parlamento como diputado conservador y pronto destacó por su oratoria.

En 1838 publicó The State in Its Relations with the Church, y en 1840 Church Principies. En 1839 casó con Catherine Glynne. Defensor del librecambio, en 1846 fue nombrado secretario de las Colonias y, en 1852, Canciller tic-1 Exchequer.

En 1859 formó parte del gobierno Liberal y prosiguió su labor de reformas financieras, y después se unió definitivamente a este partido, alcanzando su jefatura en 1867. Al año siguiente formó su primer gobierno.

En 1875 se retiró de la política, pero regresó al Parlamento al año siguiente, alarmado por el imperialismo de Disraeli.

En 1880 volvió a ser jefe del gobierno. Fue derrocado por el partido conservador, pero, poco después, unas nuevas elecciones lo elevaron al poder.

Preparó una «Ley de Autonomía» para Irlanda, que no prosperó. Derrotado su gobierno, volvió al poder por cuarta vez en 1892, cuando ya tenía 83 años.

Su programa de autonomía a Irlanda encontró la oposición de la Cámara de los Lores.

Gladstone estimaba que las relaciones internacionales debían regirse por los mismos principios que informan la conducta de los individuos.



Un adversario político declaró que era la más brillante inteligencia de cuantas se han consagrado al servicio público en un gobierno parlamentario.

Falleció en 1898.

En el momento de la plenitud del Empire británico, los destinos del Reino Unido fueron regidos por dos grandes políticos: Disraeli, jefe del partido conservador, y Gladstone, caudillo de los liberales. Este es una de las figuras más preeminentes entre los estadistas Ingleses de todos los tiempos.

Mas abajo puede ampliar esta breve biografía…

https://historiaybiografias.com/linea_divisoria3.jpg

ANTECEDENTES HISTÓRICOS:

Palmerston murió en 1865. La autoridad del viejo líder liberal no se discutía, pero su muerte vino a descubrir ambiciones nuevas, que esperaban, impacientes, a la sombra del poder.

Los liberales encontraron un jefe que se impuso rápidamente: Gladstone.

Hijo de un negociante muy rico, había nacido en 1809.

Siguió la pauta ya clásica de la buena educación británica, en que la alta burguesía se codea con la aristocracia: Eton y Oxford moldeaban la clase dirigente inglesa.



Lord Palmerston fue ministro de Asuntos Exteriores y del Interior antes de convertirse en 1855, por primera vez, en primer ministro británico. Fue un firme defensor del principio de preeminencia que su país debía desempeñar en el ámbito de las relaciones internacionales.

A los 21 años, la fortuna de Gladstone le permitió obtener —o casi comprar— un escaño de diputado, pero su talento no tardó en manifestarse. Cinco años después, era ya secretario de estado, miembro del partido Tory.

Sin embargo, estaba a favor de Peel, y la cuestión del libre cambio le llevó al campo de los liberales.

En 1852, fue canciller del Echiquier, es decir, ministro de hacienda. En 1868, a los 59 años  de  edad,  sería primer  ministro.

Gladstone era un orador extraordinario, que conseguía dar una claridad luminosa a los más complejos problemas.

Su inteligencia y su estilo conquistaron muy pronto a Inglaterra, pero Gladstone no pudo admitir jamás que las reglas de la moral no se aplicasen estrechamente a la política.

Gladstone, primer ministro ingles

Gladstone, líder del Partido Liberal, fue primer ministro en cuatro legislaturas durante el reinado de Victoria I. Era el rival político de Benjamin Disraeli, ante quien perdió el cargo de primer ministro en una ocasión para recuperarlo más tarde.

Su vida privada, austera, rígida (en la tarde de su noche de bodas, pasó muchas horas leyendo la Biblia con su joven esposa), se reflejaba, intacta, en su vida pública.



Aquella integridad podía estimular a los ingleses a confiar en Gladstone, pero, a la larga, algunos empezaron a pensar que llevaba a Inglaterra a la ruina, porque si Gladstone creía que el poderío inglés no debía deseansar sobre una inmoralidad, ¿no llegaría a parecerle necesaria la devolución de todas las conquistas inglesas, que podían ser tachadas de «inmoralidad»?

Así lo hizo con Irlanda, y sus adversarios temían que fuese a hacer lo mismo con el resto del Imperio.

Se le describía como a un liquidador del Imperio, y los humoristas le imaginaban respondiendo favorablemente a una reclamación de los chinos acerca de Escocia.

Si Gladstone podía parecer un ángel, su adversario, Disraeli, tenía que parecer un demonio. De origen judío y de nacimiento humilde, Disraeli —al contrario que Gladstone— hubo de vencer grandes dificultades hasta alcanzar riqueza y honores.

elogios importantes para la mujer

Para ser admitido en la alta casta aristocrática inglesa, Disraeli tuvo que hacerse una personalidad: refinar su acento, sus maneras, su forma de vestirse.

Durante muchos años, fue incluso un dandy. ¿Fue porque él habría querido ser más «viejo inglés» que los aristócratas de larga tradición, por lo que se dedicó, más que ningún otro, a mantener la  superioridad  inglesa,  a  acentuar  su  carácter altivo e insular?.

Gladstone, aristócrata, quería imponer la democracia y la justicia. Disraeli, de origen humilde, quiso afirmar la grandeza inglesa por la vía aristocrática.

El conflicto de aquellas dos brillantes personalidades caracterizaría la vida política inglesa durante veinte años, le daría un notable relieve, y, sobre todo, iniciaría el camino de profundas reformas, pues cada uno de ellos adoptaba las reformas propuestas por el otro, para asegurarse el mayor número de sufragios.

La primera mitad del siglo había visto nacer la potencia industrial británica. Gracias a Disraeli y a Gladstone, la rica Inglaterra podía permitirse ahora el lujo de un poco de justicia social.

Durante los 16 años posteriores a la muerte de Palmerston en 1865, la rivalidad entre William Ewart Gladstone y Benjamin Disraeli dominó la vida política británica.

Ambos habían comenzado su carrera política en el Partido Tory, pero Gladstone acabó pasándose al campo liberal. Disraeli se había convertido en el líder de los proteccionistas en la Cámara de los Comunes entre 1840 y 1850 y a partir de este año sirvió en los breves gobiernos de lord Derby, a quien sucedió como primer ministro a principios de 1868, pero una victoria liberal en las elecciones de diciembre de ese año dió el puesto a Gladstone.

disraeli, primer ministro ingles

Disraelí fue primer ministro, por primera vez, en 1867. Gladstone y los liberales dirigieron el país, desde  1868  a   1874.

A continuación, volvió Disraeli, hasta 1880. Luego, Gladstone recobró el poder hasta 1886.

En efecto, si Disraeli y los conservadores lograron formar gobierno en 1867, fue porque supieron aprovechar una discordia pasajera surgida en el grupo de los liberales, acerca de la reforma electoral.

Gladstone, que trataba de modificar la ley en un sentido más liberal, no logró la mayoría entre sus «tropas», y los Tories, deseosos de obtener una mayoría en la Cámara, aprovecharon la ocasión. ¿Qué podían perder ellos ampliando el cuerpo electoral?.

Nada, porque, de todos modos, desde Peel, los escrutinios les habían sido sistemáticamente desfavorables.

Nada podía, pues, empeorar la actual situación: por el contrario, extendiendo el derecho de voto, Disraeli podía esperar el agradecimiento de los nuevos electores. Por otra parte, él sabía que los nuevos electores no mantendrían una posición inmutable, como los precedentes.

Los conservadores querían que aquella situación cambiase, y así se votó, en 1867, con la ayuda de algunos liberales, la primera reforma electoral.

Un cierto número de puestos fue retirado de los «burgos podridos» y trasladado a localidades que habían tenido un gran desarrollo, gracias al progreso de la industria: era un primer esfuerzo por hacer coincidir el país legal (hasta entonces, esencialmente rural) con el país real (cada vez más industrial).

Al mismo tiempo, la reforma preveía un aumento del censo electoral: todavía no se pensaba en el sufragio universal, pues se consideraba que los impuestos del Estado sólo podían ser votados por los que pagaban los impuestos y que, en consecuencia, estaban ligados, por su propia fortuna y por las responsabilidades que de ella se derivaban, al destino de las finanzas públicas.

Con el aumento del censo, se pasó de 1.300.000 a 2.500.000 electores.

Esta nueva masa de electores defraudó, sin embargo, las esperanzas de Disraeli.

En 1868, en los Comunes se sentaba una mayoría liberal pero Gladstone continuó la obra de Disraeli.

En 1872, se promulgó el «Ballott Act», que instituía el voto secreto: una ley capital, porque permitía evitar fraudes y presiones.

En efecto, ¿cómo comprar el voto de un elector cuando no se puede saber qué nombre ha metido en la urna? Además, el aumento del número de electores, por sí solo, modifica ya la vida política.

Comprar a un centenar de electores era posible para un candidato rico, pero, desde que las circunscripciones estaban mejor distribuidas, se precisaban millares de votos, y esto desbordaba las posibilidades de las fortunas privadas.

Serían elegidos los que obtuviesen la investidura y el apoyo de un partido, pues los partidos, en efecto, disponían de fondos, podían promover candidaturas rivales contra los recalcitrantes, y simbolizaban una ideología, lo cual, entre las masas, tiene más peso que una reputación local.

La reforma benefició, pues, a los dos partidos, que aumentaron su ascendiente. En 1884, Gladstone proseguirá esta apertura: el cuerpo electoral se duplicará una vez más, pasando de 2.500.000 a 5.000.000 de votantes.

Sólo quedan excluidos 2.000.000 de peones industriales y agrícolas, los más desgraciados del país, a quienes todos —tanto los aristócratas como los obreros acomodados— consideran «políticamente incapaces».

Las mujeres, desde luego, estaban excluidas todavía del censo electoral. La política seguía siendo un asunto de hombres.

https://historiaybiografias.com/linea_divisoria3.jpg

AMPLIACIÓN DE SU BIOGRAFIA

A Gñadstone algunos lo han le superaron en elocuencia, en habilidad parlamentaria, en recursos políticos y en clarividencia del futuro; pero ninguno pudo ofrecer su armonía de facultades, la potencia intelectual aliada a la robustez física, su entrega al bien público, su conocimiento de los detalles de la administración, su experiencia económica, y, sobre todo, su rectitud moral y su pulcro sentido dei cumplimiento del deber.

De estirpe conservadora, de espíritu profundamente religioso y cristiano, colaboró como nadie al mantenimiento de la paz internacional y a la resolución de las injusticias sociales.

Por esta causa, es uno de los tipos humanos más destacados del siglo XIX.

William se educó en el colegio de Eton (1821-1829) y luego en la universidad de Oxford (1829), donde se interesó vivamente por la política, la religión, la filosofía, las matemáticas y las lenguas clásicas (leía a Homero en griego).

En los círculos universitarios su nombre se destacó en tal grado, que el duque de Newcastle le invitó a presentar su candidatura por el distrito de Newark. Resultó elegido, y en enero de 1833 se sentó por vez primera en la Cámara de los Comunes.

A los veinticuatro años inició su fecunda carrera parlamentaria.Afiliado al partido conservador, en 1834 fue nombrado lord del Tesoro y en 1835 subsecretario para las Colonias, en cuyo cargo adquirió unos conocimientos notabilísimos.

Caído el ministerio de Roberto Peel, Gladstone se dedicó por unos años al estudio de los asuntos religiosos, abogando por la independencia espiritual de la Iglesia.

Después del gran triunfo conservador de 1841, formó parte del ministerio de Roberto Peel como vicepresidente y, en 1843, como presidente del Board of Trade (Oficina de Comercio).

Desde este cargo impulsó el establecimiento del librecambismo y la derogación de las leyes cerealistas.

Esta actitud y su propia ideología, cada vez más humana, le impulsaron a abandonar el partido conservador.

En 1847 fue elegido miembro parlamentario por la universidad de Oxford, representación que ejerció hasta 1866, cuando se afilió públicamente al partido liberal y se convirtió en su jefe parlamentario.

Durante este tiempo fué ministro de Hacienda en el gabinete de lord Aberdeen (1852-1855) y en el de Palmerston de 1859 a 1866.«Para conservar el bosque, es preciso ir cortando de vez en cuando algunos árboles.».

Esta fórmula política explica el liberalismo progresivo de Gladstone. Adscrito al partido liberal, fue primer ministro del Reino Unido cuatro veces: de 1868 a 1874, de 1880 a 1885, en 1886, y de 1892 a 1894.

Medidas sobresalientes de su primera gestión ministerial fueron la ley Forster de 1870, organizando la enseñanza general y gratuita; la ley de 1871 otorgando el reconocimiento legal a las Trade Unions, y la Irish Latid. Act dando garantías a los arrendatarios irlandeses. También se preocupó de la reforma electoral, la cual fue completada en 1884 y 1885.

Más graves preocupaciones—tal vez las mayores de su vida — motivó en Gladstone la cuestión irlandesa. Pese a sus nobles tentativas, manifestadas en la gran Land Act de 1881 y en la negociación del Home Rule para Irlanda en 1893, no pudo resolver tan vidrioso problema.

En junio de 1895 presentó la dimisión de su gabinete y se retiró a la vida privada, en la cual sólo debía permanecer tres años, pues moría en Hawarden, el 19 de mayo de 1898.

Biografía de Joseph Chamberlain

Biografía de Cecil Rhodes

Fuente Consultada:
Enciclopedia de Historia Universal HISTORAMA Tomo IX La Gran Aventura del Hombre

fuente

https://historiaybiografias.com/archivos_varios5/estrella1_bullet.png

ocio total

juegos siete diferencias

noparece

fotos

creencias

anticonceptivos

mujeres

actitudes

actitudes


puzzles


------------- 000 -----------

imagen-index

------------- 000 -----------