Mecenas Italianos La Familia Medicis en Florencia Italia Historia






Mecenas Italianos-La Familia Medicis en Florencia

De todas las familias que se hicieron poderosas en el Renacimiento, la de los Medici fue una de las más influyente. En el s. XV fueron, durante tres generaciones, los gobernantes de hecho de Florencia. Durante ese tiempo, la ciudad fue próspera y floreciente.

Mecenas Italianos La Familia Medicis en FlorenciaLa familia Medici era muy rica. Sus miembros eran mercaderes que comerciaban con artículos de lujo del Oriente y controlaban una gran parte del provechoso mercado de telas. Además eran banqueros exitosos y poseían una cadena de bancos en toda Europa con una clientela influyente, que incluía a los papas. (imagen: Cosimo Medici).

La fortuna de la familia comenzó con Giovanní Medici y fue luego aumentada por su hijo Cosimo (imagen izquierda) , quien no sólo era un buen hombre de negocios sino una persona inteligente y un político astuto.

Siendo joven, estudió y se interesó por las obras clásicas griegas, de las que aprendió que cada ciudadano tenía tanto la responsabilidad de cooperar con la sociedad como el derecho de beneficiarse con ella y cuando su padre murió en 1429, Cosimo decidió seguir la carrera política. En una época de violenta rivalidad entre las ciudades, Cosimo evitó la guerra siempre que pudo.

Prefería negociar y hacer uso del poder que da el dinero. Gracias a ello, pudo garantizar a Florencia un período prolongado de relativa paz y seguridad. Además, permitía al pueblo pensar y decir lo que quería, pero tomaba nota de los que hablaban en su contra.

Cosimo fue uno de los primeros grandes mecenas del Renacimiento y se interesó por las artes y por las ciencias. Entre las personas a quienes prestó su ayuda están los escultores Ghiberti y Donatello, el arquitecto Brunelleschi y el erudito Fiemo.

Hizo construir un gran palacio en Florencia que usó como banco principal a la vez que como residencia familiar. La planta baja era semejante a una fortaleza, con una puerta maciza y ventanas con barrotes para mantener alejados a los enemigos, pero los pisos superiores eran muy elegantes. Fue diseñado por el arquitecto Michelozzo, a quien Cosimo le encargó también que proyectara una biblioteca para el monasterio de San Giorgio Maggiore, en Venecia.

Cosimo disfrutaba alentando el interés por los libros y el conocimiento (permitía que muchos hombres cultos tomasen prestad libros de su propia biblioteca), pero el regalo hecho al monasterio era también una forma astuta de asegurarse el apoyo político del Papa.

Cosimo controló a Florencia durante 30 años. Cuando murió, en 1464, fue sucedido por su hijo Piero, quien nunca había gozado de buena salud – era conocido como Piero el Gotoso – y murió después de sólo cinco años. Su hijo Lorenzo (imagen) , de 20 años, se convirtió entonces en el ciudadano gobernante de Florencia.

No estaba muy interesado en aumentar las ganancias obtenidas de la actividad bancaria, y prefirió gastar gran parte de la fortuna familiar en mantener el esplendor de su corte y en patrocinar a los artistas, arquitectos y escultores cuyas obras hacían de Florencia una ciudad tan hermosa. El mismo Lorenzo era muy talentoso. Disfrutaba con los deportes, era poeta y sus obras son muy admiradas todavía. Fue además un hombre de estado descollante.

Su popularidad y su poder despertaron la envidia de otra familia florentina rival, los Pazzi, quienes conspiraron para asesinar a Lorenzo y a su hermano Giuliano durante una misa solemne en la Catedral de Florencia. Mataron a Giuliano, pero sólo lograron herir a Lorenzo. Los florentinos se irritaron por el crimen y estallaron los tumultos en represalia; muchos de los conspiradores fueron arrastrados por las calles y arrojados al río.

La honra de los Medici se acrecentó cuando el hijo de Lorenzo, Giovanni, fue designado cardenal a los 14 años y más adelante Papa con el nombre de León X. (imagen)

Como su padre, fue también un entusiasta mecenas de las artes. En realidad, se interesó más en las artes y especialmente en la reconstrucción de San Pedro, en Roma, que en los problemas de la Iglesia. }

Dos años después de la muerte de Giovanni en 1521, su primo se convirtió en el Papa Clemente VIII, el segundo Médicis elegido como tal. Políticamente, sin embargo, era débil, y apoyó en sus rivalidades primero a Carlos V y luego a Francisco I.

Los Primeros Mecenas en la Edad Media


Anuncio Publicitario






OTROS TEMAS EN ESTE SITIO



Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *