Enfermedades Mas Comunes Habituales Patologías Que es una Enfermedad


Enfermedades Mas Comunes o Patologías Habituales

Alergia, Anemia, Asma,Colesterol,Colón Irritable, Depresión,Diabetes,Hipertensión,Migrañas

Somos consientes de que existen muchas mas enfermedades que a menudo nos aquejan, pero aquí solo se presentan algunas de las frecuentes. Por otro lado solo damos una breve descripción de cada patología, porque la intensión mas importante de esta pagina es no lo solo la de describir cada enfermedad sino también la de indicar un link externo (Saber más…) a los efectos de que aquellos interesados puedan interiorizarse y profundizar mas en precisos conocimientos, accediendo a   sitios médicos  específicos que no conocían su existencia.

enfermedades ma comunes

Una vida saludable es la que presenta un equilibrio físico, mental y social. Si se altera e equilibrio entre ellos se produce la enfermedad. Hay muchos tipos de enfermedades, que se pueden clasificar según criterios distintos.
Qué es una enfermedad

QUE ES UNA ENFERMEDAD: A lo largo de nuestra vida existen muchas situaciones que exigen un control médico, sin que ello signifique que estemos enfermos, por ejemplo, en el embarazo. En otros casos, sucede lo contrario: nuestro estado general de salud hace que una alteración que podría no considerarse enfermedad, sí se trate como tal.

Hay que tener presente que la enfermedad puede durar un tiempo determinado, durante el cual se ayuda al enfermo a salir de este estado de falta de salud. No obstante, una enfermedad puede durar toda la vida, es decir, convertirse en crónica; o puede tener como consecuencia la muerte del individuo.

Hay enfermedades, como la obesidad, las cardiopatías, etc., que están relacionadas con el modo de vida de los países desarrollados. Otras, en cambio, como las ocasionadas por la malnutrición o algunas enfermedades infecciosas, son más propias de países pobres.

En cualquier caso, el mejor modo de combatir las enfermedades es prevenirlas: la adquisición de hábitos y conductas saludables nos permite evitarlas en buena medida.

La medicina, la psicología y otras disciplinas se encargan de facilitar la calidad de la vida, y pueden resumir sus objetivos en el famoso aforismo médico de «dar vida a los años, no años a la vida».

Las enfermedades según las causas o agentes que las producen Desde un punto de vista científico, atendiendo a las causas generales que originan las enfermedades, podemos hablar de enfermedades infecciosas y no infecciosas.

Las enfermedades infecciosas son las ocasionadas por agentes patógenos, especialmente microorganismos, como las bacterias o los virus. Con frecuencia, las enfermedades infecciosas se denominan infectocontagiosas o transmisibles, términos que especifican la posibilidad de contagio; es decir, del paso del agente patógeno de un individuo a otro.

Las enfermedades no infecciosas son aquellas cuya causa no es un ser vivo, sino cualquier otro agente o alteración. El origen de estos trastornos puede ser muy vanado: hay causas genéticas, alteraciones por exposición a determinadas sustancias, etc. Una de estas enfermedades no infecciosas que tiene gran importancia es el cáncer.



Anuncio Publicitario


Las enfermedades según el origen de la alteración

La clasificación anterior es demasiado global, y agrupa un gran número de enfermedades con particularidades muy distintas, por lo que en muchas ocasiones se intenta definir más claramente el origen de la enfermedad. Así, podemos distinguir diversos tipos de enfermedades:

• Las congénitas: son las que se manifiestan ya en el nacimiento, y su causa puede ser un defecto en la información hereditaria.

• Las degenerativas: son las debidas a una alteración estructural de una parte del organismo.

• Las carenciales: están causadas por una deficiencia en algún nutriente (falta de una vitamina, por ejemplo).

• Las mentales: pueden deberse a disfunciones emocionales, aunque algunas tienen un importante componente genético.

• Las profesionales: son las debidas a factores propios del ejercicio de determinadas profesiones, tales como la exposición excesiva a determinados agentes, etc.

• Las ambientales: son las producidas por factores presentes en un determinado lugar, como radiaciones, alguna sustancia química, etc.

Muchas enfermedades pueden clasificarse atendiendo a varios criterios. Por ejemplo, una enfermedad profesional puede ser infecciosa, estar causada por un agente químico, por una mala postura al estar sentado frente a una pantalla de ordenador, etc.

También hay que tener presente que existen enfermedades que pueden deberse a distintas causas. Así, algunas dolencias cardiovasculares son de origen genético, Pero pueden ser potenciadas por e! consumo de tabaco, el alcohol, las dietas inadecuadas, la vida sedentaria, el estrés, etc.

DECÁLOGO DE PREVENCIÓN PARA UNA VIDA SANA
1. Una alimentación nutricionalmente correcta y un modo de vida saludable, junto con el ejercicio físico, son los mejores pilares para prevenir las enfermedades y garantizar una vida sana.

2. La infancia es una etapa vulnerable desde el punto de vista nutricional, pues las necesidades de nutrientes son elevadas y el riesgo de deficiencias es mayor. En esta etapa se forman los hábitos alimentarios y deportivos. Por ello, promover la educación nutricional y unas pautas de alimentación saludables, junto con el ejercicio físico moderado y continuado, deben ser una prioridad.

3. Los hábitos de vida de niños y adolescentes solo podrán mejorar sí se cuidan también la alimentación y el modo de vida de los adultos.

4. Es responsabilidad de los educadores y de los padres establecer los hábitos de vida que definen la conducta de los niños, con pautas sobre lo que se come y cuánto se come, limitando las actividades sedentarias (televisión, computadora, videojuegos) y fomentando el deporte.

5. La nutrición no es una lista de dietas. Hay que romper tópicos y entenderla como una ciencia compleja en la que queda mucho por investigar, pero en la que se han hecho avances. Los alimentos no son «buenos» o «malos», lo que importa es el equilibrio y la proporción.

6. La situación nutricional de adolescentes y jóvenes puede mejorarse con una estrategia que incida sobre el conocimiento, la actitud y la conducta. Se ha de recomendar una dieta equilibrada, junto con el ejercicio físico. La práctica deportiva es conveniente más allá de sus beneficios físicos, por su contribución a la formación integral de la persona.

7. En general, los jóvenes toman menos cantidad de líquido de lo aconsejado. Se debe aumentar el consumo de agua, zumos o bebidas, hasta un mínimo de 2-2,5 litros al día.

8. Es labor de las organizaciones sociales, públicas y privadas complementar y facilitar la tarea de los padres de crear hábitos de vida saludables para niños y adolescentes. Particularmente, los poderes públicos tienen una responsabilidad clave al decidir los programas educativos y la planificación del entorno urbanístico.

9. Desde el punto de vista urbanístico, las ciudades deben recuperar y desarrollar espacios para la práctica de hábitos de vida saludables.

10. En resumen, una alimentación variada y equilibrada, con un aumento de la actividad física, tiene una repercusión positiva para la salud.

Fuente Consultada: La Enciclopedia del Estudiante Tomo 01 Ciencias de la Vida – La Nación




OTROS TEMAS EN ESTE SITIO



Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *