Normas Morales en la Sociedad Nobleza Honor Libertad





Haz Clic y Arrastra: Dos Veces "El"


NORMAS MORALES DE UNA SOCIEDAD
Nobleza,Honor,Libertad,Hospitalidad

En una comunidad el hombre limita su accionar individual por normas impuestas por la autoridad, las que debe respetar so pena de incurrir en trasgresión a las mismas y sujeto a sufrir una pena por ellas establecida para el caso de incumplimiento.

Tales normas, que hemos llamado jurídicas, se diferencian de otras llamadas normas morales o espirituales, aún cuando en su casi generalidad guarden similitud pues todas las normas jurídicas han sido establecidas en base a normas morales o espirituales fijadas por los hombres en sociedad.

normas morales

Sin embargo, estas normas morales o espirituales son solamente obligatorias a la conciencia humana, mientras que las jurídicas son coercitivas y deben aplicarse a todos los miembros de una sociedad.

Como son el resultado del análisis de la conciencia humana las normas morales o espirituales también se denominan naturales.

Todo individuo que forma parte de una sociedad humana posee un conjunto de normas morales o espirituales, aún no llevadas al rango de jurídicas, y que le han sido impuestas por la tradición histórica o el estilo de vida que desarrolla.

Por ello, no es de extrañar que el hombre de vida argentino posea un conjunto de virtudes que lo distinguen de otros pertenecientes a otras nacionalidades; virtudes éstas fundadas, justamente, en ese conjunto de normas morales o espirituales que considera propias de su ser.

Analizaremos a continuación algunas de ellas, en su mayor parte adquiridas por el aporte de la cultura hispánica.

Nobleza: En la época de la Conquista el título de noble se otorgaba a todo individuo cuando se había destacado por alguna acción o servicio que enaltecía al ser humano en sus valores morales o éticos.

La nobleza del ser lo ubican a éste en una posición estimable y sus procedimientos se prestaban a la imitación por todos aquellos que lo rodeaban. Ese deseo de sobresalir por sus actos nobles, fue asimilado por el hombre argentino y constituye una de sus normas de conducta.

Sentido del Honor
El honor es, al decir de la Academia de la Lengua, la cualidad moral que nos lleva al más severo cumplimiento de nuestros deberes respecto del prójimo y de nosotros mismos.

Por sentido del honor debe entenderse la fijación, por parte del individuo, de normas de conducta que le permitan mostrar ante las personas que lo rodean al máximo de virtudes posibles para que, cuando corresponda, él pueda decidir sobre los actos de los demás con toda libertad y justicia.

La virtud que debe inspirarlo fundamentalmente se conoce con el nombre de probidad, que expresa la conducta de un hombre.

Los romanos fijaron como reglas de probidad, entre otras, las siguientes:



Anuncio Publicitario


—No hagas a los demás lo que no quieras para tí mismo.
—Procura que en tu comercio tengas ganancias que no dañen a otros.
—Vive honradamente.
—Nadie puede ser juez en sus propios pleitos.

Espíritu de igualdad
Todos los ciudadanos que componen una comunidad son partes de ésta y, por lo tanto, debe reconocerse a los demás una posición similar a la nuestra en esa comunidad.

Ese reconocimiento que lleva implícito el ser humano se conoce con el nombre de espíritu de igualdad que constituye una norma ética y moral reconocida también por las leyes de nuestro país que, en sus principios constitucionales, pregona la igualdad entre los hombres que habitan la Nación.

Sin embargo, el reconocimiento de esa igualdad para todbs los actos de los individuos en sociedad, no excluye que sea tan absoluta que no distinga ciertas características humanas que hace a unos individuos superiores a otros y que nosotros llámanos idoneidad o capacidad personal.

Hospitalidad
Siguiendo nuestra consulta al Diccionario de la Lengua observamos que el término hospitalidad se define como una virtud que se ejercita practicando la obra de misericordia de dar posada al peregrino, dando albergue y asistencia a quien necesita de ellos.

Esta es una norma de conducta que define también al hombre argentino quien, desde sus orígenes de su organización política y social, ha previsto el ingreso de personas de otras nacionalidades y razas, imponiendo cojno condición que ellos deseen habitar el suelo argentino y cumplan sus leyes.

También es una norma que practica frente a sus semejantes, en el interior del país, pues es reconocido el proceder de todo habitante del país a acudir en casos de infortunios o desastres, (terremotos, incendios, etc.).

Vocación por la libertad
Quienes han elegido el régimen democrático de gobierno han aceptado también un modo de vivir basado en la libertad.

Que esa libertad se encuentre limitada en todo cuanto pueda afectar los derechos y la libertad de terceros, no empaña la vocación del ser argentino que dedicó muchas generaciones a constituir una nación libre y soberana.

Fuente Consultadas:
Formación Moral y Cívica 2 Ciclo Básico César Reinaldo García y Apolinar Edgardo García




OTROS TEMAS EN ESTE SITIO



Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *