Buenos Aires Colonial – Testimonio y Descripcion de la Ciudad



Buenos Aires Colonial – Testimonio y Descripción de la Ciudad Por: Parras

TESTIMONIO: Fray Pedro  J. Parras describe a Buenos Aires Colonial

Tendrá la ciudad 20.000 almas de comunión.

Tiene dos conventos de San Francisco, dos colegios de la Compañía, convento de dominicos, de mercedarios, de betlemitas, que son hospitalarios, y dos monasterios de dominicas y capuchinas.

Tiene iglesia Catedral, con su obispo.

Hay un buen castillo, con competente tropa y con su gobernador y capitán general.

Los estilos de esta ciudad, en su trato, conversación, traje, gobierno, son los mismos que en España, con poca o ninguna diferencia.

la aduana buenos aires colonial

La aduana en Buenos Aires Colonial

Las cosechas de esta ciudad son: trigo, maíz, todo género de hortalizas y mucha fruta.

Vino ni aceite no hay, porque los naturales no hacen diligencia para tenerlo, y quien la hace, como al presente hay alguno en Buenos Aires, logra en sus quintas uno y otro efecto con abundancia.

El río corre inmediato a la ciudad, de norte a sur aunque luego declina al este hasta entrar en el mar: tiene diez leguas de anchura por esta parte y abunda de varias especies de pescado (…)

Cuando escribo éste, que es el año 1753, vale un buen buey de trabajo cuatro pesos; un toro o un novillo tres, una vaca, veinte reales; una ternera, doce reales; una oveja, dos reales; el cordero, un real; la yegua, tres reales, y cada caballo, dos pesos; quien oiga y lea esto en España, se admirará, y con razón; pero deberá suspender la novedad computando la jurisdicción y abundancia de ganados con la poca gente; porque ésta y su grande distrito, se reduce a una ciudad, aunque muy populosa.

Lo preciso para pasar la vida, está en esta tierra baratísimo, como todo lo demás que la tierra produce; pero al contrario, cuesta más caro lo que viene de España, como es vino, aceite, ropas, etc., que, aunque de todo hay y se hace por diversas partes de este reino, pero nada de ellos es tanto ni de tanta estimación como lo que se trae de la Europa.

Las demás cosas que ocurren acerca de las campañas, aves, animales, ríos, etc., se irán viendo en los distintos diarios y derroteros que adelante se pondrán de algunos viajes que por acá se me han ofrecido.

Fray Pedro José de Parras Diario y Derrotero de sus Viajes, 1749 – 1753

Temas Relacionados:

Anécdota:La Sexualidad de Manuel Belgrano
Telégrafo Mercantil Primer – Periódico de Buenos Aires Colonial
El Primer Libro de Historia Argentina
Vida Cotidiana en Buenos Aires Colonial
Obras del Virrey Vértiz – Crecimiento De Buenos Aires Colonial
Buenos Aires Colonial
Gastos del Acuerdo de San Nicolás
Retrato de José de San Martín
Los Amores de Belgrano

Enlace Externo:Buenos Aires colonial

La Historia del Mundo en Imágenes


Entradas Relacionadas Al Tema


------------- 000 -----------

imagen-index

------------- 000 -----------