Fugger Jakob Rica Familia de Italia Renacentista Financia al Papado



Fugger Jakob Rica Familia de Italia Renacentista

Fugger Jakob

El siglo XVI, conocido como el siglo del Renacimiento y de la Reforma, fue también el de las grandes operaciones comerciales. Entre los grandes hombres de negocios que en este siglo pregonaron orgullosamente los nuevos valores del beneficio y de la riqueza, ocuparon el más alto rango los Fugger.

Mucho más rica que cualquiera de las demás, esta familia de Augsburgo tuvo bajo su dependencia a papas y emperadores, y ello hasta el punto de que la época mencionada fue llamada el «siglo de los Fugger».

Jakob, «el rico» Honorablemente prestigiada desde el s. XIV, la casa Fugger supo sacar partido de su situación en la ruta de Venecia para lanzarse al comercio de las especias, de la seda y del paño. Pero su verdadero florecimiento comenzó en 1473, cuando Jakob se puso al frente de la familia.

Se trataba de un hombre de acción en el sentido moderno del término, y sus ambiciones eran extremadamente sencillas: ganar la mayor cantidad de dinero posible. Nada, ni las preocupaciones artísticas y culturales de su tiempo, ni el prestigio de la vida nobiliaria, podía igualar a sus ojos el atractivo de los negocios.

En un plazo muy breve, ensanché el campo de las actividades de su firma. En 1487, cerró con Segismundo de Habsburgo un contrato que habría de convertirse en modelo: como garantía de un importante préstamo, obtuvo una participación en las minas de plata del Tirol. En el transcurso de los años siguientes, consiguió el control de las minas de cobre y de plata de Hungría, y muy pronto se quedó también con el mercado de cobre de Venecia.

Sus filiales fueron cubriendo poco a poco la Europa central, los Países Bajos e Italia. A su muerte, el capital de los Fugger se elevaba a 1,6 millones de florines renanos.

Los banqueros del emperador Los Fugger estaban estrechamente vinculados con la fortuna de los Habsburgo, lo que no dejaba de significarles riesgos. Pero, en contrapartida de su papel de arrendadores de fondos, se beneficiaron del apoyo de los emperadores contra las firmas competidoras, y recibieron de ellos dominios, minas y monopolios, como el de la sal. En 1509, Jakob consiguió adelantar, en seis semanas, 170.000 ducados al emperador Maximiliano. En 1511, y para hacerse elegir papa, este último les solicitó nada menos que 300.000 ducados, ¡con los que esperaba comprar a los cardenales! La operación no llegó a realizarse, pero, en 1519, la intervención de los Fugger permitió a Carlos V hacerse elegir emperador: de los 850.000 florines que le costaron los votos de los electores, 540.000 procedían de la casa de Augsburgo. Los Fugger tuvieron también participación en los beneficios de la Iglesia. En Maguncia, eran ellos quienes se ocupaban de cobrar las famosas indulgencias, y en Roma tomaron a su cargo los talleres monetarios de los papas Julio II y León X.

Los cambistas y los banqueros se aprovecharon, en el s. xvi, de las imperfecciones en la acuñación de las monedas. Seleccio­nando las piezas monetarias, no dejaban en circulación más que las más ligeras. Las más pesadas eran recortadas o sumergidas en ácido. El oro recuperado de tal manera, se transformaba acto seguido en lingotes.
En dicha época, las monedas de referencia eran las españolas. España, que recibía los metales preciosos de América, compraba más de lo que vendía. Su moneda, de excelente ley tanto en oro como en plata, se impuso tanto en Europa, como en el Imperio otomano, e incluso en la India. El escudo de oro (3,37 g) sirvió de modelo al escudo francés, a la corona inglesa y al gulden renano.

Elaboradas técnicas comerciales El capitalismo de los Fugger, al igual que el de los Welser de Augsburgo, el de los Hóchstetter de Amberes, el de los Grimaldi de Génova, el de los Chigi de Roma, el de los Malvenda de España o el de los Gresham de Londres, se caracterizaba por la multiplicidad de las operaciones que abarcaba. Todos aquellos hombres de negocios aseguraban la percepción de los derechos señoriales, de los diezmos eclesiásticos y de los impuestos reales, al mismo tiempo que especulaban con las materias primas o con las actividades de producción. Para dirigir tales negocios, aprovecharon los progresos de la técnica comercial. La contabilidad por partida doble, procedimiento mantenido en secreto durante mucho tiempo, acabó por extenderse.



La creación de filiales en las plazas más importantes de Europa permitió el desarrollo del dinero escriturario, particularmente de la letra de cambio, perfeccionada por los genoveses en el s. XIII. Este procedimiento, utilizado inicialmente de un país a otro, comenzó después a ser empleado corrientemente en el interior de una misma zona monetaria o de una misma ciudad. Operando sobre las variaciones de cambio de las monedas, la letra de cambio camuflaba con frecuencia operaciones de crédito.

La decadencia de una gran firma Anton Fugger, el sucesor de Jakob, se tuvo que enfrentar en Hungría a una encarnizada rebelión de los campesinos y los nobles contra la dominación extranjera. El traspaso de la corona húngara al Imperio, le permitió finalmente enderezar la situación.

Una prudente gestión posibilité extender la red de los Fugger a Erfurt, Londres y Florencia, y la casa participó también en la llegada de metales preciosos procedentes de América. Pero un colosal préstamo concedido en 1552 al emperador expulsado por los protestantes, así como arriesgados adelantos a Felipe II de España, comprometieron el equilibrio financiero de la familia.

Cuando en 1557-1560 los Habsburgo de España, colocados ante un déficit de unos 15 millones de ducados, se vieron abocados a la bancarrota, la situación resultaría fatal para los Fugger. A la muerte de Anton, el pasivo de la firma sobrepasaba ampliamente al activo, Y la tercera generación conoció la decadencia del negocio.

https://historiaybiografias.com/archivos_varios5/estrella1_bullet.png

ocio total

juegos siete diferencias
imagen truco limonimagen cazar serpienteimagen depositos acertijo


noparece

fotos

creencias

anticonceptivos

mujeres

actitudes

actitudes


puzzles


------------- 000 -----------

imagen-index

------------- 000 -----------