El Impacto Ambiental de la Erupcion de los Volcanes Activos Clima



El Impacto Ambiental de la Erupción de los Volcanes Activos

La influencia de los volcanes en el clima es estudiada desde el siglo pasado por los científicos, quienes observaron variaciones en la temperatura en relación con los fenómenos volcánicos.

En 1784, Benjamin Franklin (1706-1790), en una conferencia en Manchester, relató sus observaciones sobre la disminución de la radiación solar en el verano de 1783 a causa de la erupción del volcán Laki, en Islandia. Franklin suponía que las cenizas expulsadas por el volcán habían provocado una niebla seca a gran altura que causo los fríos glaciales registrados en el este de Europa y en América del Norte por ese entonces.

El hecho científico comprobado es que los volcanes explosivos (del tipo peleano) se caracterizan por experimentar periódicamente erupciones súbitas y violentas, con suficiente energía como para impulsar polvo y compuestos químicos directamente hasta la estratosfera.

La intensidad de las erupciones se mide mediante un índice de explosividad volcánica (IEV), basado en factores como el volumen de ceniza y de fragmentos de roca expulsados, la altura de la nube de gas y las características de la explosión. Al parecer, durante los últimos diez mil años no se ha producido ninguna erupción que alcanzara el nivel 8; además, se afirma que un IEV 4 puede afectar al clima global.

Pero los impactos sobre el clima no se ven limitados al polvo volcánico. En 1991, la erupción del Pinatubo, en las islas Filipinas, provocó la expulsión no sólo de inmensas cantidades de polvo volcánico, sino también de grandes volúmenes de gases sulfúricos.

El dióxido de azufre (SO2) reacciona con el vapor de agua y produce ácido sulfúrico (S04H2), que queda en suspensión en la estratosfera como máximo hasta dos años, en forma de pequeñas gotas llamadas aerosoles. Éstos dieron lugar a la formación de nubes que se fueron extendiendo por la Tierra, especialmente en latitudes cercanas al ecuador, zona en que se halla el Pinatubo. Como consecuencia de ello, la radiación solar recibida por el planeta no sólo descendió entre 2 y 4 %, sino que los gases se condensaron y formaron la lluvia ácida. Se calcula que por efecto de esta erupción explosiva, la temperatura descendió entre 0,5 y 5 ºC, según la zona, en los dos años siguientes.

El hecho es que la densidad de los aerosoles y el dióxido de azufre en la atmósfera afectan no sólo la temperatura, sino también el régimen de lluvias. Con largos períodos de actividad volcánica, al reducirse la cantidad de radiación solar, se produce una disminución de las precipitaciones.

Por otra parte, actualmente se acepta que el fenómeno de la corriente de El Niño (que se analiza en otro documento) y el fenómeno natural conocido como oscilación del sur (OS), que consiste en anomalías de la presión atmosférica, constituyen los componentes oceánico y atmosférico de un mismo proceso relacionado con ciclos de erupciones volcánicas. Los modelos explicativos de los cambios climáticos permitieron predecir El Niño en 1993. Como consecuencia de la explosión del Pinatubo, se produjo un “Niño” con sequías en la Amazonia y en el nordeste de Brasil, y un exceso de lluvias en el sur y sudeste de Brasil y la Argentina.

https://historiaybiografias.com/linea_divisoria3.jpg

PRINCIPALES ERUPCIONES VOLCÁNICAS

SANTORIN (THERA)
Altura: 584 m
Lugar: Cicladas, Grecia
Fecha: h. 1550 a.C.
Una explosión inmensa, que prácticamente destruyó la isla. Hay quienes opinan que esto contribuyó a la desaparición de la civilización minoíca, en la cercana Creta. Puede que este desastre diera también origen a la leyenda de la ciudad perdida de la Atlántida.



VESUBIO
Altura: 1.280 m
Lugar: Bahia de Napóles, Italia
Fecha: 79 d.C
Las ciudades de Pompeya, Herculano y Stabia quedaron completamente sepultadas y murieron miles de personas. En 1631, murieron otras 3.000; desde entonces se han producido alrededor de 20 erupciones importantes, la última en 1944.

ANÓNIMO
Altura: desconocida
Lugar: Isla del Norte, Nueva Zelanda
Fecha: h. 130 a.C.
Saltaron por los aires alrededor de 30 millones de toneladas de pumitas, creando la amplia caldera que actualmente ocupa el lago Taupo. Una superficie de alrededor de 16.000 km2 quedó devastada; fue el más violento de todos los sucesos volcánicos documentados.

ETNA
Altura: 3.308 m
Lugar: Sicilia. Italia
Fecha: 1669
Murieron 20.000 personas y la lava arrasó la parte occidental de la ciudad de Catania, a 28 km de la cima.

KELUT
Altura: 1.731 m Lugar: Java, Indonesia Fecha: 1586
Murieron 10.000 personas. Otra erupción, en 1919. acabó con la vida de otras 5.000.

TAMBORA
Altura: 2.850 m
Lugar: Sumbava, Indonesia
Fecha: 1815
Se estima que explotaron entre 150 y 180 km3 del cono, que: redujo su altura de 4.100 m a 2.850 en cuestión de minutos. Perecieron un total de 90.000 personas, aproximadamente, como consecuencia de la explosión y de la gigantesca ola posterior, aparte de las victimas de la hambruna que sobrevino a la catástrofe.

KRAKATOA
Altura: 813 m
Lugar: Krakatoa, Indonesia
Fecha: 1883
Desaparecieron 163 aldeas y murieron 36.380 personas, como consecuencia de la ola gigantesca provocada por la mayor explosión volcánica jamás registrada, aunque posiblemente apenas tuvo una quinta parte de la intensidad de la que destruyó Santorín. Las rocas volaron 55 km por los aires y, diez dias más tarde, cayó polvo proveniente de la erupción a 5.330 ftn de distancia. La explosión se oyó en el 8% de la superficie terrestre.

MONT PELEE
Altura: 1.397 m Lugar: Martinica, Antillas Fecha: 1902
En tres minutos, una nube ardiente (ver texto principal) destruyó la ciudad de Saint-Picrre, matando a la totalidad de sus 26.000 habitantes, menos uno: un preso que sobrevivió protegido por los gruesos muros de la prisión.

MOUNT STHELENS
Altura: 2.549 m
Lugar: Estado de Washington, EUA
Fecha: 1980
Se dieron por muertas 66 personas y se destruyeron 260 km de bosques. El humo y las cenizas se elevaron hasta una altura de 6.000 m. Días después, se detectaron cenizas a 800 km de distancia.

Fuentes:
“Los volcanes afectan al clima del planeta”, Ciencia Hoy, vol. 7, NP 38, 1997.
“Polvo atmosférico y lluvia ácida”, Investigación y Ciencia, NP 245, febrero de 1997.



juegos siete diferencias

noparece

fotos

creencias

anticonceptivos

mujeres

actitudes



------------- 000 -----------

imagen-index

------------- 000 -----------