Armas de la Segunda Guerra Mundial Ametralladora Inglesa Bren




Armas de la Segunda Guerra Mundial Ametralladora Inglesa Bren

AMETRALLADORA INGLESA “BREN”

Ametralladora INGLESA Bren
Fabricada en el arsenal militar de Enfield, G.Bretaña

La ametralladora liviana “Bren”, considerada como una de las mejores armas de su tipo que hayan sido construidas, se originó en la ametralladora checoslovaca ZV, diseñada por los hermanos Vaclav y Emanuel Holek.

El primer modelo de la ZV checa fue construido en 1926 y ofrecido en venta internacional. En 1932, las autoridades militares británicas, con el fin de proveer a sus fuerzas con una nueva ametralladora liviana, realizaron una serie de pruebas con armas de diferentes orígenes, entre las cuales se encontraba la ZV.

La extraordinaria calidad de esta ametralladora se impuso fácilmente sobre todos los otros modelos. Los británicos, entonces, encomendaron a la fábrica de origen la construcción de estas ametralladoras pero con la introducción de algunas modificaciones. Posteriormente, el gobierno británico adquirió los derechos para fabricar la ZV y, en 1937, se inició la construcción en el Arsenal de Enfield.

El arma recibió entonces un nuevo nombre: ametralladora “Bren”. Las primeras dos letras del lugar de origen del arma: la localidad de Brno, en Checoslovaquia. Las dos segundas, de Enfield. La producción en Enfield fue rápidamente incrementada y, al estallar la guerra en 1939, se había alcanzado un ritmo de 400 unidades semanales.

La ametralladora “Bren” utilizaba un cargador de 30 tiros, de forma curva y rapidísima colocación. Teniendo en cuenta el tiempo empleado en el cambio de cargadores se aseguraba que un soldado armado con la “Bren” podía hacer 120 disparos por minuto. El arma podía disparar tiro por tiro o en forma automática. La boca del arma, estaba provista de una camisa metálica que ocultaba el fogonazo producido por la deflagración de la pólvora y hacia menos visible la ubicación del arma.

El diseño de la “Bren” permitía dispararla en posición de cuerpo a tierra, mediante el empleo de un bípode, o también desde la cadera, si el soldado se hallaba de pie o en marcha.

El ciclo normal de tiro era de 30 disparos por minuto, lo que equivalía a cinco ráfagas de cinco a seis proyectiles cada una. Podía ser disparada tiro por tiro, lo que representaba una ventana; efectivamente, así se ocultaba al enemigo la evidencia de que una ametralladora estaba siendo disparada contra él.

ESPECIFICACIONES TÉCNICAS
Calibre 303
Capacidad 30 proyectiles
Peso total 11 Kg.
Largo total 1,12 m.
Capacidad de fuego (por minuto) …. 120 disparos
Provista de un bípode
Cargador en arco en la parte superior
Refrigerada por aire




OTROS TEMAS EN ESTE SITIO



Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *