Importancia de Proteger Animales en Peligro de Extincion Nombres



IMPORTANCIA DE PROTEGER A LOS ANIMALES EN PELIGRO DE EXTINCIÓN

Ecología y EcosistemasModos de Vida Biomas del Mundo Biodiversidad
Mentiras Ecológicas –  Extinción de Animales Recursos Energéticos
Desastres Naturales –  Ecología Matemática – Ecología Social

A menudo se habla de los ecologistas como de unos fanáticos preocupados por proteger los animalitos a toda costa, por alguna razón de índole mística, y completamente desentendidos de los problemas propios de los seres humanos. Esta caricatura aparece con mayor insistencia al hablar de las especies en peligro de extinción. ¿Por qué nos preocupamos por la supervivencia de otras especies cuando ni siquiera podemos asegurar la subsistecia de la nuestra? ¿No estaremos equivocando las prioridades?.

La respuesta es que el destino de nuestra especie parece estar indisolublemente ligado al destino de la vida en su conjunto, y que la mayor parte de las amenazas contra diferentes formas de vida también nos afectan a nosotros.

Nos resulta más fácil pensar en el patrimonio cultural o idiomático de un pueblo, o en su patrimonio económico, medido en fábricas y ciudades, que en el patrimonio natural que significa la biodiversidad. De los varios millones de especies que viven sobre este planeta, ¿cuántas de ellas pueden llegar a sernos útiles, y aún no lo sabemos?.

Desde los comienzos de la humanidad, la mayor parte de las sustancias de uso médico tienen un origen animal o vegetal. El auge de las drogas sintéticas a menudo nos encubre el que se trata de imitaciones artificiales de sustancias naturales. Para poder descubrirlas y utilizarlas, es necesario que existan y que sigan existiendo, las plantas y animales que las producen.

¿Y si una planta no tiene sustancias de uso médico?, se nos preguntará. En realidad, no podemos saberlo nunca. Sólo podemos afirmar que hemos hecho ensayos con diversas sustancias producidas por una planta y llegado a la conclusión de que no curan el cáncer de esófago. Para saber si
son útiles contra la hipertensión, tenemos que repetir todos los ensayos, y así sucesivamente con cada una de las dolencias imaginables o por imaginar.

El síntesis, la vida silvestre es una importante reserva de sustancias de uso médico. Algunas plantas raras han salvado la vida de cientos de miles de personas, a través de sus usos terapéuticos, en forma directa o sintética. Quizás sigan haciéndolo durante siglos. ¿Cómo saber cuántas vidas humanas nos está costando y nos costará la extinción de una miserable plantita que crece en un arroyo perdido en alguna selva?.

Pero, también las plantas y animales salvajes son una importante reserva alimentaria. Toda la alimentación de nuestra especie se basa en unas veinte plantas cultivadas. La mitad de las superficies agrícolas del mundo estuvo, durante las últimas décadas, cubierta por sólo tres especies: arroz, trigo y maíz, a los que se agrega recientemente la soja. Si esto es lo que tenemos para protegernos del hambre, estamos en peligro.

En otras épocas, una plaga que destruyera un cultivo crítico, como podía ser la papa en Irlanda, por ejemplo, condenaba a muerte a poblaciones enteras. Hoy, la rapidez de las comunicaciones incluye también la propagación de plagas agrarias, y la pérdida de diversidad genética de nuestros cultivos acentúa los riesgos, ya que cada vez se hace más difícil encontrar variedades de trigo o maíz que tengan resistencia natural a las plagas.

Nos interesa, entonces, tener reservas de variedades de las especies que estamos cultivando, pero también disponer de nuevas plantas alimenticias. Y sorprende enterarse que a lo largo del tiempo, hemos usado como alimento unas siete mil especies vegetales. Existen por lo menos setenta y cinco mil especies de plantas comestibles, tanto terrestres como de aguas dulces o marinas. Plantas comestibles de los pantanos o de las altas montañas, que puedan cultivarse en ecosistemas que ahora no estamos utilizando. Si realmente creemos que el hambre nos amenaza, hay miles y miles de plantas que pueden cultivarse en tierras que ahora no tienen ningún uso económico, a despecho de Malthus.

Podríamos decir cosas similares sobre sustancias de uso industrial, como el aceite de jojoba, la esencia de alcanfor, y tantas otras a las que hoy podemos darles un uso económico, porque no las hemos extinguido por inadvertencia.

Algo semejante ocurre con los animales. El 90 por ciento de la carne que se consume en el mundo proviene de aves de corral, vacas, cerdos y ovejas. ¿Qué pasa con otros animales a los que cazamos, pero podríamos criar en cautiverio? En tierras inundables de América Latina se está ensayando la cría de carpinchos para aprovechar la carne y el cuero. La avutarda, un ganso silvestre de la Patagonia es usada para conservas que tienen demanda en Europa. ¿Cuántos miles de especies podríamos usar productivamente, con una visión más amplia?.

Pero, además, hay otros usos importantes, que son los que cumple la vida silvestre sin salirse de su ecosistema. Pongamos como ejemplo, el conjunto de seres vivos de un río. Ante una mortandad de peces, podríamos preguntarnos qué nos importan esos peces que llegan boqueando a la orilla, o que la corriente acumula en las playas. Muchos de ellos ni siquiera son comestibles, de manera que no hemos perdido un recurso natural. ¿De qué preocuparse, entonces?.

Porque esos peces sí son un recurso natural para nosotros, y mucho más si son peces de río. Recordemos que recursos no son solamente bienes físicos, sino también funciones cumplidas por un ecosistema. Esos peces —y el conjunto de seres vivos del río— se ocupan permanentemente de mantener limpia el agua que nosotros vamos a beber. Nos importan, entonces, en esa función.

También nos importan los pájaros que se comen las plagas y, en general, los enemigos naturales de nuestros enemigos naturales. Pero, además de todo, hay algunas otras razones para salvar de la extinción a ciertas especies animales, y es el parecido que algunas tienen con nosotros mismos.

NOMBRE DE LOS ANIMALES EN PELIGRO DE EXTINCIÓN

La fauna silvestre es un claro ejemplo de la estrecha relación entre cada uno de los componentes de un ecosistema, ya que la eliminación de cualquier especie acaba provocando el desequilibrio de los ecosistemas y la destrucción de fuentes de investigación científica. Por eso es necesario cuidar y respetar nuestro planeta y a todos sus habitantes. A continuación presentamos un resumen de algunas de las especies animales en muy serio retroceso numérico:



EXTINCIÓN DE LAS AVES:

*Extinción del Águila Calzada o Barreada (Spizaetus ornatus)

Es una especie de las selvas tropicales. Nidifica en los árboles altos y necesita grandes territorios por lo que va desapareciendo debido a los

 desmontes. Se alimenta de vertebrados que captura con sus poderosas garras.

*Extinción del Águila Monera (Morphnus guianensis)

Muy similar a su pariente la harpía pero, de menor tamaño. Su alimentación consiste en aves y mamíferos arborícolas que viven en el estrato superior. Como todas las rapaces de gran tamaño necesita grandes extensiones lo que es cada vez más escaso. Esto lo ha llevado a figurar en el Libro Rojo Internacional de las especies en vías de extinción.

*Extinción del  Águila Viuda o Patera (Spizastur melanoleucus)

Algunos observadores señalan a esta rapaz como la predadora del raro pato serrucho (mergus octosetaceus) dicen que su presencia es infalible en las correderas donde andan dichos patos, de donde se lanza sobre ellos. La destrucción de su hábitat y el ser utilizados como blancos por desalmados cazadores, han colocado a esta especie en peligro.

 *Extinción del  Chorao (Amazona pretei)

Loro de cabeza amarilla, con cara y hombros de color rojo, es muy raro en la actualidad por lo tanto que figura en el Libro Rojo Internacional. En la República Argentina sólo es conocido en la provincia de Misiones. En primavera nidifica en árboles huecos con más de 10 m de altura, y son persegudos como mascota. Se desplazan en grandes ban a as para comer frutos, los que escasean cada vez más. Además, su decadencia parecen estar ligada a la desaparición de los bosques de pino Paraná (Araucaria angustifolia) que le servían de alimento.

*Extinción del Guacamayo Rojo (Ara chloroptera)

Fue uno de ¡os grandes loros que durante el siglo pasado habitó las selvas misioneras, hoy sólo se lo encuentra en grandes selvas de Sudamérica. Esta especie figura en el Libro Rolo Internacional.

*Extinción del Harpía (Harpía harpya)

La mayor de las aves rapaces de Sudamérica y con raras citas en la Argentina. Como todas las rapaces necesitan grandes extensiones como territorio, el cual es cada vez más escaso. Por ser una especie rara también figura en el Libro Rojo Internacional de especies en peligro.

*Extinción del Macuco (Tinamus soitarios)

En la República Argentina sólo habita en la selva misionera. Es un ave del tamaño de un pollo de color gris azulado, muy perseguido por los cazadores por su exquisita carne, algunos imitan su silbido para atraerlo. Al atardecer suelen silbar en busca de sus compañeros para juntarse en el dormidero, debido a la destrucción de su hábitat es cada vez más difícil verlo.

*Extinción del Maracana Cara Afeitada (Ara maracana)

Habita en selvas abiertas de América del Sur. Es una especie muy rara. Figura en la lista del Libro Rojo Internacional de las especies en vías de extinción.

*Extinción del Papo Rosa o Loro Pecho Vinoso (Amazona Vinacea)

Esta especie se consideró extinguida en la República Argentina (prov. de Misiones) pues desde hace varias décadas no se tenían datos sobre ella. Recién en 1984 fue redescubierta por los especialistas. Son muy pocos los sitios que aún albergan a esta especie, Misiones es la única provincia argentina que la refugia. Por lo tanto está atravesando un muy serio retroceso numérico. Son muy perseguidos por los pobladores pues son muy buenos habladores.

*Extinción del Pato Serrucho (Mergus octosetaceus)

Patilla de ríos y arroyos de aguas rápidas y cristalinas del Norte de la provincia argentina de Misiones, Sur de Brasil y Este del Paraguay. Es un gran zambullidor, captura peces, insectos y moluscos. Nidifico en árboles vecinos a ¡os arroyos. Este raro y curioso patil lo de pico fino y aserrado ha debido enfrentar, además de la alteración de su hábitat, una encarnizada persecución para proveer de ejemplares embalsamados a los museos del mundo entero. Está citado en el Libro Rojo Internacional de especies en vías de extinción.

*Extinción del  Yacutinga o Pava de Monte (Aburría ¡acutinga)

Vive en la selva misionera (Rep. Argentina, prov. de Misiones), en el SE de Brasil y en el E de Paraguay, principalmente en márgenes de arroyos y ríos. Come frutos, semillas y granos. Es muy perseguido por su rica carne, además es una de las aves más grandes y bonitas. Esta especie figura como amenazada a nivel internacional por lo-que figura en el Libro Rojo.

EXTINCIÓN DE LOS MAMÍFEROS

*Extinción del Aguará Guazú o Lobo de Crin (Chrysosyon brachyurus)

Su nombre en guaraní significa “zorro grande”, h abita en sabanas con palmares y montes húmedos en isletas. Es un animal solitario, tímido y cauteloso. Se alimenta de pequeños mamíferos y aves, aunque no desprecia a los vegetales. Se estima que en la República Argentina hay entre 1.000 y 1.500 individuos de esta especie, muchos en la prov. de Santa Fe. Lo más grave para su supervivencia es el avance de la ron era agropecuaria, otro de los factores que lo amenaza es la caza para aprovechar su piel.

 *Extinción del Caraya o Aullador Rojo (Alouata guariba)

También conocido como guariba. Su dieta consiste en hojas y frutos silvestres. Habita en la República Argentina desde 1954, exclusivamente en la provincia de Misiones. Se encuentra en las hojas del Libro Rojo Internacional, por la destrucción de la selva y la fiebre amarilla que azotó los años 1965 y 1966.

*Extinción del  Ciervo de los Pantanos (Blastocerus dichotomus)

Ese1 mayor ciervo sudamericano que puede llegar a un peso de 100 kg. Habita en pastizales inundables del NE de Argentina llegando hasta el delta del Paraná. Perseguido como fuente de proteínas y trofeo de caza por lo que es hoy sumamente escaso.

*Extinción del Comadreja de Agua o Cuica (Chwonectes mininus)

Este curioso mamífero acuático, conocido también con el nombre de lobito overo es un marsupial que se ha adaptado a la perfección al agua desarrollando membranas natatorias en sus patas. Su alimentación consiste en peces y crustáceos. Es exclusivo de la provincia de Misiones (Rep. Argentina), donde se lo considera un animal raro.

*Extinción del Comadreja Lanosa (Caluromys Ianatus)

Este raro marsupial de pelaje lanoso y largo, habita en las zonas selváticas muy altas, sus costumbres son marcadamente arborícolas y nocturnas. Esto ha dificultado su hallazgo, ocurrido recientemente en el año 1970 por el naturalista Juan Foerster.

*Extinción del Gato Moro (Felis yaguaroundi)

Conocido también con el nombre de yaguarundí. La coloración del yaguarundí es muy oscura por lo que siempre se lo confunde con el hurón mayor (Eira barbara). Los principales motivos de la desaparición de estos gatos se deben al desmonte y la persecución con trampas y cepos por los colonos por temor a que lleguen donde se encuentran sus aves de corral, y el interés por la piel. Todo esto ha determinado que figure en el Libro Rojo Internacional.

*Extinción del Gato Onza (Felis pardalis)

Es una especie de las selvas neotropicales. Captura aves y mamíferos. Como casi todos los félidos son muy perseguidos por el valor de la piel, lo que hace que su población sea cada vez más escasa. En la provincia de Misiones (Rep. Argentina) tiene una amplia distribución.

*Extinción del  Lobito de río (Lontra Ion gicaudis)

Vive en arroyos y ríos de América del Sur. Se alimenta de peces y crustáceos, ha sufrido una intensa persecución a raíz de su a preciado cuero. Sin ninguna duda la alteración de los arroyos y el desmonte son factores de su gran disminución y rareza.

*Extinción del  Lobo Gargantilla (Pteronura brasiliensis)

Esta nutria que puede alcanzar los 2 m de longitud está considerada como una especie vulnerable a raíz de la caza comercial furtiva, pues su piel era muy requerida por las peleterías. Les gusta andar de día en grupo, forman cuevas entre raíces. Su dieta consiste en peces, tortugas, crustáceos. El nombre de lobo gargantilla proviene de las manchas amarillas que presenta en la parte central del cuello. Se encuentra incluido en el Libro Rojo Internacional.

*Extinción del  Oso Hormiguero o Tamandua (Myrmecophaga tridactyla)

El oso hormiguero de cola ancha muchas veces es confundido con el osito melero (Tetradactyla chapadensis) que es mucho más chico, arborícola y de cola prensil. El oso hormiguero es uno de los mamíferos más curiosos de América. Es solitario y silencioso. Puede llegar a emitir mugidos o roncar, si está nervioso. Habita en los pastizales y bosques. Tiene hábitos nocturnos aunque también es posible verlo de día. En Argentina todavía se lo puede encontrar en zonas aisladas, es lento y su única defensa son sus poderosas garras con lo cual abraza a su enemigo, hasta destrozarla. Es de alimentación muy especializada y se pasa la mayor parte de su tiempo en encontrar y devorar hormigas. Cuando encuentra un hormiguero hunde su cabeza en ella y con su larga lengua empieza a alimentarse

Recorre territorios de 900 a 1.000 ha en busca de hormigas y termitas, su principal alimento. Posee un olfato 40 veces superior al humano, es el arma que utiliza para localizar las colonias de insectos. Las hembras tienen una única cría, después de una gestación de 190 días y el bebé es transportado en el lomo de la madre durante más de un año. El gran deterioro de su hábitat natural y la caza sistemático lo han llevado a engrosar las hojas del Libro Rojo Internacional.

*Extinción del  Perro Vinagre o Zorro Pitoco (Speothos venaticus)

Animal cánido rechoncho y de orejas y cola corta, suele andar en parejas o pequeños grupos cerca de ríos o arroyos. Se alimenta de pequeños roedores.

*Extinción del  Tatu Carreta (Priodontes gigantus)

Con un peso de más de 60 kilos, es el mayor armadillo viviente, poderoso y rápido cavador. Su dieta incluye hormigas, termitas y carroña. Habita el Este de Sudamérica. Figura en el Libro Rojo Internacional debido a su peligrosa situación.

*Extinción del  Tatu Cementerio o Rabo Molle (Cabassus tatouay)

Es uno de los armadillos más grandes después del tatú carreta (Priodontes giganteus). Su carne, según los pobladores, es incomible. A diferencia de otros tatúes, éste presenta su cola sin escamas. Su alimentación consiste en gusanos, lombrices y carroña. Se lo encuentra muy poco, por lo que se lo considera una especie rara.

*Extinción del  Venado de las Pampas (Ozoteceros bezoarticus)

Era el venado que ocupaba en el pasado el centro y norte de la República Argentina. Hoy sólo subsisten pequeñas poblaciones aisladas en Buenos Aires, San Luis y Corrientes, también se conocen en Brasil, Uruguay, Bolivia y Paraguay. Su persecución como fuente de alimentación lo llevaron a engrosar la lista de animales que figuran en el Libro Rojo Internacional.

*Extinción del  Yaguareté o Tigre (Leo onca)

Es un símbolo viviente. Es el predador más grande dentro de su hábitat. Se localiza cerca de arroyos y esteros, en bosques tupidos. En una época habitaba varias provincias argentinas, hoy predomina en Misiones, Santa Fe —entre otras—. Puede nadar, correr, trepar. Es un gran depredador de varios mamíferos, buen caminador y cazador. Entre su alimentación, que es muy variada, se encuentran el tapir, pecarí, oso melero, coatí, venado, yacaré, tortugas, ranas y cangrejos. El territorio de los machos comprende 40 a 50 km. Lamentablemente el valor de su piel y la mala fama de bravo lo ha llevado a estar entre los animales que más amenazados se encuentran.

*Extinción del  Zorro

Mide unos 75 cm de longitud (la cola incluida, que mide 33 cm). Pesa unos 3 kg. El color es gris claro, patas, cola y flancos un tanto más claros. Sienta su hábitat en los lugares descampados, con pajonales. La astucia, ya legendaria, se pone de relieve al ser perseguido, o por sus artimañas para conseguir alimentos. Sus hábitos son nocturnos y vive en los pajonales o como usurpador de cuevas ajenas (de peludos, mulitas, vizcachas). Este carnívoro puede resultar destructivo sólo en apariencia, ya que con su sola presencia contribuye al mantenimiento 5Je1 equilibrio ecológico. Sólo construye su cueva en momentos en que la hembra tendrá cría. Estas registran época de parición en el mes de noviembre, la camada oscilo entre tres y cinco crías. Son perseguidas por el hombre, por su apreciada piel.

EXTINCIÓN DE LOS REPTILES

*Extinción del  Boa de las Vizcacheras

Es una serpiente de gran tallo a  la que se conoce también con los nombres de boa constrictora, ampalagua o lampalagua. Pasa el tiempo enroscado en las ramas de los árboles y es capaz de permanecer días enteros en la misma posición y en pleno reposo. Mide entre 2.30 y 3 m. de largo. Tiene un diámetro máximo de entre 10 y 15 cm. y pesa de 8 a 15 kg. El color es variable, siendo los más frecuentes el castaño claro y el gris oscuro, con grandes manchas claras, con borde blanco o rosado. La zona ventral es blanca amarillenta con manchas amarronadas. Carecen de veneno y su arma más poderosa es el movimiento constrictor con el cual destrozan el esqueleto de sus víctimas.

*Extinción del  Tortuga Terrestre o Tortuga Común

El caparazón mide entre 15 y 30 cm. de largo y entre 10 y 15 cm. de ancho. La coloración es ocre amarillento, con franjas marrones en la unión de las patas. Cabeza, cuello, patas y cola están recubiertas de escamas oscuras. La boca es grande. Carece de dientes. En los bardes tiene un arco que le permite morder. Su peso puede alcanzar los 3 kg. Los ojos pequeños le proporcionan gran información. La audición y el olfato no están muy desarrollados. Como todos los reptiles, la tortuga carece de mecanismos internos de regulación de temperatura corporal; por ello busca zonas templadas para asentarse. Hacia finales del verano la hembra pone entre 3 y 6 huevos. En la primavera siguiente nacen las crías. Durante los meses de bajas temperaturas se refugio entre troncos o piedras, semienterrándose, para comenzar su sueño invernal. Es muy perseguida porque se la comercializo como mascota.

*Extinción del  Yacaré Overo o Ñato (Caimán Iatirostris)

Es propio de ríos, arroyos y esteros subtropicales. Suele refugiarse en ambientes acuáticos de abundante vegetación. Le gusta tomar sol para regular su temperatura. Se alimenta principalmente de animales acuáticos. Prefiere la caza nocturna de sapos, víboras y peces. El valor de su cuero lo ha convertido en una especie perseguido. Según experiencias es posible su cría en cautiverio, lo que sería indispensable para sacarlo del Libro Rojo Internacional. La caza comercial fue la causa de la drástica disminución.





OTROS TEMAS EN ESTE SITIO



Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *