Que es un Político? Funcion de los Dirigentes Políticos



¿QUE ES UN POLÍTICO?

Como sabemos, el autoritarismo aspira a la desaparición de los partidos políticos y a que la gente sea “elegida para gobernar el país sólo en función de sus antecedentes”. En las democracias surgen quienes se proponen para gobernar en función de sus ideas, de los principios que sostienen. Ellos son los políticos.

Los países necesitan mecanismos de mediación que resulten más o menos pronosticables, y mediadores que sean, en consecuencia, previsibles. Ello va desarrollando a un sector de la sociedad que discute por los demás aquellos temas que son de todos.

La representatividad de quienes pertenecen a esa franja mediadora es siempre relativa, como toda representatividad social: ello quiere decir que vale en comparación. ¿Hasta qué punto el partido radical representa a quienes votan por los radicales?. Hasta el punto exacto en que quienes votan por los radicales no encuentran otra manera de ser representados.

La relatividad de la representación existió en los cabildos y en los sistemas corporativos; se expresó durante el feudalismo, durante la revolución industrial y bajo las dictaduras —cuando los intereses operan libremente y la opinión debe callar— o las democracias.

Lo cierto es que nunca todos quieren ni pueden hablar al mismo tiempo: unos lo hacen, otros los apoyan más o menos esporádicamente y en forma discontinua. El noble que reclamaba al soberano en nombre de los artesanos de su ciudad representaba a éstos sólo relativamente. Un sistema de ascensos por mérito también es relativo y se encuentra a menudo con la ley de Peter (cada uno tiende a ascender hasta el límite de la ineficacia) .

Los políticos se proponen como mediadores previsibles, imperfectamente representativos de parte de sus conciudadanos, ya que éstos no pueden exponer siempre coherentemente sus puntos de vista. La habilidad, el conocimiento de la gente, el esfuerzo, la aceptación por los demás, van marcando las posibilidades de que un político adquiera mayor influencia. Esa influencia puede estar al servicio de objetivos patrióticos o no.

Los políticos, como los no-políticos, pueden ser honestos o deshonestos: de hecho, se encuentran más políticos honestos, interesados en su país, que financistas honestos. Yrigoyen, de la Torre, Balbín, murieron en la pobreza.

La mayoría de los dirigentes de todos los partidos han demostrado rectitud, consecuencia, vinculación con los fines nadónales y hasta abnegación: esas condiciones no son comunes entre los antipolíticos, los agentes de los grupos de presión, los influyentes que siempre ofrecen sus servicios a los poderosos de turno, los hombres de contacto que ingresan a los directorios en función de sus conocimientos sobre la mecánica del poder y no en función de sus virtudes especificas.

Los dirigentes políticos se hacen tales en cuanto atinan a ir manejando la comunicación con sus votantes (dentro del partido, en el país) y con los otros dirigentes: en cuanto tienen capacidad para hacer alianzas, o para romperlas si es necesario. Para ello, una de las condiciones que posibilita el pasaje de militante a dirigente consiste en contar con posibilidades de aprendizaje de los recursos propios de la habilidad política. Ello ocurre en todo el cuerpo social de la Nación: los dirigentes se recluían siempre entre quienes tienen habilidad política.

Hasta en la carrera sacerdotal y en la carrera de las armas cuenta esa habilidad, lo que no debe extrañar a nadie: un ascenso se obtiene siempre en parte por los méritos específicos y en parte por la capacidad de anudar alianzas ocasionales o permanentes con quienes pueden decidir o influir en el otorgamiento del ascenso.

Lo mismo ocurre en organismos como las centrales empresarias, u obreras, o en los clubes, o en las cooperadoras de los colegios o aun en los consorcios de propietarios.

Según Seymóur Lipset, la profesión de abogado es la que prepara mejor —porque además proporciona conocimientos específicos para quienes tendrán un papel en la elaboración o en la impugnación de las leyes— para la carrera política. Pero también cuentan los antecedentes en lá dirigencia sindical o empresaria, y en la administración pública; cada vez más, especialidades que eran consideradas técnicas son requeridas en el mercado político (Ciencias Económicas, Ciencias ,Físico-Matemáticas y, por supuesto, diplomacia).

El conocimiento de idiomas, la capacidad de viajar, tienen en la Argentina mayor importancia que antes, debido a la creciente internacionalización de la política. Mientras las clases altas y medias pueden tener el acceso abierto a la carrera política, de hecho los trabajadores manuales difícilmente pueden ser dirigentes políticos sin ser antes dirigentes sindicales.

La medicina abre caminos a vínculos directos que también pueden ser implemen-tados políticamente: no puede sorprender ese mecanismo que es propio de la condición humana. Moisés Lebensohn acertó cuando estigmatizó a la política de servicio personal en cuanto ésta reemplazaba a la política de ideas, pero junto a la política de ideas siempre hay una política de servicio personal.

Los hombres no acuden a los locales políticos por razones abstractas ni filosóficas sino en una mínima proporción, como no concurren a la iglesia en virtud de que sus conocimientos teológicos los han llevado a la decisión de que deben ir a misa. Algunas motivaciones de los seres humanos son racionales, pero pedir una racionalización absoluta de la política, que no se presenta en ninguna otra área de la actividad social del hombre, es sólo un método para impugnar la acción de los partidos.

Tanto los políticos como los profesionales de la antipolítica son mediadores de la sociedad: no se puede definir a los primeros sin conocer también a los segundos. Los políticos suelen dejar su vida y su hacienda en la misión que se han propuesto; los otros, peligrosos demagogos del autoritarismo, se sirven de la Nación sin servirla, sin ofrecerle nada, sin entregarle ni siquiera sus emociones.



Formación Política Para La Democracia Tomo III – ¿Que es un político? – Editorial Sanchez Teruelo S.A.





OTROS TEMAS EN ESTE SITIO



Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *