Mapa de Vinland Historia de su Origen Misterio y Legado



Mapa de Vinland Historia y Misterio

CASOS FAMOSOS DE ESTAFAS Y  FALSIFICACIONES

EL MAPA DE VINLAND: Todavía se cuestiona quienes fueron los primeros europeos que visitaron Norteamérica.

Dos sagas islandesas apuntan que navegantes vikingos llegaron a la costa que ellos llamaron Vinland sobre el año 1000.

Los eruditos discutieron sobre su localización exacta durante muchos años, y en 1965, Yale University Press publicó un libro que describía un mapa antiguo o pergamino, donado recientemente a la Biblioteca Beinecke de Yale.

Se planteó que el mapa lo había dibujado un monje de Basel (Suiza) en la década de 1430. pero en realidad era una copia de un mapa aún más antiguo. Una inscripción en latín en la esquina superior izquierda ofrecía una breve descripción del viaje de los vikingos.

El mapa, atado con un documento no relacionado, mostraba con un detalle bastante preciso el continente de Europa, norte de África, Asia y Lejano Oriente, además de Islandia y Groenlandia.

Al Oeste se encontraba una isla llamada Vinland, en su costa oriental había una gran ensenada, con un río que salía de un gran lago.

Casi de inmediato los eruditos proclamaron que el mapa era una copia reciente. Se admitió que la procedencia era oscura. Poco más se sabía aparte de que un comerciante de New Haven (Connecticut) se la había comprado a un librero italiano.

Si era auténtica, sin embargo, documentaba unos conocimientos de la costa oriental norteamericana al menos medio siglo antes del viaje de John Cabot de 1497 y un siglo antes de los viajes de Giovanni da Verrazzano de 1524 y Jacques Cartier entre 1534 y 1542.

En un esfuerzo por resolver la autenticidad del mapa, el Instituto Smithsoniano dio una conferencia sobre el asunto en 1966. pero cada uno de los expertos mantenía su propia opinión.



Por tanto Yale decidió que examinara el mapa Walter McCrone, a quien se había descrito como el «micro analista más importante del mundo».

Él descubrió que las líneas de tinta negra estaban superpuestas sobre líneas de tinta amarilla, lo que indicaba, según McCrone, que se hacía para dar efecto de más antigüedad.

El análisis de una diminuta muestra de esta tinta reveló restos de anatasa, una forma de dióxido de titanio, un pigmento blanco moderno producido por primera vez por la Titatium Corporation de América sobre 1920.

Yale aceptó este descubrimiento y sus expertos decidieron que el mapa era falso. Sin embargo la controversia no terminó aquí.

En 1986 físicos de la Universidad de California en Davis emplearon una técnica analítica llamada emisión de rayos X de partícula inducida (PIXE) y llegaron a la conclusión de que no había razón por la Si el mapa de Vinland es auténtico, documenta un conocimiento de la costa oriental norteamericana al menos medio siglo antes del viaje de John Cabot de 1497.

que la tinta no pudiera contener anatasa de un modo natural. También fue esta la opinión de un experto del Centro Smithsoniano de Investigación de Materiales.

Aparecieron informes de posteriores investigaciones en 2002.

En un artículo del boletín Radiocarbon se informaba de que la prueba del carbono lo databa de 1434 aproximadamente, determinando así la antigüedad del pergamino.

De un modo simultaneo, un artículo de investigadores británicos del boletín Analytical Chemistry (Química Analítica) repetía la afirmación de que las tintas empleadas eran modernas.

Por el momento, ahí se encuentra el asunto. Se está de acuerdo en que un falsificador listo habría utilizado un trozo de pergamino antiguo, por tanto el mismo argumento concierne a la composición de las tintas.



El multimillonario Paul Mellon pagó en 1957 un millón de dólares por el volumen que contenía el mapa, y recientemente está asegurado por un valor de 25 millones de dólares. ¿Se demostrará algún día su autenticidad o su estado de falsificación fuera de toda duda?


FALSIFICADORES DE DOCUMENTOS AMERICANOS
ROBERT SPRING (1813-1876) nació en Inglaterra. Cuando era joven abrió una librería en Filadelfia y pronto empezó a vender copias de cartas falsas de George Washington. Fue acusado de falsificación en 1869.

JOSEPH COSEY (1887-principios de la década de 1950) nació en Martin Conneely en Siracusa (Nueva York). Después de varias condenas por delitos que le llevaron a la encarcelación en la prisión San Quentin de California, le detuvieron por falsificar la firma de Franklin en 1929. Cosey también falsificó los autógrafos de John Adams, James Monroe, Patrick Henry, George Washington, Abraham Lincoln, Edgar Alian Poe, Mark Twain, Walt Whitman y muchos otros. Su falsificación más osada fue la de un borrador de la Declaración de Independencia escrita a mano por Thomas Jefferson. Cosey fue detenido en 1937 y pasó un año en prisión, pero continuó falsificando documentos hasta su muerte.

HENRY WOODHOUSE (1884-1970) nació en Mario Casalegno, Turín (Italia). Partió de Italia hacia Estados Unidos en 1905 y sobre 1910 fundó una revista de éxito, Flying. Hombre rico por la década de 1920, Woodhouse empezó a coleccionar documentos raros, después pasó a falsificarlos. Aunque los expertos pueden distinguir con bastante facilidad sus copias de la firma original de Lincoln, engañó a muchos coleccionistas inocentes. Woodhouse nunca fue condenado por sus actividades delictivas.

CHARLES WEISBERG (muerto en 1945) tuvo fama de ser uno de los falsificadores de Lincoln más habilidosos. Pero cumplió varias condenas de prisión y allí murió en Lewisburg (Pensilvania). JOHN LAFLIN (nacido en Nebraska, muerto en 1970) fue uno de los falsificadores de documentos más prolífico del siglo xx. Destaca la producción de una Narrativa personal con Santa Ana, supuestamente escrita por José Enrique de la Peña, un documento que desde hacía tiempo se creía que era un informe poco común de la Batalla del Álamo.

Muy recientemente se ha sugerido que otro documento del Álamo (1836), la carta «Isaac Millsaps» (que se encuentra en la Universidad de Houston) es también un trabajo de Laflin. Sus falsificaciones de Lincoln fueron muchas. Algunas, aunque resulte sorprendente, estaban escritas en alemán, un idioma con el que Lincoln no estaba familiarizado. No se sabe si Laflin cumplió alguna condena en prisión.

Fuente Consultadas:
Fraudes, estafas y falsificaciones de Brian Innes
Diccionario de la Ciencia de Sanchez Ron
Lo Que Oculta la Historia de Rayner Ron Stapley
Wikipedia



https://historiaybiografias.com/archivos_varios5/estrella1_bullet.png

ocio total

juegos siete diferencias

noparece

fotos

creencias

anticonceptivos

mujeres

actitudes

actitudes


puzzles


------------- 000 -----------

imagen-index

------------- 000 -----------