Inestabiliad Institucional Argentina Golpes Militares


Inestabiliad Institucional Argentina – Los Golpes Militares
Inestabiliad Institucional Argentina

La inestabilidad política (1955-1973)

En 1955 un nuevo golpe militar derrocó a Perón, quien marchó al exilio. A partir de entonces y hasta 1973, los peronistas no podrán votar por su partido. Este derrocamiento marcó el cierre de un ciclo histórico en el país.

A partir de entonces se sucedió una época que comúnmente se denomina como de “empate” entre fuerzas, alternativamente capaces de vetar los proyectos de las otras, pero sin recursos para imponer perdurablemente los propios.  El “empate político” se vio reflejado en los ciclos periódicos de crisis económica.

El poder económico fue compartido entre la burguesía agraria pampeana (proveedora de divisas y por lo tanto dueña de la situación en los momentos de crisis externa) y la burguesía industrial, volcada totalmente hacia el mercado interior. Las alianzas se establecerían según cual fuera el momento del ciclo.

En ese período habrá dos presidentes civiles, Arturo Frondizi (1958-62) y Arturo Illia (1963-66) que intentarán impulsar el desarrollo nacional y poner fin a la proscripción del peronismo. Ambos serán derrocados por golpes militares.

El golpe del ’66, llamado Revolución Argentina, se prolongó en el poder por siete años hasta que la presión popular expresada en violentas protestas como el Cordobazo y en la aparición de grupos guerrilleros, obligó a los militares a llamar a elecciones el 11 de marzo de 1973.  El candidato peronista, Héctor Cámpora, resultó electo.

VIOLENTA CONMOCIÓN SOCIAL:
El Cordobazo
Los disconformes comenzaron a organizarse en forma encubierta; como los temas de fondo no podían ser planteados, se canalizaron a través de planteos secundarios. El problema emergió en varias universidades en las provincias, aparentemente por el tema de los comedores estudiantiles que aumentaron los precios.

La represión fue dura. En Corrientes la policía mató a un estudiante durante una manifestación; poco después (mayo de 1969) los estudiantes cordobeses se aprestaron a salir a la calle en memoria de Santiago Pampillón, su compañero muerto.

Paralelamente, la planta automotriz IKA-Renault de Santa Isabel, en las afueras de Córdoba, decidió la suspensión de todo su personal por 15 días y el despido de 200 obreros respaldados por SMATA (Sindicato Metalúrgico) dirigido por Elpidio Torres y apoyados por el combativo SITRAC-SITRAM (Sindicato de Trabajadores Concord-Materfer), dirigido por Agustín Tosco.



El 29 de mayo coincidieron las dos protestas: los obreros marcharon al centro de la ciudad y se unieron a los estudiantes; la policía fue sobrepasada, la población ayudó a los manifestantes y el país se encontró con un estallido social de una magnitud tal que sólo terminó 48 horas después con la intervención del ejército. El Cordobazo dejó un abultado saldo de muertos, heridos, detenidos, colectivos quemados, vidrios rotos y negocios saqueados.

Fue el fin del consenso. La supresión de los canales de participación legal y un sistema cerrado de represión desviaron las tensiones y disconformismo de la población hacia formas de expresión cada vez más violentas.

El gobierno acusó el impacto y respondió con un cambio total de gabinete, empezando por los controvertidos ministros de Economía: Adalbert Krieger Vasena y de Interior: Guillermo Borda (un liberal y un antiliberal).

Al año siguiente apareció una nueva agrupación, representante de la guerrilla urbana peronista. El 29 de mayo de 1970 los Montoneros secuestraron al general Aramburu y luego lo mataron. La violencia estaba instalada.

Fuente Consultada: La Argentina Una Historia Para Pensar 1776-1996 Rins-Winter

ocio total

imagen truco limonimagen cazar serpienteimagen depositos acertijo


noparece

anticonceptivos

fotos

creencias

mujeres



OTROS TEMAS EN ESTE SITIO

final