Que es la Tradicion Nacional Costumbres y Tradiciones de un País




Haz Clic y Mueve El Mouse:Error:Dos Veces -el-


Que es la Tradición Nacional
Costumbres y Tradiciones de un País

INTRODUCCIÓN:

¿Qué es la tradición?: Podemos definirla como: La acción de trasmitir algo y, además, todo aquello que se trasmite.

Tradición histórica: Se conoce como tradición a la totalidad de las comunicaciones o transmisiones de noticias, doctrinas, ritos, costumbres transmitida a lo largo del tiempo de padres a hijos. En un sentido general, es la evolución de las ideas e instituciones de generación a lo largo de la vida de un pueblo. Aquellas noticias, composiciones literarias, ritos, costumbres que son transmitidos de generación a generación reciben el nombre de tradición.

Todos los aspectos que hacen a la tradición en un determinado país forman un elemento que es común a todos aquellos que se encuentran ligados entre sí por él y contribuyen a la formación de la nacionalidad. Por ejemplo cuando nos referimos a la tradición argentina, pretendemos expresar todo aquello que nos ha sido transmitido por nuestros ascendientes y a éstos por sus respectivos padres o abuelos y nos consideramos propietarios de ello como un atributo más de nuestra personalidad. Nuestra nacionalidad, el sentirnos como argentinos, no es otra cosa que participar de todos esos aspectos que han hecho la vida y sentir de nuestros antepasados.

Por ello cuando hablamos de tradición solemos utilizar la expresión tradición histórica. Es que los héroes de la Patria son nuestros héroes, los símbolos de la Patria son nuestros símbolos, las costumbres y modos de vida de nuestros padres son nuestras costumbres y modos de vida.

La tradición es quizás una de nuestras más arraigadas instituciones pues es la herencia que hemos recibido de todos aquellos que han construido esta nuestra Patria.

Desde el punto de vista de las ciencias históricas es muy importante el estudio de la tradición, de sus formas, de sus leyes, etc. Los ciudadanos argentinos de la actualidad son, en buena parte, el resultado de la tradición. Pero, como se trata de seres libres, pueden tener ciertas formas de pensar o ciertas actitudes en relación con el pasado, en relación con la tradición. Algunos quieren conservar todo lo tradicional (“conservadores”) y otros, por el contrario, buscan un presente que no tenga en cuenta para nada el pasado (“revolucionarios”).

A cada hombre en particular, le interesa la tradición porque no bastan la reflexión y la experiencia personales; cuando “sale de sí mismo” se encuentra con lo que han dicho, enseñando, experimentado etc., los demás y que se ha transmitido, muchas veces, desde siglos remotos.

Al estudiar lo que es una nación dijimos que los vínculos o lazos espirituales que unen a los individuos de una misma nacionalidad son, entre otros, el idioma, la raza, las tradiciones, el folklore, etc., y que lo mas importante que los une es la conciencia de pertenecer a una misma comunidad y el sentirse identificados por un pasado que se proyecta en presente y en el porvenir. Dichos vínculos o lazos han llegado hasta nosotros gracias a la tradición.

De acuerdo a lo expresado, la tradición nacional es: Todo lo que nos han transmitido las generaciones de argentinos que nos han precedido. El extenso territorio con sus riquezas naturales, el producto del trabajo creador del hombre, las glorias y monumentos históricos, la historia argentina y las hazañas de sus hijos, los versos de sus poetas, las creaciones de sus artistas, etc., todo ello nos ha llegado como herencia viva, como antorcha que se pasa de mano en mano, de generación en generación.

Esta es la forma cómo el país, a través de los siglos, conserva su fisonomía peculiar, sus caracteres propios. La fidelidad a su destino histórico le permitirá realizar su vocación presente. Nuestra patria tiene un tesoro tradicional realmente envidiable. A nosotros corresponde recogerlo con amor, guardarlo fielmente, estudiarlo, acrecentarlo.

La palabra tradición deriva del latín y quiere decir donación o legado. La tradición es un conjunto de costumbres, ritos y usanzas que se transmiten de padres a hijos. La tradición de un pueblo es aquello que lo identifica y diferencia de los demás, algo propio y profundo. Cada comunidad tiene sus propias tradiciones, las que se manifiestan en el modo de vivir, en el arte y se conservan a través del tiempo.  En Argentina el Día de la Tradición es el 10 de Noviembre, en Memoria de nuestro poeta más tradicional, creador del Martín Fierro: José Hernández.

VIVENCIA Y CONTINUIDAD DE LA TRADICIÓN
La Costumbre
Además de las leyes que en forma coercitiva gobiernan la convivencia humana, existen normas morales y usos sociales que también son factores de convivencia, pero no tienen carácter coercitivo (en el sentido del uso de la fuerza pública para hacerlas cumplir).

La conducta privada de los hombres, por supuesto dentro de los límites que exige el orden social, no está regido por norma alguna, pero existe una presión de la sociedad sobre el individuo que, de alguna manera, le obliga a cumplir determinadas normas establecidas por la costumbre o la tradición.



Estas son simples normas de convivencia, por ejemplo, saludar, respetar a los ancianos, decir la verdad, etc. Estas son normas sociales y morales que no son coercitivas, pero que son sancionadas por la sociedad en defensa de su propia estructura.

La palabra costumbre proviene de costumme y ésta de consuetudinario.

Es un uso social aceptado por la mayoría de una comunidad.
Generalmente, las costumbres son fijadas por un grupo dominante que regla las normas de relación en la comunidad.  

Las costumbres no son normas impuestas, sino aceptadas por los hombres que integran un grupo social, quienes encuentran esas ñor mas cuando nacen y las aceptan sin discutirlas mayormente.

Las costumbres son distintas de las leyes, aunque tanto unas como las otras, tienden a mantener la estructura social. Pero, mientras la costumbre es un hábito, un medio habitual de proceder o conducirse, la ley es una imposición fijada por la autoridad.

La costumbre, como norma jurídica no escrita e impuesta por el uso, es considerada como una de las fuentes del Derecho; consiste en la repetición de manera espontánea y natural de ciertos actos de índole jurídica que en ocasiones, por la práctica, van adquiriendo fuerza de ley.

En cambio, el uso resulta de un hecho particular e individual y nace de las cosas que el hombre hace o dice: en otras palabras, es la forma exterior de una manifestación individual, que cuando se generaliza y constituye la forma de proceder de una comunidad, adquiere la calificación de costumbre.

Elementos de la costumbre
La costumbre se encuentra conformada por dos elementos:
a.   El elemento interno o psicológico.
b.    El elemento extemo o material.

El elemento interno o psicológico se encuentra en el consentimiento tácito de un pueblo a reconocer una costumbre como norma a ajustar su comportamiento.
En cambio el elemento externo o material está dado por la norma establecida en base a la repetición de ilcterminados usos que han configurado una costumbre.

Algunos autores han establecido comno condiciones esenciales los siguientes elementos:

a. Uno material que es el uso largo y constante de la costumbre y que requiere los siguientes caracteres:
— Formación espontánea.
— Práctica regular y constante
—  Duración más o menos largo
b. Otro psicológico consistente en la convicción del carácter jurídicamente obligatorio del uso.
c. Que la costumbre no sea contraria a los principios fundamentales de la organizador política o económica elegida.

NUESTROS SÍMBOLOS NACIONALES

— La Bandera Nacional

La bandera oficial de la Nación es la que ostenta el sol y que fue aprobada por el Congreso de Tucumán, reunido en Buenos Aires, en febrero de 1818. Está formada con los colores celeste y blanco con los que el General Belgrano creó la primera enseña patria, el 27 de febrero de 1812.

 Los colores se distribuyen en tres franjas horizontales, de igual tamaño, dos de ellas celestes y una blanca en el medio. En el centro de la banda blanca se reproduce el sol, tal como figura grabado en la primitiva moneda de oro de ocho escudos y en la de plata de ocho reales; el sol deberá ser de color amarillo y tener treinta y dos rayos flamígeros y rectos, colocados alternativamente, tal como se observa en dichas monedas.

Tienen derecho al uso de la bandera oficial, el Gobierno Federal, los Gobiernos Provinciales, los territorios sometidos a las autoridades nacionales. Los particulares podrán usar los colores nacionales en forma de bandera, pero sin sol; también los podrán usar como escarapela y estandarte, debiéndose dar a los mismos un trato respetuoso.

Dijo el General Belgrano, en su proclama del 2 de Mayo de 1812, al ser bendecida por primera vez la bandera argentina al frente del ejército, en la ciudad de Jujuy:

                    “Manuel Belgrano, General en Jefe, al ejército de su mando: Soldados, hijos dignos de la Patria, camaradas míos; dos años ha que por primera vez resonó en estas regiones el eco de la libertad, y él continuó propagándose hasta por las cavernas más recónditas de los Andes; pues que no es obra de los hombres, sino del Dios Omnipotente, que permitió a los americanos que se nos presentase la ocasión de entrar al goce de nuestros derechos: el 2 de Mayo, será para siempre memorable en los anales de nuestra historia, y vosotros tendréis un motivo más de recordarlo, cuando en él, por primera vez, veis la Bandera Nacional en mis manos, que ya os distingue de las demás naciones del globo, sin embargo, de los esfuerzos que han hecho los enemigos de la sagrada causa que defendemos para echarnos cadenas aún más pesadas que las que cargabais. Pero esta gloria debemos sostenerla de un modo digno, con la unión, la constancia y el exacto cumplimiento de nuestras obligaciones hacia Dios, hacia nuestros hermanos, hacia nosotros mismos; a fin de que la patria se goce de abrigar en su seno hijos tan beneméritos, y pueda presentarla a la posteridad como modelo que haya de tener a la vista para conservarla libre de enemigos y en el lleno de su felicidad. . . “.

— El Escudo Argentino:

El escudo argentino es la reproducción fiel del sello que usó la Asamblea General Constituyente de las Provincias Unidas del Río de la Plata y que ésta ordenó se emplease por el Poder Ejecutivo, en 1813. Las características oficiales del escudo son: forma de elipse, la relación de los ejes de la misma, será de 14/11. El sol casi tocará a la elipse y tendrá once rayos rectos y diez flamígeros.

La rama de laurel de la derecha llevará veintiuna hojas en el lado interior y veinte en el exterior; la rama de la izquierda, veintitrés hojas en el lado interior y veinticinco, en el exterior. Las ramas no se entrecruzarán en la parte superior ni podrán llevar fruto.

— El Himno Nacional

La letra oficial del himno es la canción compuesta por Vicente López aprobada por la Asamblea General Constituyente, en mayo de 1813. La música auténtica es la versión editada por Juan P. Esnaola en 1860 con el título “Himno Nacional Argentino — Música del maestro Blas Parera”.


HIMNO NACIONAL ARGENTINO
Oíd mortales el grito sagrado
Libertad, Libertad, Libertad,
Oíd el ruido de rotas cadenas,
Ved el trono a la noble igualdad

Ya su trono dignísimo abrieron
Las provincias unidas del sur
Y los libres del mundo responden
Al gran pueblo argentino salud

Y los libres del mundo responden
Al gran pueblo argentino salud
Y los libres del mundo responden
Al gran pueblo argentino salud

Sean eternos los laureles Que supimos conseguir Que supimos conseguir 
Coronados de gloria vivamos 
¡O juremos con gloria morir!¡O juremos con gloria morir! ¡O juremos con gloria morir!

— La Escarapela Nacional
Feliciano A. Chiclana, Manuel de Sarratea y Juan J. Paso, integrantes del Primer Triunvirato, el 18 de febrero de 1812, dirigieron una nota al Jefe del Estado Mayor, en estos términos: “En acuerdo de hoy se ha resuelto que desde esta fecha en adelante, se haya, reconozca y use la Escarapela Nacional de las Provincias Unidas del Río de la Plata, declarándose por tal la de dos colores blanco y azul celeste; y quedando abolida la roja con que antiguamente se distinguían. Se comunica a V.S. para los efectos consiguientes a esta resolución. Dios guarde a V.S. muchos años”.

Bandera de corazón: Si bien la bandera es nuestro símbolo patrio que más nos representa, la escarapela es aquel que más nos une como pueblo, puesto que al usarla nos sentimos representados unos en otros, tomando conciencia de que más allá de las diferencias nos une el sentimiento y el sueño de una Argentina grande.

Fuente Consultada: Formación Cívica II Para Escuelas Secundarias de Segundo Año de Comercio-1977

Enseñar Valores Patrióticos a Nuestros Hijos


OTROS TEMAS EN ESTE SITIO



Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *