Peces Que Vuelan Caracteristicas ¿Por que Vuelan?



Características de los Peces
¿Por Que
Vuelan?

La existencia de estos peces no llama la atención a nadie en estos tiempos en que tanto se viaja por mar; pero hace sesenta o setenta años, cuando la navegación a vapor estaba en su infancia, no ocurría lo mismo. Un escritor inglés que hizo muchas novelas de aventuras, el capitán Marriat, narra una graciosa anécdota acerca de un grumete que contaba a su abuelita las cosas que había visto en un largo viaje.

Para la mayoría de nosotros encontramos muy natural que hubiera aves que pudieran sumergirse y bucear; pero nos parece imposible que un pez, animal que no puede respirar fuera del agua, abandonase su natural elemento para lanzarse al aire y volar como si fuese un pájaro.

Sin embargo, los antiguos navegantes griegos y romanos ya conocían los peces voladores, y creían que en cuanto anochecía abandonaban el mar, volaban a la costa y allí dormían hasta el día siguiente. Por esta razón los llamaban «los que duermen fuera». Claro está que esto no era sino una exageración propia de aquellos tiempos.

pez volador

 

CARACTERÍSTICAS: Existen mas de 40 especies de peces voladores. Muchas especies, conocidas como peces voladores de cuatro alas, también tienen aletas pélvicas agrandadas. Llegan a desplazarse decenas de metros, 200 a 300 metros,  a poca distancia de la superficie del mar y alcanzar veocidades de 60 Km./h.

Tales peces no pueden permanecer fuera del agua más que unos momentos, volviendo a caer en seguida en su elemento, y, además, no vuelan, en el verdadero sentido de la palabra, como lo hace un pájaro o un murciélago, sino que lo que hacen es saltar fuera del agua y avanzar “planeando”, sosteniéndose en el aire con ayuda de las aletas pectorales, que por estar muy desarrolladas hacen las veces de un paracaídas, o más bien de un plano de sustentación, como los de los aeroplanos.

En todos los peces voladores, los radios de las aletas pectorales son muy largos y la membrana que los reúne muy extensa.

En cierto modo pueden compararse con los dedos de la mano alada de un murciélago; pero mientras en éstos, como en las aves, los músculos pectorales están muy desarrollados, el pez no tiene los músculos correspondientes a sus aletas más desarrolladas que los demás y, por consiguiente, no puede agitar dichas aletas para volar.

Para saltar fuera del agua y lanzarse en el aire se sirve de la cola cuya punta inferior es muy larga y fuerte.



pez volador

Pez volador “aleta de vela”
(Parexocoetus brachypterus)

Motivo del Vuelo: Los científicos suponen que los peces voladores han evolucionado hasta adquirir esta notable capacidad de planear para poder escapar de sus depredadores, que son muchos. Entre sus enemigos se cuentan la caballa, el atún, el pez espada, el marlin y otros peces de mayor tamaño.

Los peces voladores más comunes pertenecen al mismo grupo que el arenque, que tiene la costumbre de dar grandes saltos encima del agua.

Por lo visto, estas propensiones acrobáticas alcanzan su máximo grado de desarrollo en el pez volador, el que se sostiene en el aire con ayuda de su paracaídas natural. Mientras cruza el aire, la presión de éste hace vibrar las membranas, que son muy elásticas, y, a primera vista, parece que el animal las agita.

Cuando el mar está revuelto o amenaza tormenta, se ven más peces voladores que de costumbre, sin duda porque el viento contribuye a facilitar su vuelo sosteniéndolos al pasar violentamente bajo sus aletas extendidas.

A veces se ven bandadas numerosas que atraviesan rápidamente el aire, recorriendo más de cien metros antes de sumergirse de nuevo.

A cada momento, algunos de los peces toca con la cola en la cresta de una ola, indudablemente, para tomar nuevo impulso o para sostenerse en la posición conveniente.

Como el viento al tropezar con un obstáculo, tal como el costado de un buque, toma una dirección vertical, ocurre muchas veces que un pez volador es levantado en la misma dirección y va a caer sobre la cubierta del barco.

Los antiguos decían que el pez volador es uno de los más desdichados seres que se encuentran en la Naturaleza, porque al salir del agua huyendo de sus enemigos los peces más grandes, en el aire encuentran un nuevo peligro en las aves marinas; pero, en realidad, estas últimas jamás se dedican a atrapar peces al vuelo.



En algunos mares, tal vez el peor enemigo del pez volador es el hombre, lo que nada tiene de extraño por ser su carne bastante buena, algo apretada, pero de un gusto parecido al de la sarda.

No es únicamente en el mar donde se encuentran peces que vuelan. En ciertos ríos de África existe un lindo pececillo llamado «pantodonte» y también «mariposa de agua», por sus delicados matices y por la agilidad con que se desliza por encima cíe la superficie del agua.

El pantodonte no solamente tiene dientes en las mandíbulas, sino en los diferentes huesos que forman el cielo de la boca, y hasta en la lengua. Con razón se lo ha denominado con tan sonoro nombre, pues quiere decir: «todo dientes».

Como ya hemos dicho, los brillantes matices le tan valido su segunda denominación. Por encima es de color verde aceituna con bandas transversales obscuras; el vientre lo tiene de un color amarillo limón con tornasolados reflejos de plata y carmín, y las aletas, rosadas con filas de lunares violetas.

Cuando el pantodonte se halla tranquilo, limítase a dar de vez en cuando algunos saltos fuera del agua; pero si le persigue algún enemigo emprende un verdadero vuelo de cinco, diez y hasta veinte metros, batiendo la superficie con las aletas hasta dejar una pequeña estela rectilínea, que parece la de un barco en miniatura.

https://historiaybiografias.com/archivos_varios5/estrella1_bullet.png

ocio total

juegos siete diferencias
imagen truco limonimagen cazar serpienteimagen depositos acertijo


noparece

anticonceptivos

fotos

creencias

mujeres

actitudes

actitudes


puzzles


OTROS TEMAS EN ESTE SITIO

final