Historias de Ladrones de Identidad – El Caso de Abagnale Frank



Historias de Ladrones de Identidad
El Caso de Abagnale Frank

Frank Abagnale: Artista del fraude

Imposible de atrapar, Frank W. Abagnale fue seguramente uno de los estafadores más perseguidos de la historia del delito, que gracias a su gran capacidad de impostor y su audacia constante logró huir de las garras de la justicia en cada oportunidad que se lo propuso.

Siempre estaban detrás de sus talones, pero jamás podían capturarlo in fraganti. Por supuesto, esto hizo que se convirtiera en una verdadera leyenda.

Tal es así que su mítica historia y forma de vida dieron lugar en la década del ochenta a la creación de una novela que luego fue adaptada en un guión cinematográfico en el que se relata la constante persecución que supo eludir. Fue en 2002, y bajo la dirección de Steven Spielberg, que Leonardo Di Caprio dio vida a Abagnale poniéndose en sus zapatos, en el premiado film “Atrapame si puedes”.

Pero más allá de la ficción, lo cierto es que Frank Abagnale cobró fama desde muy joven en base a su arte como impostor, ya que antes de cumplir los 20 años ya había estafado a una gran cantidad de víctimas, haciéndose pasar como piloto de avión, médico y abogado.

Nacido el 27 de abril de 1948 en Bronxville, Nueva York, Frank era uno de los cuatro hijos del matrimonio conformado por Frank Abagnale y Paulette, quienes se habían conocido durante la Segunda Guerra Mundial en Orán. Cuando la guerra culminó, toda la familia se trasladó a Nueva York, donde instalaron una papelería en la famosa Avenida Madison.

Gracias a la economía familiar, y al negocio que habían logrado encaminar hacia el éxito, el pequeño Frank y sus hermanos pudieron tener una infancia feliz, hasta que un día su madre decidió inesperadamente dejar a su padre. El abandono generó una verdadera devastación a la familia, y los hijos se dividieron. Después del divorcio, Frank decidió vivir con su padre, lo que le permitió conocer a fondo el negocio comercial y convertirse en la mano derecha de su progenitor.

Después de dos años de vida vagabunda, Abagnale sentía la necesidad de descansar y alquiló un apartamento en Atlanta (Georgia) después de identificarse como pediatra. ).

Sobrevivió con gran astucia y osadía, permitiendo que doctores auténticos hicieran los diagnósticos, y luego él estaba de acuerdo con ellos.

También se escondía en un armario de ropa blanca para evitar que lo llamaran. Todo iba bien hasta que llegó un nuevo vecino que iba a ser pediatra jefe residente en el hospital Smithers en las proximidades de Marieta.

Lo cierto es que su espíritu de delincuente siempre estuvo presente, ya que desde sus primeros años de adolescente, Abagnale se enredó en delitos menores, incluyendo arrebatos y robos simples en la vía pública. Pero aquella estrategia de crimen le resultó aburrida, por lo que una vez cansado de esta práctica, comenzó a tejer su futuro en la búsqueda constante de métodos de robo cada vez más sofisticados.

Una de sus primeras víctimas fue su padre, quien sufrió en carne propia las ilimitadas consecuencias del espíritu delincuencial de su hijo. Por una pequeña estafa que Frank llevó a cabo utilizando la tarjeta de crédito de la compañía de su padre, el negocio familiar que con tanto esfuerzo había logrado encaminarse rozó con la quiebra, por lo que luego de aclarado lo sucedido, el padre de Frank, ya cansado de la delincuencia de su hijo, lo envió a una escuela privada para adolescentes descarriados.

Sin embargo, el joven Abagnale se adelantó a los planes de su padre, y se fugó de su casa con tan sólo 16 años, llevando consigo 200 dólares y sin comprobantes de educación formal.

Pero lo cierto es que a pesar de la situación, Frank no se convirtió en un indigente, ya que en principio utilizando sus conocimientos en lo referente a la papelería, alteró su licencia de conducir modificando el año de nacimiento, para pasar a tener 10 años más de lo que en realidad poseía. Al mismo tiempo elaboró un falso currículum de estudios y experiencias laborales que le permitió acceder a trabajos bien remunerados en sólo un mes. Mientras tanto, durante esos treinta días se solventó emitiendo cheques sin fondos.

En poco tiempo, Abagnale había emitido cientos de cheques sin fondos por miles de dólares, por lo que llegó el momento de pasar a la clandestinidad.

Con el objetivo de conseguir más dinero en efectivo, Frank comenzó a usurpar identidades, haciéndose pasar por los más diversos profesionales. Así fue que se convirtió en piloto de la empresa Pam Am, médico pediatra en un hospital del estado de Georgia, abogado en Louisiana, profesor de sociología en la Brigham Young, y hasta llegó a desenvolverse como director de cine.

Abagnale se presentó como oficial de Pan Am al que le habían asignado el trabajo de encontrar chicas universitarias que desearan ser azafatas. Reclutó a ocho de las alumnas más bonitas y más extrovertidas, las equipó de uniformes hechos en una empresa de Hollywood y se las llevó a una gira de verano por Europa. Por todos los sitios firmaba cuentas en nombre de Pan Am o utilizaba uno de sus cheques falsos.

Algunos años después, Abagnale debió dejar los Estados Unidos y se trasladó a Montpellier, Francia. Allí, una ex novia reconoció su rostro en un cartel, y conociendo su paradero lo entregó a las autoridades.

Una vez atrapado, Frank cumplió condena en Francia, Suecia y Estados Unidos, hasta que al cumplir los 26 años se le concedió la libertad condicional a cambio de que trabajara para el FBI impartiendo clases en las que explicaba a los agentes sus sofisticados métodos de engaño.

Durante más de tres décadas, Frank trabajó para el FBI, siendo una de las máximas autoridades del mundo abocadas al campo de fraude de documentos, estafas, falsificación y malversación de fondos.

Paralelamente, fundó su propia compañía denominada Abagnale & Associates, en la que se brinda capacitación a los ciudadanos comunes a fin de evitar convertirse en víctimas del fraude.

Graciela Marker Para Planeta Sedna

Fuente Consultadas:
Fraudes, estafas y falsificaciones de Brian Innes
Diccionario de la Ciencia de Sanchez Ron
Lo Que Oculta la Historia de Rayner Ron Stapley
Wikipedia

Ver: Robo de Indetidad, El Caso de la «Gran Teresa Francia»

La Historia del Mundo en Imágenes


Entradas Relacionadas Al Tema


------------- 000 -----------

imagen-index

------------- 000 -----------