Grandes Impostores de la Historia: Victor Lustig, Estafador



IMPOSTORES DE LA HISTORIA: VICTOR LUSTIG

CONDE LUSTIG VÍCTOR (1890-1947) era hijo del respetado alcalde de Hostinne , una ciudad de Bohemia (ahora parte de la República Checa).

Le enviaron a estudiar a Dresden (Alemania) donde las únicas materias en las que destacaba eran los idiomas.

Hablaba alemán, inglés, francés e italiano, y fue elegido para continuar sus estudios en París.

Durante algún tiempo el padre de Víctor creyó que su hijo había estado estudiando en la Sorbona.

Pero después de descubrir la excitación de la ciudad antes de la Primera Guerra Mundial el joven Lustig había encontrado el modo de financiarse un estilo de vida más lujoso.

Se dedicó al juego: al bridge y al póquer, pero especialmente al billar, al que jugaba muy bien.

Muchos nuevos ricos americanos viajaban a Europa, como era la moda, y se convertían en presas fáciles de los timadores que «trabajaban en los barcos» transatlánticos.

Lustig se unió a ellos y haciéndose llamar «Conde» von Lustig, empleó su encanto checo heredado con gran efecto.

Nicky Arnstein. un estafador destacado, reconoció a Lustig y lo tomó de socio.

Arnstein le enseñó las habilidades del estafador: cómo identificar un «objetivo» apropiado y trabajar su vanidad y codicia, saber cuál es el momento adecuado para atacar y cómo lograr salir indemne.

• HACER CON BONOS?

Al finalizar la Primera Guerra Mundial, Lustig y Arnstein se trasladaron a Estados Unidos.

Después de una serie de operaciones con éxito, Lustig se halló en posesión de un valor de 25.000 dólares en bonos del gobierno auténticos. Parecía una lástima cobrarlos simplemente.

Un día, en 1924, un banquero de una pequeña ciudad de Kansas llamado Green, recibió la visita de un extranjero distinguido, vestido con pantalones de rayas y polainas y que llevaba un monóculo.

Se presentó como Conde von Lustig.

Después de haber salido de sus propiedades en Austria a causa de la guerra, había vendido sus reliquias de familia y ahora tenía 50.000 dólares en bonos del gobierno de Estados Unidos para comprar propiedades en la zona.

Sacando dos fajos, aparentemente de 25.000 dólares cada uno de ellos, el banquero aceptó uno por la venta de una propiedad y le dio a Lustig 25.000 dólares en metálico por el otro fajo.

Pero, por supuesto, la mitad de cada fajo estaba hecho de hojas de papel recortadas con cuidado.

En 1925 Lustig regresó a París en compañía de un socio conocido como «Dapper Dan» Collins.

Se alojaron en un hotel de categoría y Lustig presentó a Collins como su secretario privado.

Una mañana la pareja estaba tomando café en los Campos Elíseos cuando Lustig miró fijamente a la Torre Eiffel y dijo: «Creo que es hora de que entremos en el negocio del hierro».

El sabía que, enfrentado a una enorme factura por reparaciones esenciales, el gobierno francés estaba considerando seriamente demoler la Torre Eiffel.

Una semana después cinco representantes del comercio del hierro fueron citados por carta a un reunión en nombre del «Diputado Director del Ministére des Postes et des Telegraphes».

Lustig (porque era él) les invitó a presentar ofertas selladas para el desmantelamiento de la torre.

Él y Collins pronto señalaron a su blanco, André Poisson, y al día siguiente Collins visitó a Poisson para decirle que su oferta había sido aceptada.

Sin embargo, el comerciante parecía intranquilo ante la noticia.

Collins pensó que quizás no estuviera seguro de que los dos estafadores fueran realmente empleados del gobierno.

«Se lo demostraré», dijo Lustig.

Preparó una reunión secreta con Poisson en el hotel y se quejó con amargura de lo insuficiente que era su salario.

Poisson comprendió inmediatamente y apretó una sustancial cantidad de dinero en las manos de Lustig.

El primer plazo de su pago por la Torre Eiffel llegó unos días más tarde. Eustig y Collins ya habían preparado el equipaje; en cuestión de minutos habían cobrado el cheque en metálico en el Banco de Francia y se habían ido a Austria en coche.

Fuente Consultadas:
Fraudes, estafas y falsificaciones de Brian Innes
Diccionario de la Ciencia de Sanchez Ron
Lo Que Oculta la Historia de Rayner Ron Stapley
Wikipedia

Temas Relacionados

El Caso de Misterio de Glozel
El Caso de Fernand Demara
El Caso de Frank Abagnale
El Caso de Zarina de rusia
El Caso de Stanley C. Weyman
El Caso de “Gran Teresa”
El Caso de Víctor Lustig
El Caso de El “Orgón”
El Caso de Profesor Lisenko
El Caso de Operación Bernhard
El Caso de Franz A. Mesmer
El Caso de Acumulador de Éter
El Caso de Caja de Abrams

Enlace Externo:Historia de la falsificacion

La Historia del Mundo en Imágenes


Entradas Relacionadas Al Tema


------------- 000 -----------

imagen-index

------------- 000 -----------