Objetivos de La Ciencia:Historia,Desarrollo y Clasificacion



Objetivos e Historia de La Ciencia:Desarrollo y Clasificacion

CIENCIA. Estudio de las nociones fundamentales sobre el origen, naturaleza y propiedades de las cosas, de modo que resulte comprensible su definición y sea fácil comprobar la verdad que encierra.

Así, ante cualquier hecho que se repite, la ciencia investiga la ley que lo rige.

La naturaleza se nos presenta en un cambio incesante, y en medio de esta multiplicidad de los fenómenos, los hombres de ciencia descubren la razón de ciertos hechos que siempre ocurren de igual manera; por ejemplo: las estaciones se suceden con regularidad, hay uniformidad en la salida del Sol y de la Luna.

Este hizo pensar en un orden natural de causas que hace necesario que los frutos maduren en cierta época, que en otoño caigan las hojas de los árboles y que las golondrinas emigren a regiones más propicias.

Para conocer el porqué de cada cosa ha sido preciso averiguar sus causas fijas e invariables y enunciarlas por medio de leyes.

Primordialmente, el objeto de la ciencia fue la investigación de las leyes naturales.

En consecuencia, la ley es una regla que rige una serie de hechos iguales y el conocimiento de algo por sus causas.

Nunca se refiere a un hecho aislado, sino a una serie de hechos correlativos.

Cuando se enuncia, por ejemplo, una ley sobre la herencia en animales o vegetales, ésta no se refiere a determinado árbol o animal, sino a todos los vegetales y a todos los animales.

La formulación de una ley científica presupone un orden y regularidad universales, y, por lo tanto, si descubrimos que una serie de fenómenos ocu-
rren siempre de igual manera, podemos inferir que todos los que ocurran en individuos de la misma especie, en todo tiempo y en todo lugar, han sucedido y sucederán del mismo modo.

Una de las características del conocimiento científico es su método, su fundamentación.

El conocimiento vulgar, aunque sea exacto, no trata de indagar si lo que afirma es verdadero, cree ingenuamente en la verdad de sus impresiones sensibles.

Si un hombre contempla una mesa, objeto que considerará de sobra conocido y familiar, la definirá según la ve, como una tabla horizontal colocada sobre unas patas verticales; pero el conocimiento científico del mismo objeto necesitaría explicaciones más largas y complejas.

Es indudable ante todo, para el físico, que la superficie lisa y brillante de la madera de esta mesa no es, más que una apariencia, y si se define a ese mueble como un conglomerado de átomos en movimiento y una gran cantidad de espacio vacío se estará más cerca de la verdad científica.

mirada cientifica de una mesa

En otro sentido, si un niño acerca su mano al fuego inferirá que el fuego quema; para los fines prácticos de su vida cotidiana este conocimiento le bastará.

Pero científicamente no puede considerarse válida esta afirmación tan general, obtenida con tan poco método, pues no puede decirse que a un metal lo queme el fuego.

En la experiencia común se identifican generalmente dos o más sucesos por simpatía, antipatía o error; la apariencia basta para que se hagan afirmaciones que la ciencia a veces contradice abiertamente.

Así, la Luna y el Sol, según los antiguos, giraban alrededor de la Tierra, junto con todas las estrellas; en apariencia aún hoy continúan haciéndolo.

Sólo la ciencia, alejándose de la observación directa y con difíciles cálculos matemáticos, ha podido descubrir con exactitud cuáles son los verdaderos movimientos de astros planetas y satélites.

Astronomia: El Sistema Solar y sus Planetas Movimiento

Esta oposición entre el conocimiento ingenuo y el conocimiento científico se ha ido haciendo cada vez mayor a medida que la ciencia progresaba.

El mundo de la ciencia es hoy completamente distinto del mundo real cotidiano.

Antiguamente si un profesor de física trataba de explicar a sus alumnos el comportamiento de un cuerpo suspendido en el espacio, les hablaba de sus juegos, de la parábola que describe una pelota o de la manzana de Newton.

Biografia de Isaac Newton Vida y Obra Cientifica del Fisico -

Un sabio moderno, para explicar el mismo fenómeno, recurrirá a complicadas fórmulas matemáticas, de carácter completamente abstracto, donde la referencia a la realidad tal como ésta aparece no es evidente.

La ciencia es una interpretación de la experiencia, pero en términos abstractos.

Quizá sólo la física contemporánea cumple hoy ese ideal de abstracción; pero en general esa es la meta de todas las ciencias.

La experiencia es sometida a una crítica cada día más aguda, se evitan las antiguas generalizaciones, no se estudian las grandes masas, sino la estructura interna del universo indudablemente matemática.

Quizá los primeros que intentaron superar la verdad de los sentidos fueron los hindúes, que con una lógica muy compleja redujeron el universo a unas pocas verdades absolutas.

La misma desconfianza hacia la apariencia sensible y un intento de descubrir, mediante el solo uso de la razón, la estructura del universo, aparece en Grecia unos 600 años antes de Jesucristo.

Por ese camino continuará la ciencia occidental; su confianza en la razón la llevará a intentar una identificación entre la experiencia y la ciencia esencialmente racional: la matemática.

Ésta sería la verdadera ciencia exacta, la verdadera ciencia metódica, pues en ella todas las verdades son indudables y fundadas.

La matemática sería el verdadero modelo para el pensamiento y es notable cómo, en este sentido, algunos filósofos han intentado, no hace muchos años, identificar lógica y matemática y crear una sola ciencia del pensar.

El progreso científico se debe ya menos al azar de los descubrimientos que al desarrollo de la matemática.

Nuestro mundo no es el sencillo mecanismo que imaginaban los antiguos.

Sólo la matemática puede expresar con cierta exactitud la complejidad del universo.

Antiguamente se confiaba en la validez absoluta de los elementos de medición, por ejemplo.

Hoy los conceptos de masa, de tiempo y de distancia son, de acuerdo al principio de relatividad, tan sólo hipotéticos.

Tampoco es posible determinar con exactitud ciertos movimientos de la materia.

Según el principio de indeterminación aceptado por la física contemporánea, una ley que anuncia la aparición de un fenómeno sólo puede considerarse como probable; aunque de esa probabilidad podría decirse que es real, verdadera, que refleja en cierto modo la estructura del mundo.

La creciente complejidad del mundo científico ha obligado, además, a limitar cuidadosamente el objeto observado.

Esa limitación implica también una vigilancia y atención al medio ambiente, que antes no se tenía en cuenta.

Se trata de atender más al objeto que al sujeto, tanto en los experimentos de física como en la psicología.

Sólo la matemática puede expresar con cierta exactitud la complejidad del universo.

El mundo que nos presenta la ciencia contemporánea es unitario, en él los elementos aislados no tienen importancia.

Hoy un electrón es tal solamente dentro del átomo, como componente de similares a los que encontraba Lavoisier en la química, es decir, invariables, independientes del mundo exterior, de la situación histórica.

La biología actual concede también una gran importancia al medio ambiente; el organismo no vive aislado, sino en relación con su ambiente exterior.

Algunos biólogos llegan a pensar que sólo esa relación puede explicar el misterio de la vida.

Esta síntesis general, que comprende la ciencia, la historia y el mismo destino humano, parece realizar, aunque muy parcialmente, el deseo de unidad de los griegos, que imaginaban un universo armónico.

Hoy ese universo nos parece más complejo y difícil de reducir a una fórmula única; pero la ciencia no ha encontrado en los obstáculos sino motivos para continuar tratando de revelar la verdad de la naturaleza.

• El Método Científico.

Platón opinaba que la geometría era una ciencia innata; que cualquier esclavo, aun el más ignorante, sabía geometría pues sus principios fundamentales estaban en la mente de todos los hombres.

Sin embargo, en el siglo XIX Lobachesvky demostró que las verdades geométricas sólo podían probarse mediante la observación del mundo real, y no sólo el razonamiento.

Este cambio de actitud con respecto a la geometría es característico de la ciencia moderna.

Biografia de Aristoteles :Pensamiento Aristotelico y Filosofia - BIOGRAFÍAS  e HISTORIA UNIVERSAL,ARGENTINA y de la CIENCIA
Aristóteles

El error común de casi toda la ciencia aristotélica se debe a que su autor afirmaba una presunta verdad sin tratar de probarla experimentalmente.

Todos los descubrimientos deben ser fundados según determinado método.

Pues no cualquier método es válido para cualquier ciencia.

Durante mucho tiempo se aplicó en psicología, en el estudio de la conducta humana, el método analítico propio de la química del siglo XVIII, lo que llevó a muchos resultados e interpretaciones erróneos.

El método científico aplicable a las ciencias de la realidad comienza generalmente con la observación.

La matemática no es una ciencia de la realidad, es una disciplina ideal; sus métodos se reducen a los estrictamente lógicos, abstractos, los números y sus relaciones.

Una ciencia como la física actual, de base matemática, no depende enteramente de la observación; pero ésta debe, por lo menos, confirmar la teoría.

La observación debe ser siempre imparcial, sin prejuicios, correcta.

Para ello la ciencia cuenta con numerosos auxiliares: microscopios, telescopios, aparatos registradores, cámaras neumáticas, etc.

La física contemporánea ha necesitado, para poder observar la estructura del átomo, enormes y complejos aparatos.

esquema basico de la estructura de un atomo
Esquema basico de la estructura de un atomo

Un error en que caía a menudo el antiguo observador era el de ver nada más que lo que esperaba o deseaba ver.

Cuando se inventó el microscopio se hicieron observaciones muy singulares: algunos hombres dijeron que en los granos de arena habían visto millones de seres de cuatro patas, muy similares a los mamíferos y otros con rostro humano.

Hay ciertos errores de observación inevitables, como los que plantean la teoría de la relatividad y el principio de indeterminación de Heisenberg; pero como ambos son constantes, más que errores pueden llamarse condiciones de la observación.

Según el principio de indeterminación un electrón sólo es risible cuando está en movimiento, pues sólo entonces emite luz.

Pero se ha logrado establecer la regularidad de esas apariciones y desapariciones y es posible establecer matemáticamente la órbita del electrón.

Esa órbita es naturalmente probable, pues no es posible una confirmación experimental.

Pero el conocimiento de que muchas leyes no son más que probables, estadísticas, es una de las conquistas de la ciencia moderna.

El segundo paso del método científico es la experimentación.

«El observador, afirma Cuvier, escucha la naturaleza, el experimentador la interroga».

En la experimentación, lo mismo que en la observación, el adelanto de la técnica abre siempre nuevas probabilidades.

El hombre de ciencia desea a veces hacer un experimento y le faltan los medios; la técnica puede facilitárselos.

Como los adelantos técnicos dependen del progreso de la ciencia, puede decirse que ésta abre su propio camino.

Otras razones dificultan a veces la experimentación; por ejemplo, en medicina razones humanitarias.

No está permitido experimentar en el hombre el efecto de ciertas enfermedades.

El experimentador puede recurrir a los animales o en casos heroicos y extremos, inocularse la enfermedad en él mismo.

Un ejemplo de la mutua influencia de la observación y la experimentación, podría ser la obra de Newton.

Se cuenta que este físico ingles vio caer un día una manzana desde lo alto de un árbol.

Ésta es la observación simple.

Como podemos imaginar muchos hombres habían visto caer ya muchas manzanas, sin sacar de ese fenómeno ninguna consecuencia interesante.

Pero Newton se preguntó si no habría alguna fuerza que obligaba a la manzana desprendida del árbol a no subir por los aires, sino caer hacia la tierra.

Biografia de Isaac Newton Vida y Obra Cientifica del Fisico - BIOGRAFÍAS e  HISTORIA UNIVERSAL,ARGENTINA y de la CIENCIA
Isaac Newton

Si esa fuerza existía debía ser general y no podía comprender solamente a las frutas.

Los experimentos en este caso podían haber sido repetidos indefinidamente con todos los cuerpos; pero era necesario también comprobar si esa ley comprendía a los grandes cuerpos celestes, es decir, si esa fuerza era de carácter universal.

La observación de los astros verificó su teoría y llamó a esa fuerza gravitación.

En este caso vemos cómo de una observación particular se llega a una generalización científica.

Si estudiamos atentamente la teoría de Newton, veremos que, sin embargo, esta generalización no alcanzaba a los fenómenos ópticos.

Una generalización aun mayor dio a esta teoría —con algunas modificaciones— el físico Einstein al enunciar sus principios de relatividad general.

No sólo los astros sino también la luz, es decir todos los fenómenos electromagnéticos, entraban dentro de la teoría.

Las primeras generalizaciones de Newton, como la idea de que si un cuerpo cae todos los cuerpos caen, nos ilustran sobre uno de los métodos típicos de la ciencia: la inducción.

Si Newton no hubiera creído en la validez del método inductivo, antes de enunciar su teoría, debía haber comprobado experimentalmente que todos los cuerpos caían.

Hubieran desfilado por sus manos todos los objetos del universo y nunca hubiera podido saber con certeza si algún cuerpo, aún no conocido, no escaparía a esa ley.

Podemos concluir muy bien que si un objeto tiene determinadas cualidades todos los de la misma clase también las tendrán; pero ninguna demostración experimental es posible, sólo nuestra confianza en la validez de la inducción nos autoriza afirmarlo.

Este método, como lo reconoce muy bien la ciencia contemporánea, sólo nos da verdades probables.

Es válido en general mientras la armonía y la uniformidad del mundo sean bastante notables; en un mundo desordenado y caprichoso habría que abandonar la inducción como método científico.

• Ciencias Sociales

Las llamadas ciencias sociales requieren ciertos métodos particulares, aún más estadísticos e improbables que los de las modernas ciencias físicas.

Algunos que creen que la sociedad está constituida por los mismos elementos materiales de la física y la química, le aplican los mismos métodos que a estas ciencias.

Es posible que un día se descubran mayores fundamentos para esta interpretación materialista de la sociedad; pero lo cierto es que hasta hoy no ha sido posible prever con exactitud la conducta humana, ni descubrir muchos de sus móviles.

Se ha tenido más éxito al comparar los organismos sociales con los organismos biológicos.

El desarrollo de una sociedad o de una cultura no es quizá muy distinto del de un ser viviente.

Con el mismo criterio se han comparado civilizaciones diferentes y se ha estudiado en ellas la semejanza de su evolución.

Las ciencias naturales, como la zoología y la botánica, han podido enunciar hasta ahora pocas leyes y su método, por el mismo motivo, se ha reducido casi únicamente a la observación, con muy pocas generalizaciones.

El entomólogo Fabre ha dado un buen ejemplo de los maravillosos resultados que pueden dar a la ciencia natural la paciencia y la tenacidad.

La observación cuidadosa de todo lo que encontraba en su camino ha creado una obra monumental sobre la vida de los insectos.

La experimentación y la observación directa no son métodos muy antiguos.

Los griegos casi se redujeron al estudio de la geometría que, según ellos, no requería experimentos.

También las afirmaciones de Aristóteles se basan muchas veces, aun en ciencias naturales, en conceptos extraídos de ideas sin mayor relación con la realidad.

Aunque por ese entonces ya se realizaron algunos descubrimientos científicos, como el del movimiento de la Tierra alrededor del Sol, por Aristarco de Samos, y el principio de los cuerpos flotantes, por Arquímedes, el primero que estudió conscientemente la experimentación y es, en este sentido, fundador de los modernos métodos de investigación, fue el físico Galileo Galilei que vivió entre los siglos XVI y XVII.

En su época la ciencia se reducía a las lecturas de los libros clásicos en la materia, sobre todo los de Aristóteles, considerado autoridad infalible.

Se cuenta que Galileo subió un día a la torre de Pisa con dos cuerpos de muy diferente peso y los dejó caer desde lo alto.

Supuesta Experiencia de Galileo en la Torre de Pisa
Supuesta Experiencia de Galileo en la Torre de Pisa

Según Aristóteles, un cuerpo diez veces más pesado que otro debía caer más rápidamente, pero los dos cuerpos elegidos por Galileo llegaron juntos al suelo.

La teoría de Aristóteles estaba así refutada y hoy nos parece que todo un movimiento de aplauso y admiración debía de haberse producido alrededor del experimentador.

Pero los libros eran entonces más importantes que los experimentos y los griegos eran considerados prodigios de sabiduría, de modo que aun algunos de los que vieron el experimento dedujeron que como Aristóteles no podía haberse equivocado se habían equivocado los cuerpos al caer.

• Historia de la Ciencia.

Los pueblos antiguos vivían en un mundo poblado por dioses y espíritus, a los cuales se les adjudicaba todo lo que ocurría.

Para curar a los enfermos se ofrendaban sacrificios a los dioses.

Se pensaba que el Sol era movido por una divinidad y la Luna por otra y que las estrellas eran lámparas colgadas de un gran techo: el cielo.

Creían que la Tierra era plana, y que un caminante, aproximándose a su borde, podía caer en el vacío.

Hoy llamamos mitos a estas creencias primitivas y las leemos como historias ingenuas o cuentos de magia.

Hoy tratamos de obtener las explicaciones de las cosas no de mitos o supersticiones que carecen ae comprobación, sino de las verdades de la ciencia.

En sus orígenes, no obstante, la ciencia se ha laba mezclada con los mitos que, a medida que avanzaron sus descubrimientos y que éstos se constituyeron en crítica de la misma, fue descartando.

Así por ejemplo, la alquimia o ciencia de los hechiceros precedió y dio origen a la química actual; y la astrología o ciencia de la adivinación del porvenir por el movimiento de los astros precedió también a la astronomía.

Alquimistas Medievales
Alquimistas Medievales

Paralelamente al conjunto de conocimientos empíricos de orden especulativo que mezclados a supersticiones religiosas formaban la magia, se desarrolló un conjunto de conocimientos de orden práctico que formaron técnicas rudimentarias que ayudaban al hombre a resolver problemas relacionados con sus necesidades materiales.

Pero la historia de la ciencia ha comenzado no con las primeras artes de la agricultura o con la elaboración de los metales, lo que indudablemente no encierra ningún principio científico, sino con el descubrimiento de pesas y medidas.

Los instrumentos de medición permitirían estudiar las relaciones abstractas que originarían la geometría.

Geometría significa en griego medida de la tierra.

El origen de la geometría debe, pues, buscarse en las necesidades prácticas.

Los egipcios, por ejemplo, deben de haber desarrollado su sistema de medidas a causa de que las inundaciones del Nilo borraban los límites de los campos y provocaban enojosas discusiones entre los propietarios.

Elementos prácticos y elementos científicos estaban muy confundidos en estas épocas primitivas.

Es difícil imaginar hasta qué punto estaban entremezcladas en la antigua Babilonia la astrología y la astronomía.

La astrología parte de fines aparentemente prácticos, conocer y guiar el destino del hombre, y la astronomía es, en cambio, eminentemente científica.

Esta última se había desarrollado hasta tal grado que los astrónomos babilonios eran capaces de predecir con toda exactitud los eclipses de Luna.

Atrónomos de Babilonia
Atrónomos de Babilonia

Pero, sin embargo, es posible que este conocimiento hubiera sido desarrollado para satisfacer exigencias de la astrología.

Aún en nuestra época, muchas investigaciones científicas tienen su origen en necesidades prácticas, como por ejemplo las investigaciones sobre las leyes de la herencia, con el fin de lograr especies de cereales más fuertes y resistentes.

Urgidos por necesidades prácticas, los egipcios desarrollaron toda una geometría y eran capaces de calcular el área del triángulo, del rectángulo y del trapezoide.

El primer geómetra totalmente teórico parece haber sido el griego Thales de Mileto.

Es, en efecto, en Grecia, donde la razón aparece venerada por primera vez como una potencia capaz de escudriñar y comprender los misterios del universo.

La tendencia del pueblo griego a interpretar el mundo como una unidad tiene su origen en este mismo culto a la razón.

Deseábase descubrir el principio general de todas las cosas.

Tales opinaba que este elemento era el agua.

Anaxímenes, el aire; Heráclito, el fuego.

Naturalmente estas teorías estaban envueltas en ideas religiosas.

Era difícil separar las teorías científicas de las creencias en los dioses, y cuando Anaxágoras se atrevió a decir que el Sol era más grande que el Peloponeso fue combatido y perseguido como lo serían luego algunos sabios del Renacimiento.

Esa mezcla de ideas religiosas y científicas es aún más evidente en otro griego, Pitágoras.

El universo, según él, se rige por leyes numéricas, lo que aparentemente es una idea muy moderna; pero los números de Pitágoras están dotados de propiedades verdaderamente mágicas, arbitrariamente supuestas, es decir sin ninguna relación con la realidad.

Ideas también aparentemente modernas, pero confusas y sin base experimental, son las de Demócrito sobre los átomos y la constitución de la materia.

La materia, afirmaba Demócrito, no es un todo compacto, pues si no no sería posible introducir un cuchillo en la madera, por ejemplo.

Debe, pues, estar formada por elementos separables.

A estos elementos Demócrito los imaginó diminutos y los llamó átomos.

Naturalmente, su teoría era completamente hipotética, pues ninguna comprobación experimental era entonces posible.

En realidad, era tan grande la creencia de los griegos en los poderes omnímodos de la razón que los experimentos, creían, no podían añadir nada a los descubrimientos hechos por ella.

Si la casi totalidad de las ideas científicas de Aristóteles han dejado de tener valor, el motivo es sólo éste: la edificación de teorías arbitrarias, sin verificación experimental.

En las ciencias naturales estuvo, aparentemente, más acertado.

Como en estas ciencias era inevitable atenerse a la observación y a la práctica, las consecuencias teóricas no eran tan erróneas.

Así se ha podido ver que algunos biólogos contemporáneos sostienen aún ideas parecidas a las del filósofo griego en lo referente al origen de la vida.

Sin embargo, esas teorías no son experimentales.

Como aún no se ha descubierto el principio que anima a los seres vivos, es posible enunciar teorías completamente hipotéticas sobre ellos.

Pero, en general, en todos aquellos órdenes donde se han hecho comprobaciones experimentales, las teorías griegas sobre la naturaleza han resultado inadecuadas.

El médico griego Hipócrates, que vivió en el siglo v antes de Jesucristo, se atuvo muchas veces a los fines prácticos (la cura de la enfermedad) y por ese mismo motivo algunos de sus principios tienen aún hoy cierta validez.

En general, la historia de la ciencia revela un acrecentamiento de la experimentación y una mayor generalización matemática de ella.

En ese sentido la ciencia moderna comienza realmente en el Renacimiento.

Así, Leonardo de Vinci, atraído por el redescubrimiento renacentista de la naturaleza, estudió la casi totalidad de los fenómenos físicos.

Leonardo Da Vinci y la ciencia experimental
Leonardo Da Vinci

A él se deben los primeros estudios sobre el plano inclinado, la polea, la velocidad del sonido y la posibilidad del vuelo mecánico.

Se juzga, sin embargo, a Galileo el verdadero fundador de la ciencia, pues él fue el primero que intentó dar a la experimentación un carácter racional.

Para Galileo la naturaleza era de orden geométrico, de modo que experimentación y razón debían unirse.

La ciencia contemporánea no cree ya que el fundamento de la ciencia sea la geometría sino la matemática; pero la primera aproximación a esta idea se debe a Galileo.

Después de él, la experimentación comienza a practicarse asiduamente.

Galeno había practicado la disección de cadáveres de monos y Vesalio dio un paso adelante atreviéndose a estudiar cadáveres de hombres.

Con métodos similares descubrirá Harvey la circulación de la sangre.

Para lograr una mayor eficacia en la experimentación se crean los laboratorios, lugares especialmente destinados al estudio de los fenómenos científicos.

Los descubrimientos se suceden entonces con rapidez.

La química de los elementos, ciencia creada por Lavoisier, aparece en los laboratorios.

avoisier , Padre de la Química Moderna
Lavoisier , Padre de la Química Moderna

Al mismo tiempo se sistematiza y se clasifican los objetos del mundo natural.

Linneo y Buffon hablan por primera vez de especies animales y vegetales; Cuvier crea toda una lógica de la estructura anatómica que hace posible la reconstrucción de los grandes fósiles.

Linneo, Naturalista
Linneo, Naturalista

De estudios comparativos similares se derivarán las teorías de Lamarck y Darwin sobre evolución.

Charles Darwin: Teoria de la Evolución
Charles Darwin: Teoria de la Evolución

El magnetismo, que había sido considerado hasta entonces como mero entretenimiento o curiosidad, es examinado atentamente en los laboratorios.

De estas investigaciones surgirá toda la física contemporánea.

Preocupa sobre todo encontrar la afinidad entre electricidad y magnetismo.

Después de varios años de labor, Faraday logra probar esa afinidad de un modo concluyente, al obtener electricidad de un cuerpo magnético.

Faraday, Científico dedicado al estudio del electromagnetismo
Faraday, Científico dedicado al estudio del electromagnetismo

Su teoría del campo electromagnético servirá luego a Albert Einstein para modificar las ideas de Newton sobre la gravitación.

1905: Año Maravilloso Trabajos y Descubrimientos de Einstein - BIOGRAFÍAS e  HISTORIA UNIVERSAL,ARGENTINA y de la CIENCIA
Albert Einstein

Otro descubrimiento también esencial para la física nacería de este afán de indagación; el átomo.

Las ideas de Lavoisier sobre los ele lientos, según él de peso indefinido e invariable, sirven como base para estudiar los procesos de la energía y de la transformación de los cuerpos.

Así Planck y Bohr descubren la naturaleza del átomo.

Junto con estos descubrimientos aparece una nueva faz del universo, su aspecto matemático.

En cierto sentido se invierte el proceso clásico de investigación.

No se parte del experimento; de él se espera que confirme las teorías matemáticas.

La teoría de la gravitación de Einstein es un ejemplo; fue demostrada experimentalmente cuatro años después de ser enunciada.

Muchos otros ejemplos hay en la ciencia contemporánea de teorías que anteceden a la demostración práctica.

Durante mucho tiempo se habló de la identificación entre masa y energía. Según un físico, la masa era energía congelada y la energía masa fluida.

La bomba atómica comprobó esta teoría.

• Clasificación de las Ciencias.

Se ha intentado clasificar las ciencias de muy diverso modo; en realidad ninguna clasificación de esta naturaleza puede entenderse como definitivamente válida.

Estará siempre sujeta a los progresos y variaciones del pensamiento científico, que une a veces dos ciencias antes consideradas disciplinas casi opuestas (así la física y la matemática) o hace aparecer un nuevo mundo de objetos que no estaba clasificado previamente (los genes, factores de la herencia, por ejemplo).

Cuanto más general sea una clasificación mayor será su validez, pero su exactitud en cambio resultará perjudicada.

La primera clasificación de cierto valor es la de Francis Bacon, en el siglo XVIII, que divide las ciencias según las facultades humanas que deben estudiarlas.

La Importancia de la Educacion Segun Bacon Francis - BIOGRAFÍAS e HISTORIA  UNIVERSAL,ARGENTINA y de la CIENCIA
Francis Bacon

Bacon notó la existencia de tres regiones mentales: memoria (que estudia la historia), imaginación (la poesía) y razón (la filosofía y las ciencias).

Esta clasificación fue ampliamente difundida por los enciclopedistas franceses y a ellos quizá deba su popularidad; pero por la misma época Hobbes ensayaba otro tipo de clasificación, algo más moderno.

Distinguía este filósofo entre el conocimiento basado en los sentidos y la memoria, y el racional, propiamente científico.

Una clasificación muy original es la del filósofo positivista francés Augusto Comte, que ordena las ciencias de este modo: matemática, astronomía, física, química, biología y sociología.

Este orden, según su creador, sería lógico (cada ciencia depende de la anterior) e histórico (el orden de la clasificación es también el orden en que estas ciencias aparecieron en la historia).

La sociología es la ciencia más nueva y a la vez la más compleja, pues necesita del concurso de todas las demás.

Las clasificaciones más comunes y usuales son las que tienen en cuenta los distintos objetos que estudian las ciencias.

Así, la ciencia de los animales es la zoología, la de las plantas la botánica, la de los hombres la antropología, la de la materia la física, etc.

Una división reciente, generalizada por filósofos alemanes, sostiene la existencia de dos únicos grupos: las ciencias naturales (física, biología, psicología, etc.), y las culturales (historia de la civilización, del arte, etc.).

• Ciencia y Técnica.

Una clasificación muy popular, pero algo discutible, es la que divide las ciencias en puras y aplicadas.

Las llamadas ciencias aplicadas no son a veces más que las técnicas quo aprovechan ciertos conocimientos científicos para su propio desarrollo y beneficio.

Sin embargo, es difícil distinguir entre ciencias puras y aplicadas cuando las técnicas son muy precisas y complejas.

Por ejemplo, de la física matemática pura y sus teorías del átomo se derivó la bomba atómica; pero la preparación de esta bomba requirió continuar el estudio de la desintegración de la materia, lo que seguramente no puede ser llamado un problema de ciencia aplicada.

Historia del Lanzamiento Bomba Atomica en Hiroshima - BIOGRAFÍAS e HISTORIA  UNIVERSAL,ARGENTINA y de la CIENCIA
Bomba Atómica

Hay sin duda una relación entre la ciencia y la técnica, y hasta una relativa dependencia mutua.

Los físicos actuales no hubieran logrado muchos de sus descubrimientos sin el auxilio de la técnica.

Las primeras técnicas deben de haberse empleado en la conservación del fuego, los cultivos agrícolas y la elaboración de los metales.

Pero la técnica moderna, es decir, la aplicación de conocimientos estrictamente científicos, comenzó a finés del siglo XVIII.

Ciertos inventos de entonces, como el uso del vapor para la locomoción, no son verdaderas técnicas científicas, sino la aplicación ingeniosa de hechos al alcance de la observación común.

Se dice que Watt inventó la máquina de vapor inspirado en el humo que salía de una tetera.

En cambio el uso de la electricidad o de los abonos químicos no podía haber sido previsto por nadie que no hubiese dedicado su vida a la ciencia.

La técnica utiliza casi siempre elementos teóricos o que han sido concebidos sin tener en cuenta su interés práctico.

Faraday estudió el campo electromagnético sin pensar en la telegrafía sin hilos que sería su consecuencia práctica más inmediata; Planck y Bohr nunca imaginaron que sus estudios sobre la naturaleza del átomo serían utilizados alguna vez como métodos guerreros; los estudios de Mendel no pretendían revolucionar la agricultura.

Biografia de Max Planck: Científico Creador de la Teoría Cuántica -  BIOGRAFÍAS e HISTORIA UNIVERSAL,ARGENTINA y de la CIENCIA
Planck, Físico de la Ciencia Cuántina

El progreso de la ciencia trae aparejado el progreso de la técnica.

La vida humana está en este sentido profundamente influida por el desarrollo científico.

Algunos combaten ese progreso, del mismo modo que el filósofo chino Lao-tse combatía la construcción de puentes y caminos como artificios que podían destruir la originalidad de la vida humana.

Historia del Taoismo y Vida de Lao Tse, Filosofo Chino - BIOGRAFÍAS e  HISTORIA UNIVERSAL,ARGENTINA y de la CIENCIA
El Taoísmo en China

Es indudable que el uso indebido de la técnica, puede provocar muchos males.

De nada serviría!, al hombre inventos como la televisión, los aviones supersónicos, el radar, etc., si en vez de ser utilizados en su beneficio material y cultural, son usados para su destrucción.

El problema de un mal uso excesivo de la técnica en la vida humana ha preocupado a muchos hombres de nuestro tiempo.

Léanse los libros de H. G. Wells, de Bertrand Russell, de Aldous Huxley.

En una novela del escritor inglés Samuel Butler el viajero que llega a un desconocido país advierte que allí las máquinas están en los museos o abandonadas en el campo como restos de animales antediluvianos.

Las ciencias que se enseñan en ese país son especulaciones arbitrarias y completamente inútiles.

Ese pueblo ha destruido las máquinas como único medio de librarse de los peligros de la técnica.

El uso más humano de la técnica ha de otorgar indudables beneficios prácticos.

Ya gracias a la ciencia el término medio de la vida humana que era de 30 años en la Edad Media es ahora de 70.

Es posible hoy fabricar artificialmente muchos productos naturales, como el caucho y la seda y no es de temer el agotamiento de ciertas materias primas.

Ciertos productos esenciales para la vida del hombre, como las vitaminas, pueden producirse en los laboratorios.

La rapidez de los medios de comunicación contribuirán algún día a un mayor acercamiento entre los hombres.

Fuente Consultada: Enciclopedia Ilustrada Cumbre Tomo V – Entrada: Ciencia – Editorial CUMBRE S.A.

Temas Relacionados:
Las Ciencias en Grecia Antigua:Cientificos Griegos
Orígenes de la Ciencia Moderna y La Filosofía Renacentista
Desarrollo de la Ciencia en Argentina:Primera Universidad Cientifica
La Ciencia en la Edad Moderna-La Revolucion Cientifica y Teorias
La Ciencia Árabe Medieval: Logros Cientificos del Islam Resumen
Los cientificos del siglo XIX:Descubrimientos y Avances de la ciencia
Las ciencias en Roma Cientificos Romanos Historia de la Ciencia
La Gran Ciencia: Los Grandes Proyectos Cientificos del Mundo
La Ciencia en el Siglo XVIII :Descubrimientos y Cientificos
La Era Capitalista El Desarrollo De La Ciencia e Inventos En Europa

Enlace Externo:• Museo de Historia de la Ciencia

La Historia del Mundo en Imágenes


Entradas Relacionadas Al Tema


------------- 000 -----------

imagen-index

------------- 000 -----------