Qué es el desarrollismo? Conceptos del Desarrollismo Definicion Frondizi





Haz Clic y Arrastra: Dos Veces "El"


¿Qué es el desarrollismo? Conceptos-Frondizi

Conceptos de sociopolitca, el separatismo

CONCEPTO DESARROLLISMO: Políticas económicas aplicadas en varios países de América latina por gobiernos de diversos signos políticos que procuraron enfrentar los problemas del atraso, el estancamiento y la insuficiencia de las economías de la región, a través de la industrialización tendiente a lograr la autosustentación económica.

Ante la ausencia de un plan de asistencia económica y frente a la necesidad de inversiones, para resolver los problemas de desarrollo se recurrió a capitales privados extranjeros.

Juscelino Kubitschek en Brasil y Arturo Frondizi en la Argentina atrajeron con éxito inversiones externas privadas en un nivel no alcanzado hasta entonces. Se radicaron industrias automotrices, eléctricas, químicas y de bienes de capital, en el caso del Brasil; y también de explotación petrolera en la Argentina.

El resultado de la aplicación de estas políticas económicas fue el establecimiento del capital privado extranjero en la estructura productiva interna y un endeudamiento creciente.

En 1961, por el temor de que el ejemplo de la revolución cubana se extendiera al resto de América latina, Estados Unidos propuso la Alianza para el Progreso: una década de desarrollo económico planificado y de reforma social en la región, para lo cual ese país colaboraría con veinte mil millones de dólares en ese período, destinados a créditos de largo plazo y baja amortización.

El plan fracasó debido a la escasa fluidez de los empréstitos, a la inestabilidad política de la región y al asesinato del presidente John Fitzgerald Kennedy, su férreo defensor.

La tendencia planteada por EE.UU. se afianzó en los años siguientes: la inversión privada norteamericana directa aumentó, y con ella, el endeudamiento externo latinoamericano. Los créditos públicos fueron usados en su mayoría para cubrir los servicios de la deuda con lo cual se acentuó el desequilibrio de la balanza comercial de los países latinoamericanos a favor de EE. UU.

GOBIERNO DESARROLLISTA DE FRONDIZI EN ARGENTINA
El siguiente es un mensaje radial de Arturo Frondizi, dirigido al pueblo de la República Argentina el 9 de febrero de 1957.
“[…] Queremos gobernar para realizar ese programa destinado a los veinte millones de argentinos. He aquí sus proposiciones fundamentales:

1° Lograr el reencuentro de todos los argentinos y restablecer la paz interior para que no haya odio ni miedo y para que dejemos de perseguirnos los unos a los otros. […]

4° Promover una economía de abundancia, afirmada en la integración del agro, la minería y la industria, en la explotación intensiva y racional de todos los recursos naturales y en la consolidación y los cambios por organismos de la Nación. […]

6° Orientar el comercio exterior en exclusivo beneficio del país, para sostener nuestra balanza de pagos y aumentar nuestras reservas en metálico y divisas, mediante la defensa de los precios de nuestras exportaciones y el ordenamiento de la importación. […]

8° Facilitar el acceso del pueblo a la cultura, a la educación y a la capacitación técnica y promover la formación de investigadores, técnicos y profesionales que permitan colocar al país en el alto nivel de las naciones más adelantadas del mundo. […]



Anuncio Publicitario


10° Fortalecer las organizaciones del trabajo y de la producción, asegurando la existencia de una sola Central Obrera, la libertad sindical y el derecho de huelga.”

Fuente Consultada: Diccionario de los Movimientos del Siglo XX

AMPLIACIÓN SOBRE EL DESARROLLISMO: Muy cercano al «New Deal», al «Estado de Bienestar» y a las teorías de Keynes encontramos una corriente ideológica que podemos denominar «desarrollismo». Básicamente consiste en un capitalismo tutelado por el Estado.

Como decía ya Von Justi en «Las compañías contribuyen mucho a hacer florecer el comercio, pero el Ministerio debe velar sobre ellas atendido que su caída da muy a menudo al Estado golpes mortales.»

El analista político argentino Mariano Grondona lo define en estos términos: “El Estado, lejos de ser neutral […] se propone impulsar el liberalismo a través de la gestión de la burocracia. Esta no busca abrogar el capitalismo sino crearlo, promoverlo, disciplinarlo, y eventualmente se irá retirando a un segundo plano a medida que los capitalistas empiecen a florecer» […] un país que concentra sus recursos humanos, sus talentos y sus recursos económicos en ciertos sectores productivos deliberadamente escogidos, al margen de que en ellos tenga o no ventajas comparativas. A partir de un sistema de decisiones flexibles, dispuesto a aprovechar los múltiples «nichos» o brechas que existen en el mercado mundial, la Nación habrá de concentrarse en determinadas áreas económicas que juzga prioritarias”.

Para lograr esos objetivos el Estado ejerce una fuerte protección aduanera tratando de «sustituir importaciones» por productos nacionales. No se consideran demasiado las ventajas comparativas, ni la eficiencia o la competitividad de las industrias, ya que se supone que ayudando a su crecimiento con créditos a tasas de interés muy bajas, subsidios y exenciones impositivas, el Estado puede estimular industrias que luego serán competitivas.

Jean Tinbergen defendía los subsidios a las empresas en éstos términos: «es de general interés el apoyo, en sus primeras etapas, a las industrias que serán rentables una vez en marcha. Tal como ya hemos dicho, los subsidios a tanto alzado son teóricamente el mejor tipo de ayuda, puesto que no falsifican las decisiones marginales de productores y consumidores. Dicho de otra manera, es mejor mantener los precios a un nivel competitivo y subvencionar a los productores, que protegerlos mediante una tasa a la importación que afecte el precio pagado por los consumidores.» “

Otro de los temas de conflicto entre liberales y «desarrollistas» es el referido a la inflación. La inflación es resultado del déficit de las cuentas públicas. El Estado que gasta más de lo que recauda se ve obligado a emitir más moneda. Para los desarrollistas una inflación alta pero controlada es ideal ya que por un lado permite al Estado contar con más recursos para subsidiar a las empresas y estimular el gasto, y por otro lado la continua alza de los precios hace que la gente se apure por gastar su dinero. Los liberales ortodoxos, en cambio, ven la inflación con un cáncer social que destruye el sistema de precios, impide el ahorro y la inversión, se vuelve incontrolable y puede desembocar en la hiperinflación, uno de los colapsos económicos más trágicos de una economía.

El desarrollismo, muy extendido en todo el mundo subdesarrollado, tuvo resultados muy desiguales, triunfó en Corea del Sur y fracasó en América Latina.

Los liberales critican al desarrollismo en estos términos: «Barreras aduaneras, licencias previas de importación y exportación, control de precios y de cambios, subsidios, toda clase de trámites, papeleos y regulaciones contribuyeron en América Latina al crecimiento del Estado ampliando de manera tentacular, asfixiante, sus funciones y atribuciones. ¿Con qué resultado? ¿Nos abrió realmente el camino haciael desarrollo y la modernidad?.

Todo lo contrario. La «tramitología», en vez de estimular la producción y favorecer la creación de riqueza, la desalentó. Al dar al funcionario un poder omnímodo sobre el empresario, generó un delictuoso tráfico de influencias y al final del camino, sea para obtener prebendas -las típicas prebendas del mercantilismc origen de riqueza mal habida-, o para obviar un laberinto de trabas, floreció la corrupción.

Para los marxistas, obviamente, el desarrollismo no es más que una herramienta ce los grupos empresarios para obtener recursos del Estado que se obtienen de los impuestos que todos deben pagar, es, coherentemente con el pensamiento de su fundador, una nueva acción del Estado burgués en defensa de los intereses comunes de su clase.

Fuente Consultada: Las Ideología del Siglo  XXI – Ignacio Massun Editorial Métodos

 




OTROS TEMAS EN ESTE SITIO



Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *