The Beatles Historia del Grupo Biografia Banda de Rock Internacional



The Beatles Historia Biográfica del Grupo

The Beatles:

Transcurrían los sombríos comienzos de la década del cincuenta y en Inglaterra se experimentaba el dolor y la pobreza de una nación que se recuperaba lentamente de la Segunda Guerra Mundial. Después de aquello, la mayoría de los ciudadanos adultos se sentían golpeados por la desesperanza y la tristeza que siempre provocan los conflictos armados que arrasan con la vida de millones.

En medio de este contexto, los jóvenes intentaban buscar un medio para expresar sus sentimientos al respecto. Precisamente, en la bella ciudad de Liverpool, cuatro jóvenes hallaron en lo musical lo que buscaban, y decidieron con total determinación seguir ese camino, llevando su música a las calles silenciosas de aquella emblemática urbe.

The Beatles Historia del Grupo Biografia Banda de Rock Internacional

El grupo estaba integrado por cuatro jóvenes compositores y ejecutantes de sus singulares temas: George Harrison (1943-2001), guitarra; Paul McCartney (1942), bajo y voz; John Lennon (1940-1980), segunda guitarra y voz; y Ringo Starr (1940), batería. Tanto fue el éxito obtenido por el «Cuarteto de Liverpool» que llega a formar un imperio comercial; no sólo con la venta de sus discos, sino también con el diseño de modas, libros y películas cinematográficas. En 1962 lanzan su primer single, Love me do. Un año después, Piense, please; Help y She lovesyou también ingresan entre las canciones preferidas.

Si bien para 1963, año en que grabaron su primer demo, The Beatles eran un grupo totalmente desconocido, lo cierto es que tan sólo dos años después se convirtieron en la agrupación musical más famosa del planeta.

En sus comienzos, la banda contaba con una formación integrada por John Lennon, Paul McCartney, George Harrison y el baterista Pete Best, que luego fue reemplazado por Stuart Sutcliffe, que lamentablemente murió de forma trágica cuando sólo tenía 22 años. Luego llegaría Ringo Star, y así la formación clásica de The Beatles quedaría constituida para siempre.

Pero por supuesto que en la historia de la banda hubo un descubridor de talentos, el famoso Brian Epstein, que tuvo la oportunidad de verlos tocar en The Cavern en el año 1961. Poco tiempo después se convirtió en el manager del grupo, y el verdadero creador de la imagen de la banda.

Epstein les consiguió un sinfín de audiciones, pero lo cierto es que los productores no estaban interesados en ellos, hasta que finalmente lograron firmar con Parlophone Records, contrato que es conocido como el más tacaño de la historia.

No debió pasar mucho tiempo para que surgiera la llamada Beatlemanía, que conquistó a millones de jóvenes en todo el mundo, incluso en el entonces cerrado mercado de los Estados Unidos, donde lograron ser uno de los espectáculos centrales de una de las emisiones del conocido ciclo del Show de Ed Sullivan.

A partir de aquel momento, el mundo entero fue testigo de la locura absoluta que provocaban las actuaciones de The Beatles, donde los jóvenes espectadores dejaban a la vista sus más profundas emociones desenfrenadas, algo como nunca se había visto.



Con el final de la década del sesenta llegaría también un cambio profundo en la banda, tanto en lo que respecta a su apariencia, como así también a sus composiciones. Aquel fue un período en que los cuatro de Liverpool comenzaron a escribir sus canciones bajo la constante guía de George Martin, produciendo una transición en la música que afectaría a todo el mercado musical del mundo, y en este contexto, The Beatles eran los reyes.

Para 1966, la banda comenzaría a recorrer un camino más ligado a lo esotérico, en el que reinaban los gurús espirituales, el amor libre y las drogas, cambiando abruptamente su imagen. Eran parte del llamado movimiento “Flower Power”, que se extendía por todo el planeta intentando sembrar un mundo de paz y armonía, regado por supuesto por todo tipo de drogas experimentales.

Aquello influyó notablemente en las composiciones musicales de la agrupación, aspecto que se evidenció en el álbum “Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club” y en el filme surrealista “Yellow Submarine”,  muy alejado a lo que habían sido las películas “A Hard Day’s Night” de 1964 y “Help” de 1965, que tenían a The Beatles y su música como protagonistas centrales.

Para principios de la década del setenta, The Beatles eran absolutamente famosos en todo el mundo, al mismo tiempo que generó una nueva era en cuanto a la concepción no sólo musical sino también empresarial. Fue en esa época que la banda decidió fundar la compañía Apple Corps compuesta por cinco divisiones: creativa, discos, películas y artes escénicas.

Pero en 1971 se anunció la separación de la banda, para lo que se realizó una despedida especial, con un concierto sorpresa que el grupo improvisó en la terraza de los estudios Abbey Road. A partir de allí, cada uno de ellos siguió su propio camino.

Las hipótesis de las causas de la separación fueron muchas y variadas, pero lo cierto es que durante los últimos tiempos en que The Beatles se mantuvieron unidos habían comenzado a experimentar inevitables diferencias artísticas y peleas, que cada vez se hacían más frecuentes en el grupo, lo que finalmente culminó con la disolución de The Beatles.

Hoy, a pesar de la muerte de John Lennon y George Harrison, los cuatro de Liverpool continúan siendo una leyenda que ha logrado trascender en el tiempo, más allá de los cambios de la moda y los gustos de la gente. En definitiva, para toda la eternidad las canciones de The Beatles continuarán siendo clásicos, incluso después del fin de todos los tiempos.

Apenas comenzó la fama comenzaron las biografías. No bastaba con verlos cantar o reírse de la reina. Para sorpresa de muchos, estos genios revolucionarios eran «unos cualquiera», provenían de familias proletarias, de una ciudad marítima oprimida, no tenían ninguna educación especializada, era maledu-cados, autodidactas, algo incapaces y torpes. Sin poseer la fuerza sexual de Elvis, ni la violencia de Jagger, sin embargo, con sus cortes de pelo afeminados y sus trajes de señoritos del coro, fueron los más subversivos. Ellos modificaron el curso de la historia de la música mientras instalaron la idea de que el sueño era posible. El equipo de autores formado por Lennon y Paul McCartney escribió más canciones de éxito que cualquiera de los compositores modernos y en los casi 10 años que estuvieron juntos el grupo vendió más de 250 millones de discos. «Cuando la gente pida recrear el ánimo de los 60, sólo deberá tocar música de Los Beades», declaró Aaron Copian, el famoso compositor norteamericano.

PARA SABER MAS….
HISTORIA DE LOS BEATLES:
QUIENES ERAN SUS INTEGRANTES:

John Lennon había nacido durante un bombardeo de la Segunda Guerra Mundial, el 9 de octubre de 1940, en la ciudad de Liverpool. Como eran años de patriotismo, lo bautizaron como John Winston. Sin embargo, con un padre aventurero y bueno para la bebida, lo crió una tía solterona, hermana de su madre.



JONH LENNON

Asistía al Quarry Bank School como otros muchachos hijos de obreros: «Era el rey de mi grupo -señalaría años después-. Sabía un montón de chistes picantes desde muy chico y por eso me respetaban mucho.

Era agresivo porque quería ser popular. Quería ser el jefe. Nos gustaba robar en las tiendas y bajarles los calzones a las chicas.

Los padres de mis amigos me odiaban. Siempre les decían a sus hijos que no se juntaran conmigo. Y me temían con razón: hice lo posible por destruir los ‘hogares constituidos de mis amigos.

Quizás en parte por envidia, porque yo no tenía lo que se llama un hogar… En realidad, no sabía lo que quería ser cuando grande, salvo millonario excéntrico. Pensaba casarme con una millonaria, porque me parecía el único camino. Tenía que llegar a ser millonario. Si no podía hacerlo honradamente, lo haría de otra manera. Pero era demasiado cobarde para ser ladrón».

Era, sin duda, un muchacho inadaptado y agresivo y a pesar de que vivía con su tía Mimi, buscó a su madre, quien le compró una guitarra e intentó enseñarle lo poco que sabía de música. Madre e hijo se atraían por su anárquico sentido de la vida.

La tía Mimi señalaría: «Su madre lo alentaba en todo. Ella fue la oveja descarriada de la familia y quería que su hijo saliera igual».

Paul McCartney.

Cerca de los 15 años, John Lennon comenzó a interesarse más fuertemente por la música popular hasta el extremo de formar un grupo: «The Quarrymen», lo que, como ya hemos señalado, no era ninguna novedad en la época. Influenciados por los rocks de Bill Halley, John y su amigo Pete Shotton cambiaban constantemente de compañeros de música debido al carácter arisco y autoritario de Lennon. Así y todo, se divertían tocando música en fiestas populares, parroquiales y matrimonios.

El 15 de junio de 1956, Pete llevó al conjunto a un amigo que venía de otro colegio. Era zurdo y quería convertirse también en músico. Se llamaba Paul McCartney. » Aquel día -señalaría Lennon más tarde-, el día que conocí a Paul McCartney, fue cuando realmente empezó todo».



LOS «SILVER BEATLES» NO TENÍAN BATERISTA Paul McCartney había nacido el I8 de junio de 1942 en un hogar mejor establecido que el de Lennon. Su padre era representante de una fábrica de algodón y mandó a sus tres hijos hombres al colegio de la ciudad, el Liverpool Institute.

En 1956, perdió a su madre, quien murió víctima del cáncer. También John Lennon perdió a su madre a temprana edad, en l’nH, al ser atropellada por un automóvil. Los dos muchachos, sin embargo, parecían tener destinos muy diferentes. Paul escribía canciones dulces que gustaran a las chicas, mientras John prefería practicar con textos cercanos al surrealismo, en donde se filtraban frases de doble sentido.

Pese a que los dos cultivaban el estilo llamado «Teddy Boys» (es decir, pantalones muy estrechos, chaqueta blanca y larga, pelo largo engominado peinado para atrás), Paul se las ingeniaba para seguir pareciendo un «buen chico» delante de su familia, mientras John seguía siendo un pésimo alumno, arisco y camorrero.

Un profesor que le vio ciertas aptitudes para el dibujo, lo hizo entrar al Art College (Escuela de Artes y Oficios), pero, en realidad, para John Lennon, la enseñanza sólo era una forma hábil de atrasar su ingreso al oscuro mundo del trabajo proletario, del cual quería huir a cualquier precio.

elogios importantes para la mujer

George Harrison

Los «Quarrymen» tenían un tercer guitarrista. Se llamaba George Harrison, había nacido el 25 de febrero de 1943, e iba al mismo colegio que Paul McCartney. De origen también modesto, su padre era chofer de autobús y militante sindical.

En 1958, el conjunto se alejaba del período skiffle e ingresaba de lleno al rock. Sin embargo, debido al mal genio de su conductor, John Lennon, el conjunto cojeaba en la sección rítmica, por falta de un baterista. Ya comenzaban a alejarse del estilo «Teddy Boys» y asumían el estilo «Cow-boys» (vaqueros) con botas, jeans y camisas a cuadros.

En ese período, John y Paul comenzaron a trabajar juntos en sus canciones. Alain Dister,estudioso de su vida y su obra, dice: «En aquella época escribieron más de un centenar, de las cuales muy pocas se conservaron. La mayor parte de ellas no se conocerán jamás, pues Jane Asher, cuando vivía con Paul, las tiró un día por equivocación al cubo de la basura mientras arreglaba la casa. Aquellas canciones ya estaban firmadas Lennon-McCartney.

Sus autores utilizaban una técnica especial para escribirlas, técnica que siguieron empleando durante casi todo el tiempo en que trabajaron juntos. Cuando alguno de los dos tenía una idea, la escribía en un trozo de papel. Luego, a partir de ahí, frase tras frase, construían un pequeño texto siguiendo un método que llamaban ‘prueba y terror».

El espíritu con el que John redactaba sus cuadernos cuando era más joven, intervenía en el proceso de la composición: humor un poco absurdo, juegos de palabras, deformación voluntaria de las sílabas para dar a una misma palabra dos o tres sentidos distintos». Pero la cosa no andaba, ya que en Liverpool, todo el mundo tocaba en orquestas.

Tuvieron la oportunidad de actuar en Manchester y para ello cambiaron su nombre por el de «Johnny and The Moondogs«, partiendo de la base que cada conjunto debía llevar el nombre de su líder, y Lennon era el líder del conjunto. Tampoco le gustó ese nombre al rebelde guitarrista, entonces pensó en Buddy Holly y sus «Crickets«, ¿Crickets no sería un buen nombre en Inglaterra? No. Mejor aún «beetle» (escarabajo), ya que el «beat» estaba de moda. Después de lodo, a él le encantaban los juegos de palabras. Así, pues, de «beetles«, pasaron a «Silver Beatles«… pero seguían sin baterista.

HAMBURGO
Junto a John, Paul y George, tocaba el bajo otro amigo, Stuart Sutcliffe. En agosto de 1960, le pidieron a Pete Best que se uniera a ellos en la batería, pues estaban decididos a dejar Liverpool por un tiempo, para ir a Hamburgo, si es que sus pudres los dejaban. Pese a la mala fama que tenía entonces la ciudad alemana, lograron convencer a sus progenitores, partiendo a Hamburgo en una vieja furgoneta.

Cuenta Lennon: «Al principio tuvimos una acogida muy fría, entonces el dueño del local nos dijo que teníamos que ‘hacer un show‘. Y vaya si lo hicimos. Yo salí una vez con una tapa de excusado alrededor del cuello. Teníamos un poco de miedo porque esos clubes tenían muy mala fama.

Pero decidimos creer en el mito de que Liverpool produce gente sensacional, así que comenzamos a saltar y hacer estupideces mientras cantábamos. Teníamos que tocar ocho horas diarias, siete días a la semana. Y comenzamos a llenar el local, a punta de volumen, saltos, gritos, anfetaminas y rock. Siempre les estábamos gritando cosas a los alemanes. Los llamábamos nazis y los mandábamos a buena parte. Nos vitoreaban aún más».

paginas web

Para poder mantenerse con ese fuerte ritmo de trabajo, comenzaron a tomar píldoras. Las más conocidas eran las llamadas «purple hearts«, una combinación de anfetamina con barbitúrico, de venta libre en las farmacias, con las que la muchachada de Hamburgo se mantenía en pie, bailando toda la noche. Los admiradores —fans— y especialmente, «las admiradoras», aumentaban, así como su reputación.

La gran admiradora de este período fue la fotógrafa alemana Astrid Kichener, quien, pese al desagrado que le provocaban estos oscuros conjuntos londinenses, se dejó seducir por los «Silver Beatles» y muy particularmente por Stuart Sutcliffe, el más atractivo de todos.

La primerTHE BEATLESa experiencia en Hamburgo terminó con George, de sólo diecisiete años, sin permiso de trabajo ni de residencia, de vuelta en Liverpool, seguido luego por Pete Best y Paul McCartney.

Sin embargo, al regreso, las condiciones habían cambiado favorablemente para ellos: hacia fines de 1960 fueron contratados para una serie de conciertos en el Litherland Town Hall, y allí se advirtieron los primeros síntomas de la futura «beatlemanía«: «Los resultados superaron todas las esperanzas -escribe Alain Dister-: la sala estuvo llena hasta reventar de chicos y chicas que aullaron y bailaron, participando totalmente en su actuación.

Durante varias horas seguidas, en el viejo teatro se desarrolló un verdadero motín. Los asientos fueron arrancados y las sucesivas olas que iban a estrellarse contra el escenario estuvieron a punto muchas veces de arrollar a los componentes del grupo.

Su música producía un efecto tan poderoso e inmediato, que empezaron a pensar que su pequeño paseo por Hamburgo estaba dando frutos».

BRIAN EPSTEIN: ANTES DE EL ESTÁBAMOS EN LA LUNA
Pese a la presencia de Pete Best, faltaba aún el baterista definitivo. Ringo Starr tocaba con otro conjunto demoda: «Rory Storme and The Hurricanes«. Se hacía llamar Ringo, porque en cada dedo llevaba un anillo (ring).

Ringo Starr

Le atraía la música de los «Beatles», pero aún no se había dado el encuentro directo. Detrás de su apariencia agresiva, se encontraba un hombre encantador y enfermizo: incluso había sido operado de peritonitis. Hijo de padres divorciados y modestos no conoció otro oficio que la batería desde el día en que su padrastro le regaló el instrumento musical.

En la primavera de 1961, los «Beatles» vuelven a Hamburgo, después de sus exitosas presentaciones en el club «Caver-ne» de Liverpool. Stuart Sutcliffe se había puesto de novio con la fotógrafa Astrid, quien, consciente de la vulgaridad del conjunto, decidió cambiarles su aspecto.

Experimentó, obviamente, con Stuart peinándolo con flequillo. Poco a poco, los otros integrantes del conjunto aceptaron el nuevo estilo: flequillo y pelo más bien corto. Stuart, más interesado en Astrid, hacía lentos progresos en el campo de la música, terminando por dejarle el bajo a Paul McCartney. (Stuart Sutcliffe, casado en Hamburgo con Astrid, fallecería en 1962 víctima de una hemorragia cerebral.)

¿Como eran entonces los «Beatles»? Alain Dister lo señala: «El conjunto se quedaba con dos guitarras solamente, pues George Harrison cargaba con la delicada tarea de ejecutar los solos y colocar las mejores frases. Ponía en ello toda su atención y se negaba a entrar en los juegos que los otros dos llevaban a cabo con su público.

Permanecía en su rincón intentando hacerlo lodo lo mejor posible y progresando por su lado, siguiendo la línea musical que se había fijado. John, por su parte, llevaba la línea rítmica: tenía que colocar los acordes oportunos en los momentos precisos».

Durante esa gira a Hamburgo, grabaron un disco como conjunto de acompañamiento, al servicio del cantante Tony Sheridan. Sin embargo, el productor del disco (nada menos que el director de orquesta Bert Kaempfert) pensó que el nombre de «Beatles» no tenía impacto comercial y lo cambió por el de »Beat-Brothers«. En ese álbum figuran las primeras canciones de Lennon-Harrison: «Cry for a shadow» y «My bonnie«.

Esta última, ajuicio de Alain Dister, es «incontestablemente la mejor del álbum. Todo lo que aparecería más tarde en las composiciones de los cuatro están ya ahí algo más que esbozado: las pequeñas fugas de Harrison y el ritmo «beat», muy rudimentario, pero potente, de la rítmica Lennon-McCartney».

Las canciones, grabadas en Alemania, no pasaron inadvertidas en Liverpool. Sin embargo, la gran tienda de discos «N.E.M.S.» (North End Music Stores), a cargo de Brian Epstein , no los tenía. Al comprobar que estos músicos parecían imponerse en el gusto juvenil popular, Epstein decidió conocer a los «Beatles«.

Brian Epstein era un hombre muy diferente a los «Beatles». Con sus 27 años, proveniente de una familia burguesa y judía, estaba a cargo de la tienda de música, propiedad de su familia, vestía formalmente, y tenía, sin duda, una secreta frustración ya que había querido ser actor, pero su padre se lo había impedido.

Tras escuchar al conjunto y captar —con muy buen olfato comercial- su atractiva resonancia en la juventud, Epstein decidió convertirse en el manager de los «Beatles» , algo inusual para un conjunto aún sin mayores proyecciones. En diciembre de 1961, el asunto estaba decidido: Brian Epstein se llevaría el 25% de todas las ofertas, destinando un cinco por ciento para promoción y publicidad.

La aparición de Brian Epstein en la vida artística de los «Beatles» significó la entrada a una verdadera carrera profesional. El empresario comprendió que su conjunto no llegaría a mayores mientras siguiera aferrado a sus limitadas actuaciones en Liverpool.

Así pues, John Lennon, Paul McCartney, George Harrison y Ringo Starr -los cuatro definitivos ‘ ‘Beatles» – grabaron»Love me do», que salió en octubre dé 1962, escalando inmediatamente importantes puestos en los hit-parades de las revistas especializadas. “Please, please me«, grabada en noviembre del año anterior, salió en enero de 1963 y un mes más tarde ocupaba el primer puesto en el hit-parade. Los adolescentes de toda Inglaterra comenzaron a Interesarse entonces por el conjunto.

El ascenso fue increíblemente rápido. La prensa internacional denominó a 1963 como el año de los «Beatles» y de Christine Keeler (esta última, protagonista del escándalo Profumo). Inglaterra perdía la compostura. El rock y el sexo oscurecían a Buckingham y a los guardias de la reina. ¡Por qué todo esto! ¿A quiénes representaban los ‘ ‘Beatles» ?

Sin duda, a la enorme generación nacida durante la postguerra. Esa juventud proveniente de la clase obrera y de la pequeña burguesía, sin héroes, porque los antiguos héroes de sus padres ya se habían envejecido: algunas estrellas de cine, algunos espera en la ventana, usando el rostro que guarda en un frasco junto a la puerta».

Después de la primera gira por EE.UU. , los Beatles, ya no solo les gustaron a los adolescentes, también los intelectuales se interesaron por escucharlos y disfrutar de su música,…de esta manera su carrera comenzaba un ascenso casi sin límites en todo el mundo.

ESPLENDOR Y CAÍDA: Los años 60 entraban en su segunda mitad, los «Beatles» recién avanzaban hacia sus treintenas, pero el 29 de agosto de 1966 hicieron su última aparición en público en el Cow Palace de San Francisco. Claro que eso ellos no lo sabían, porque Brian Epstein, el hombre que ayudara a darles forma como un conjunto, había muerto por una sobredosis de barbitúricos en 1967.

John Lennon y Yoko Ono

No fue fácil. Lo dice Lennon: «El día que murió Brian nos desintegramos. Fue el colapso de los ‘Beatles’. Hicimos el álbum doble y «Abbey Road» y etcétera, pero los ‘Beatles‘ ya estaban muertos. Yo tuve una relación muy estrecha con Brian durante varios años. Tenía una fe ciega en su capacidad, y nunca habríamos logrado el éxito sin su ayuda.

Lennon se había casado en 1962 con Cynthia Powell con quien tenía un hijo, Julián. En 1969, se volvió a casar, esta vez la japonesa Yoko Ono. Fue ese mismo año cuando decidió divorciarse» de los «Beatles» y comenzar una nueva vida, dedicada a su familia.

Era 1980. Habían pasado ya muchos años, desde la marea incontenible de Liverpool. Después de cinco años desde el nacimiento de su segundo hijo, John Lennon volvía a salir a la faz pública con «Doble fantasía«. Pero no habría tiempo para volver a empezar porque el 8 de diciembre lo asesinó un demente en las calles de Nueva York.

Los Beatles, ya nunca mas  podrían volver a formar su grupo,….había llegado el fin.

Fuente Consultada: Hechos Sucesos Que estremecieron Al Siglo – Tomo N°9

https://historiaybiografias.com/archivos_varios5/estrella1_bullet.png

ocio total

juegos siete diferencias
imagen truco limonimagen cazar serpienteimagen depositos acertijo


noparece

fotos

creencias

anticonceptivos

mujeres

actitudes

actitudes


puzzles


------------- 000 -----------

imagen-index

------------- 000 -----------